Trucos para ser ordenado

Ser organizado no tiene porque ser estresante o intenso: 9 hábitos diarios para ser un organizador profesional.

More From Tendencias
20 articles
Tendencia 'athleisure' o cómo la ropa deportiva ha invadido las calles
Olivia y su teoría de los dos colores
Stella Jean para Benetton

Todavía no está claro si los profesionales que organizan nacen o se hacen. Tova Weinstock, organizadora profesional, apuesta por la segunda opción y afirma que, haciendo unos pequeños cambios en el día a día, todo el mundo puede conseguir mantener una casa en orden. “Es importante ir poco a poco a la hora de organizarse, de lo contrario el proceso puede parecer desalentador y abrumador” explica Weinstock.

Publicidad

Aquí están sus nueve consejos especiales para empezar:

1. Haz la cama. Podría decirse que es la actividad más importante del día. No hay ninguna excusa para no hacerla. Promueve la productividad a lo largo del día y allanará el camino para tener un estilo de vida más organizado. Además es un placer entrar en una cama hecha al final de un día largo”.

2.  Escribe una lista de cosas por hacer. Tómate unos minutos por la mañana para anotar los objetivos del día. Tener una lista concreta te mantendrá activo durante todo el día y le dará sentido cuando hayas completado todas las tareas.

More From Tendencias
20 articles
Tendencia 'athleisure' o cómo la ropa deportiva...
Olivia y su teoría de los dos colores
Stella Jean para Benetton
Escucha lo que vistes
Sí, Zara vende zapatos cómodos

3.  Cuelga la ropa cuando te la quites. Colgar, lavar o doblar cada prenda, no dejes que caiga ninguna al suelo. La ropa descuidada puede acumularse y dar lugar a una montaña enorme.

4. Lava los platos. Un fregadero lleno de platos hará que toda la cocina se vea desordenada. Adquiere el hábito de lavar los platos al final del día o al menos dejarlos en remojo para lavarlos con mayor facilidad al día siguiente.

5.  Limpiar las superficies. La cocina y el fregadero reciben suciedad inevitablemente todos los días. Tómate un minuto para ellos antes de irte a la cama.

6. Ordena tu correo. Los buzones tienden a acumularse con facturas y tareas pendientes. Tirar inmediatamente el correo y almacenar el resto en una bandeja es importante para saber encontrarlo.

7. Deja las llaves siempre en el mismo sitio. Ya sea un gancho junto a la puerta o un cajón desastre a la entrada. Asegúrate de que las llaves tienen un destino y de que las colocas allí para no perder tiempo a la hora de irte.

8. Vacía los bolsillos y el bolso al final del día. Tómate un par de minutos para deshacerte de cualquier recibo o basura que hayas adquirido a lo largo del día. Coloca las monedas sueltas en la cartera y asegúrate de  guardar los papeles necesarios.

9. Planea el día de mañana. Antes de irte a la cama, planea mentalmente lo que vas a hacer al día siguiente y prepara lo necesario para ello. Coloca la maleta o el bolso en la puerta para no perder tiempo.

“Si tienes un día o una semana de desorganización, no te preocupes” -dice Weinstock-. “Intenta volver al orden lo más rápido posible, incluso cambiar el hábito más pequeño puede ayudar".

Vía:ELLE DECOR USA 

De: Elle Decor