Mi cocina rosa

El artista rememora su estancia en Los Ángeles con un dibujo en el que representa su zona favorita de la casa.

Vive y trabaja “donde puede”, de ahí que durante un tiempo estuviese instalado en Los Ángeles. Ahora, con esta ilustración, rinde homenaje a la casa en la que residió allí. “Estaba en North Mariposa Avenue y recuerdo la cocina pintada de rosa, invadida por esa luz que sólo tiene California, lanzando destellos en todas las direcciones: los tenedores, las sartenes, los cucharones, el colador enorme para la pasta, las cacerolas con la parte inferior requemada... Y todo esto haciendo un baile de luces”, cuenta Aitor. “En este lugar fue donde escribí mi primer libro y en aquella época se convirtió en el centro de mi pequeño universo. Había una ventana con vistas a un templo armenio y otra a la insignia de Hollywood y a todas las cosas decadentes que suceden en aquel barrio, y que nadie imagina hasta que no vive en él. Eso es este dibujo: una cocina que cuando pinté y decoré nunca pensé que se quedaría para siempre en mi memoria, en esos recuerdos que nunca puedes olvidar”.

Publicidad

COSMOPOLITA
Nació en Talavera de la Reina (Toledo) hace 32 años, pero Aitor Saraiba ha recorrido con sus trabajos múltiples puntos del planeta, desde EE.UU. a Japón, pasando por China o México. Artista gráfico por encima de todo, es capaz de plasmar su peculiar estilo casi en cualquier soporte: libros -el pasado año publicó cuatro-, murales o piezas de cerámica, con las que ha dado un giro a los tradicionales jarrones y figuras talaveranos. También ha realizado varios documentales fotográficos, vídeos y múltiples exposiciones. www.aitorsaraiba.com