Matthew Williamson: glamour con guiños al pasado

El británico ha escogido un entorno palaciego con piezas ‘ad hoc’.

matthew-williamson-glamour-con-guinos-al-pasado

Fotos de Marie Pierre Morel para ELLE DECORATION network.

Publicidad

Tradición y modernidad

Su objetivo era mezclar tradición y modernidad a partes iguales. Por eso eligió el hotel Claridge de Londres, encantadoramente señorial y uno de sus lugares favoritos, para montar una mesa que destila la misma delicadeza que sus diseños. Con la naturaleza como fuente de inspiración, el creador se decantó por una vajilla que evoca los gabinetes de curiosidades del s. XVII, en la que pájaros, mariposas y flores son los actores principales. Les acompañan en el reparto unos detalles en tonos muy frescos, como el mantel azul celeste de seda, los candelabros turquesas, las bolas de Navidad violetas o los centros con rosas amarillas. El toque festivo lo ponen los regalos, envueltos con papeles y lazos de diferentes colores, y unos deliciosos pasteles. ¡Digno de reyes!

Naturaleza

Los platos de porcelana: el de arriba, de postre, está decorado con motivos de pájaros, y el de abajo, azul y oro, es de estilo decimonónico, de Bernardaud. Los cubiertos, de acero dorado mate, en Zara Home. Vaso violeta, en Merci, y vaso de chupito verde, en Cristalerías de Saint Louis.

Publicidad

Tonos pastel

Las copas blancas son de Arc International, y combinan con el resto de tonos pastel de la mesa. Bola de Navidad en Printemps.

Calma

Este  jarrón azul es de Habitat y aporta calma al centro de la mesa. El vaso de chupito de Cristalerías de Saint Louis.

Publicidad

El autor

Primer plano de Williamson, con una de sus camisetas.