La reina de África

Una casa poblada por tigres, jirafas, árboles...

casa

Felinos, aves, insectos o corales más propios de lugares como la sabana, la selva o el océano conviven en este piso de 160 m2 cargado de color y naturaleza en estado puro. A pesar de encontrarse en una zona urbana a las afueras de Madrid, su propietaria, Blanca Zurita, ha creado en este espacio un divertido reino animal
 y vegetal que derrocha energía positiva. Anticuaria de formación y actualmente directora de su propio 
gabinete de comunicación especializado en moda (entre otras cosas organiza los desfiles de la MFShow) y life style, Blanca ha liberado su especial
 sensibilidad estética e interés por el arte y los objetos 
bellos en el escenario más personal: su casa. ¿El resultado? Un espacio de gran fuerza decorativa con una lograda mezcla de estilos y emociones. "Debido a las miles de imágenes que guardo en la retina de mis experiencias, desfiles, presentaciones, exposiciones, viajes o peformances, me apasionan las mezclas de tejidos, texturas y estampados sorprendentes e inesperados que crean un aire divertido, enérgico y teatral", nos cuenta. 


A años luz del estilo minimalista, los ambientes se han ocupado con piezas procedentes en su mayoría
 de anticuarios, mercadillos e incluso, como el banco que ahora ejerce de mesa o escritorio en el salón, de algún showroom ya que "sin llegar al horror vacui no me gustan nada los espacios vacíos en los que parezca que no haya vida", nos explica. 
En lo que respecta a su "pasión animal", Blanca nos confiesa que ésta se la debe claramente a su marido y sus hijos, ya que su auténtica afición son las plantas -de hecho su objeto fetiche es el cactus del salón, un regalo que pidió a los Reyes Magos- y coleccionar todo tipo de elementos marinos, como corales, conchas o esponjas. "¿Adivinas nuestros museos favoritos?" -nos pregunta entre risas-. 
"El Real Jardín Botánico, el Museo Nacional de Ciencias Naturales y el Museo Arqueológico". 
De esta manera, la flora y fauna más variopinta, ya sea en estampados textiles, esculturas, cuadros e incluso en juguetes, está presente de alguna forma en todos los espacios dando a la decoración un toque salvaje y atrevido que no deja indiferente.
 La clave de que esta alocada mezcla sea un éxito es que todo está aderezado con tanto gusto como personalidad, y de ello es responsable la familia al 
completo. Como nos aclara Blanca, "aunque he seguido
 los consejos de profesionales del interiorismo, como mi hermana María, nuestra casa es el espejo de todos nosotros. Ante todo queríamos un refugio cálido, que fuese práctico y, por supuesto, bonito. Lo que más me gusta es que los niños, a través de sus juguetes, 
participen en la decoración. Creo que es una estupenda 
forma de que gesten en su cabeza unos referentes 
estéticos que luego desarrollarán en su futuro". En cuanto a la distribución, la vivienda cuenta con un salón "disparatado" con zona de comer y trabajo; las habitaciones de Casilda y Diego con sus baños; el dormitorio con baño y la cocina con office, que para Blanca es "el espacio perfecto donde comenzar el
 día de una manera deliciosa entre los dibujos de los niños enmarcados en la pared, recuerdos y una pizarra 
gigante presente en nuestra vidas ya que aquí pintamos,
hacemos deberes o nos felicitamos los cumpleaños".

Publicidad

Animales y plantas

Flora y fauna marina decoran con sus 
alegres estampados y divertidas formas el salón. Los sofás son un diseño de María Zurita. La mesa de centro y los asientos con patas 
de rama son de Anmoder. La lámpara sobre 
la cómoda de madera y, en la mesa auxiliar, el caparazón de tortuga, de El Ocho. 
La alfombra de leopardo es de Zara Home. En la pared, corales de Teresa de la Pisa.

A pares

Dos estanterías gemelas, pintadas por 
Blanca en azul a tono con la pared, acogen
 libros, fotos y recuerdos personales. Las láminas 
de botánica son de Natural Curiosities. 
Sobre el banco, de un showroom de Uterqüe, 
esculturas de Francisco Quintanilla en la 
Galería Luis Gurriarán. La alfombra de cebra 
y el taburete de cerámica son de Anmoder.

Publicidad

De exposición

Como en un museo, cajas de insectos, de Anmoder, y un biombo con motivos marinos dan color al rincón.

Salvajes

Una pareja de tigres, de Mundo Mágico, muestra su fiereza sobre un libro de Yves Saint Laurent, adquirido en la Fundación Pierre Bergé.

Publicidad

Comida de safari

Con un aire muy ecléctico, 
el comedor se ha decorado con esta mesa, 
regalo de bodas y unas sillas, de María Zurita. 
La tela de leopardo del mantel es de Lucio J&M; el cuadro del rinoceronte y la alfombra 
de cebra, de Anmoder. La maceta XXL con 
el cactus, su regalo de Reyes, de Fronda. La 
lámpara, de El Ocho; la alfombra beis, de BSB.

Pasión por los bichos

Lámina de dinosaurios del museo de Ciencias Naturales; insectos, de Mundo Mágico, y láminas, de Natural Curiosities.

Publicidad

Al loro

La pareja de aves, de El Ocho; el cuadro de la luna, de Alejandra Roux de Galería Luis Gurriarán, y los dibujos 
de los niños decoran el office. Las botas, 
de Neon Boots.

La llamada de la selva

Las 
cabezas de animales del cuarto de Diego son 
de Madrid in Love. Los cojines, de Zara Home.

Publicidad

Buenos días, en el office

Es el lugar de reunión de la casa y la gran pizarra, 
de Leroy Merlin, el sitio donde se hacen los deberes o se apuntan las cosas 
importantes. La mesa, con mantel de Lucio J&M, es de Fronda; las sillas negras, de La Europea, y la alfombra es de 
Zara Home. La lámpara es de Rocosa.

¡Qué arte!

Sobre la mesilla, procedente de un showroom, óleo sobre tabla de Carmen Cólogan de Galería Luis Gurriarán.