La casa de Alessandra Baldereschi

Entramos en casa de la diseñadora Alessandra Baldereschi.

la-casa-de-alessandra-baldereschi

Alessandra confiesa que cuando diseña sus proyectos, -incluso si éstos salen del ámbito doméstico y están destinados a oficinas, hoteles, restaurantes...- su punto de partida siempre es “la casa”, ya que busca crear una sensación de calidez y familiaridad donde estar relajados y cómodos. La suya es un apartamento en un típico edificio milanés del 1900, en cuyos 68 m2 conviven amigablemente todas sus “criaturas”: sus graciosas piezas de mobiliario y accesorios, sus prototipos, recuerdos, muñecas y hasta su pareja de gatos, Totoro y Ragdoll. 

¿Tu “must have” en decoración?
La belleza. Los objetos que nos rodean deben hablarnos a la razón, pero incluso más al corazón. El diseño nos ayuda a satisfacer nuestro deseo de belleza. La manera en que ésta aparece, la forma, es tan importante como la función.

¿Qué es tu casa para ti?
Es también mi lugar de trabajo. Es una consecuencia de mi trabajo y viceversa. Lo público y lo privado se mezclan pero sin una sensación de invasión.

¿Cuál es el secreto para que tu casa sea reflejo de tu personalidad?
La clave son los sentimientos que te unen a los objetos que posees. Éstos representan nuestros recuerdos y la casa es su “guardián”. Ésta alimenta lo que realmente somos y nos ayuda a redescubrirnos a nosotros mismos.

Cuéntanos tus tips para decorar y mezclar de una forma adecuada.
Es posible mezclarlo todo, siempre que encaje con tus gustos y tu instinto, pero recuerda que siempre tienes que encontrar el equilibrio entre los espacios vacíos y los llenos, entre los materiales ligeros y aquellos más pesados, entre las formas potentes y las suaves.

¿Qué está prohibido en tu casa?
Absolutamente prohibido el color negro, los objetos agresivos, los muebles invasivos, las piezas puntiagudas…

Publicidad

Saber estar

Sus piezas dan personalidad al estar: sofá Flowberty inspirado en el Art Nouveau, la mesa FildeFer con su vela en forma de lámpara.

Ideas

Pinchados en un tablón, recortes, bocetos de sus diseños y también fotos de flores, paisajes que la inspiran para crear telas, texturas, objetos...

Publicidad

Contrastes

Como dibujadas a lápiz, las sillas FildeFer, para Skitsch, evocan a los clásicos y mullidos muebles de capitoné, pero éstas son de hierro, visualmente ligeras, contrastando con la mesa de madera maciza. 

Espacio vivo

En su cuarto luce un cabecero de su serie Soft. “Quería un elemento simple y funcional para el dormitorio, que pudieras cambiar en función de tu ropa de cama o de tu humor”.

Publicidad

Piensa en verde

Seletti edita sus nuevos separadores de ambiente Woodland, que evocan árboles y que aquí delimitan las zonas de salón y de trabajo. 

De flor en flor

La serie Florigraphia se inspira en la artesanía china, para Seletti.

Publicidad

Van Gogh Chair

Es la versión contemporánea de la silla de paja pintada por el holandés, ahora resistente asiento de exterior para la firma Fermob.

Original

Alfiletero comprado en una tienda de segunda mano en Londres.

Publicidad

Verde que te quiero verde

Serie de jarrones Le Piantine en cristal.

Customizable

Aparador Cuatro Estaciones, de Skitsch, con tiradores que cambian según la estación.