Mario Nanni, el poeta de la luz

Un diseñador que domina la iluminación como nadie. ¡Brillante!

Instalación lumínica: Mario Nanni

Artista, lighting designer, un storyteller que nos “cuenta poemas visuales”. Todo eso es este italiano que, además de diseñar bellas lámparas, crea instalaciones e ilumina proyectos de arquitectura con esta materia prima tan intangible como esencial. Su fascinación por la luz nació cuando era un bambino mientras veía películas en el cine en compañía de su abuelo… Este creador, que empezó como electricista, fundó en 1994 Viabizzuno, firma que hoy es un referente en iluminación de vanguardia. Le entrevistamos en su showroom de Madrid.

Si un niño pregunta ¿qué es la luz? Respondes...  Es juego, es emoción, es seducción. Es una magia que te llena los ojos, es algo que te permite soñar y ver las cosas desde otro punto de vista... imaginar cosas.

¿Cómo es el diálogo entre la luz y la arquitectura? Es el mismo que hay entre un hombre y una mujer. La arquitectura necesita de la luz para convertirse en algo extraordinario, y enseñar sus detalles, sus pliegues...

¿Qué error se comete al iluminar espacios públicos o privados? No hay un proyecto detrás, sólo se “enchufan” cosas. La buena iluminación es un poema, algo que te hace vibrar el corazón. Los pintores del Renacimiento estudiaban la luz antes  de ponerse a pintar.

Publicidad

Maxxi poppy

Maxxi Poppy para exterior, de Gruppo Startt y editada por Viabizzuno.

Instalación lumínica

Una deslumbrante instalación “Solis silos: alimentarse de luz” presenta Viabizzuno en Milán hasta el 31 de octubre por la Expo 2015. Son 7 silos de 10 m de altura, en los que varios elementos interactúan con la luz solar y la artificial.

Publicidad

La más coqueta

Lámpara Dama de Mario Nanni y David Chipperfield.

Lámpara n55

Una de las luminarias del sistema n55, con tecnología led de gran calidad y con una calidez similar a la de la extinta bombilla, de la que Nanni es fan.

Publicidad

Mario Nanni

“Las lámparas más bellas son las que crean el sol, la luna, el fuego...”