Karma en la ciudad

Aquí vive Hélène Duval, la yogui más fashion de París. 

Salón de diseño

Namaste es la expresión de saludo habitual con la que se recibe a las visitas en este piso decimonónico de 180 m2, ubicado en uno de los distritos más céntricos de París y habitado por la profesora de yoga- y mamá de tres hijos- más trendy de la city, Hélène Duval. "Poder vivir en esta casa con vistas al Palais Galliera o a la Tour Eiffel, y desde donde puedes ir andando a cualquier sitio, es todo un sueño", nos cuenta Hélene vestida con sudadera y shorts de JUG-Yoga With Style, su propia firma de ropa que diseña con la idea de que sean "outfits compatibles con dar una clase de yoga, ir a la oficina o recoger a sus niños al colegio".
Pero, además de la excelente ubicación, el auténtico lujo de este piso es que el ruido del tráfico, el ajetreo y, más importante aún, el estrés de la vida cotidiana, quedan fuera de sus paredes. De puertas adentro, todo es luz, energía positiva, equilibrio y, como no, un marcado estilo très chic, con interiores típicamente parisinos, mezcla de elegancia y simpleza, donde todas las cosas están pensadas", afirma Hélène. Siempre en movimiento, la yogui nos explica que "su casa es un refugio de paz en el que disfruta de su familia o cenas con amigos; practica a diario yoga en el salón, su espacio favorito por el feng shui que desprende la habitación, y en donde también se relaja tomando un baño o viendo desde la cama cómo los turistas fotografían los jardines del Palais Galliera".
En cuanto a la decoración, como un lienzo en blanco, la señorial arquitectura de la casa de estilo Haussmann con amplias paredes, techos altos y luminosos ventanales con balcones, es el marco perfecto para que Hélène y su marido disfruten de su gran pasión por el diseño y el arte, el cine y la fotografía. De ahí la exquisita selección de muebles clásicos del diseño contemporáneo como Piero Fornasetti, Warren Platner, Vitra o Cappellini; fotografías, pinturas y esculturas, de artistas como Peter Klasen, Alex Prager o Flip Schulke; y objetos vintage del rastro de París el Marché des Puces, ha sido un factor clave para conseguir de esta casa su objetivo: esa gran espiritualidad llena de charme que se percibe en cada rincón. 

Publicidad

Golpe de efecto

Es lo que consigue en el recibidor la edición limitada de la serie de fotografías Ali Underwater del famoso boxeador, obra del foto-periodista americano Flip Schulke. Una puerta conduce al salón que, rodeado de ventanales con balcones, destaca por su gran luminosidad. 

Un espacio muy meditado

Presidido por la imagen de Alex Prager y decorado con una mesa de centro y auxiliares son de Christophe Delcourt. En cristal de murano, la pareja de lámparas AirCan, de Christophe Pillet. Sobre el sofá, de Minotti, inconfundibles cojines con la imagen de Lina Cavalieri de Piero Fornasetti.

Publicidad

Salón con vistas la jardín

Pero no a los de la propia casa, sino a los del Palais Galliera. En morado, el sillón Side Chair, de Warren Platner para Knoll; y en negro, la Eames Plastic Chair, editada por Vitra. La mesa auxiliar naranja Oko es de Christophe Delcourt. En la pared, cuadro de Peter Klasen. 

 

Animales de compañía

El dinosaurio rojo, del artista chino Sui Jianguo acompaña y ponen un toque pop al escultural conjunto del salón. 

Publicidad

Dormitorio en armonía

Los colores soft y la exquisita simplicidad del mobiliario aportan serenidad en la habitación principal. Sobre la cama, de Maxalto, las expresivas caras de los cojines de Fornasetti animan el espacio. La lámpara con pantalla de papel Ion, es de Caravane, y la obra de la artista Mathieu Weiler.

 

En cuerpo y mente

Después de más de 10 años trabajando en las principales revistas femeninas francesas, un viaje a Tokio cambió la vida, no solo laboral, de Hélène Duval. Con una amplia comunidad de seguidores, esta periodista y madre de tres hijos se dedica ahora a su verdadera pasión: ser profesora de yoga. Sin olvidar sus raíces en el mundo de la moda y con el objetivo de compatibilizar sus outfits con su actual lifestyle, Hélène ha lanzado, con gran éxito, YUJ-Yoga With Stile, una firma de ropa con prendas diferentes a cualquier sport dress code y enfocada a aquellas mujeres que piensan que el yoga no es un deporte sino una filosofía de vida.