Vientos de cambio

Estos tiempos de revoluciones en todos los ámbitos generan nuevos enfoques y temas en la práctica artística actual. El director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, destaca cinco de ellos en auge en el arte de hoy, un panorama dominado por la instalación, en la que convergen múltiples técnicas.

Obra de Allan Sekula: Voluntaria observando, voluntaria sonriendo (isla de Ons, 2002)

"Ahora domina la instalación, lo multimedia y lo intermedia (entre los medios), por ejemplo: Peter Friedl hace un vídeo, pero lo ha pensado como una pintura"
Borja-Villel.

Publicidad

Los 5 de... Manuel Borja-Villel

Al timón del Museo Reina Sofía, desde 2008, el balance es positivo: en 2016 más de 3.600.000 personas visitaron un centro que es referente en el mundo por sus revolucionarios conceptos y reordenamiento de su colección de arte contemporáneo. Éstos dejan atrás la historia lineal y la clasificación en disciplinas rígidas, para apostar por un enfoque más libre y transversal, probando que "se puede hacer un programa complejo y, a la vez, popular y sostenible", afirma su director.

1. Político y social

El interés por el activismo y por los temas comunitarios y de denuncia política y social tiene auge tras la crisis económica de 2007 y los movimientos de ocupación de las plazas de 2011, aunque empezó a finales de los años 90, con la corriente antiglobalización. Entre los artistas que lo han cultivado, Borja-Villel nombra a Alice Creischer, a la compañía Mapa Teatro y al estadounidense de origen polaco Allan Sekula (1 951-2013). De este último, la obra "Voluntaria observando. voluntaria sonriendo (Isla de Ons, 2002)".

Publicidad

2. Introspección

Como una reacción al enfoque anterior, surge un interés por lo psíquico, lo mental. "Hay muchos artistas que ejercitan prácticas más íntimas, como el dibujo o el relato, donde el componente psíquico es fundamental", afirma Borja-Villel. Ejemplos: la española Dora García y la argentina afincada en París, Alejandra Riera (1965), autora del proyecto "poétique(s) de l'inachèvement (poética(s) de lo inacabado", en la que investiga sobre la obra no concluida de la cineasta experimental Maya Deren

3. Performance

"En los años 40 y 50 dominaba lo óptico, la pintura, el cine, pero ahora impera lo performativo, lo teatral, lo táctil, lo que tiene que ver con el cuerpo", señala Borja-Villel. Una artista que la practica: Dora García. Aquí, su obra Proxy, en la que una mujer se deja grabar durante una hora por una cámara que ella misma instala.

Publicidad

4. Anacronismo

"En una época en la que todo está hipertecnificado, donde parece que tener el último iPhone promete la felicidad, tiene sentido hacer obras que tienen mucho de texto, mucho de juego, a mano, de un modo meticuloso y con técnicas no digitales". Por eso, artistas optan por soportes como la fotografía analógica, las diapositivas..., como el español Néstor Sanmiguel y la neoyorquina Zoe Leonard, autora de "Analógico (detalle, capítulo 2)".

5. La Historia

"En un mundo de globalización y deslocalización es lógico que haya interés en los artistas por la historia, el territorio, la identidad, el cómo construimos la biografía y la memoria". Aquí, nombra al catalán Jorge Ribalta, al francés Patrick Faigenbaum y al vasco Ibon Aranberri, quien firma esta obra con estelas funerarias romanas de San Pedro de la Nave (Zamora).

More from Elle: