Un piso decorado con historia (del arte)

Equilibrio y simetría se funden con arte, mueble antiguo y fotografía contemporánea.

arte contemporaneo

"Llegar a una casa siempre supone una cierta tensión y es importante el modo en que percibas el espacio y el primer impacto que recibimos, por ello, mis entradas son siempre algo teatrales, pues creo que es importante recibir y responder a este primer impacto". Este proyecto está firmado por el Estudio de Ramón de Arana, un arquitecto de Bilbao, que se distingue por su gran sentido práctico y una clara tendencia a la escenografía que deja traslucir especialmente en el hall de entrada, punto fuerte de sus casas.

En este caso, los 400 m2 de piso se tiraron abajo y se rehizo entero, desde la distribución y las infraestructuras, hasta iluminación, escayolas, puertas y, por supuesto, una parte de la decoración se realizó a medida. "Al empezar desde cero hemos tenido la oportunidad de ir poco a poco buscando piezas, diseñándolas o localizando el hueco ideal para las que ya había, con su iluminación y entorno adecuado". Así, arquitecto y cliente se han recorrido desde El Rastro, almonedas o ferias, hasta peinar las Pulgas y Candem Town, para encontrar la pieza especial o inspirarse en esa mezcla de clásico con vanguardia londinense que da como resultado un norte alternativo.

"Los colores son esenciales pues transmiten emociones", nos dice, y así, el negro del hall, su suelo de mármol y los alto relieves egipcios que forman una entrada muy impactante, dan paso al tono gris más tranquilo del salón y de la galería, en contraste con la tarima negra y el dramatismo del comedor. El antiguo pasillo que comunica cocina, comedor y zona de dormitorios se transformó en una anchísima galería, bañada por luz natural con un ensanche donde alojar el comedor de diario enmarcado por un papel de Zuber.

Se diseñaron piezas especiales, como la moqueta de los dormitorios o la alfombra del salón, inspirada en una vista de París, un poco Mondrian, que da gran claridad a todo el espacio. El comedor es también negro, como transición de la biblioteca a la galería, con la mesa Directorio, de caoba sin sillas, y los grabados etruscos en las paredes. Mientras que la zona de dormitorios, independiente totalmente en el extremo de la galería, cuenta con salón de televisión, del que sale el dormitorio principal con su chimenea, vestidor y cuarto de baño, en negro y blanco, y otro dormitorio para invitados.

Publicidad

Recibidor

Enmarcados en negro y suelo de mármol, destacan tres alto relieves egipcios de escayola del primer cuarto del siglo XX, procedentes del estudio de Ramón de Arana.

Foco de atención

En el hall lo protagonizan el cuadro de Oliver Johnson, adquirido en la Galería Punto, y la pareja de sillas neomedievales de los 60, en Los Gusano.

Publicidad

En el salón

Dos sofás chéster, de Gancedo, presiden el salón que se completa con una alfombra, diseño del arquitecto, realizada por Rica Basagoiti. Las mesas de centro, en aluminio y cristal, son también diseño de Arana. Las mesas auxiliares con pata de acero y tapa de mosaico son de Musuri. La fotografía la firma el brasileño Miguel Rio Branco y, al fondo, delante del espejo, figuras de Napoleón.

Escritorio

El templete y las lámparas, adquiridos en Christie's Londres, con la mesa Luis XV al fondo, flanqueada por dos copas Médici de Las Pulgas de París, refuerzan la simetría.

Publicidad

Comedor lacado en negro

La mesa Directorio es de Miguel Arcas. Sobre ella, candelabros Imperio franceses de bronce del s. XIX. Ponen color los grabados etruscos, de William Hamilton, del siglo XIX inglés enmarcados y los tulipaneros verdes de cerámica adquiridos en Slou.

La cocina

Una cristalera de cuarterones de perfil de hierro diferencia en dos áreas office y cocina. Dos fotografías urbanas, de Álvaro Toledo, rompen la austeridad del conjunto.

Publicidad

Papel decorativo en el comedor

Las paredes del comedor de diario, que aprovecha el retranqueo de la galería, exhiben paneles realizados a la medida exacta del papel decorativo Paysage Italien, de Zuber. La mesa y las sillas proceden de Slou, y la lámpara es estilo Imperio.

Un amplio pasillo

Una amplia galería, que divide la casa en dos zonas, se ha habilitado como librería.
Al fondo, una puerta corredera, realizada en caoba, independiza el área de dormitorios. Tamizan la luz, unos estores, de Gancedo, y los apliques orientables son de Años Luz.

Publicidad

Dormitorio

En el dormitorio, sobre la cama con sábanas festoneadas en azul, cuelga la fotografía "Estructura Roja", obra de José Manuel Ballester. A modo de mesilla, librería Regencia, adquirida en Sotheby's Londres. La moqueta es un diseño de Ramón de Arana, realizado en Gancedo.

Dormitorio con chimenea y vestidor

En el paso al vestidor, sobre la embocadura de la chimenea en mármol blanco yugoslavo, diseñada a partir de un modelo neoclásico original de John Soane del s. XVIII, espejo estilo Imperio, procedente de Miguel Arcas, y figura en bronce de un luchador romano.

More from Elle: