Los premios EDIDA y la historia de Arita en Japón

​Descubre la extraordinaria historia de Arita en Japón, sede de los fabricantes de porcelana fina desde hace 400 años, y cómo el premio internacional de diseño Elle Deco ayudó a recuperar el esplendor de una región.

Lo más popular

Publicidad

Esta es la historia de un premio "culpable" de un cambio real. Es el caso de uno de los premios EDIDA 2013, o premios internacionales de diseño ELLE DECO, que participó en el renacimiento de una región y de un producto centenario.

Artesanía y diseño, pero también experiencia, tradición y creatividad. Elle Decoration participó en esta aventura humana, concediendo una nueva oportunidad a una comunidad.

Lo más popular

Estos premios EDIDA nacieron en el año 2002 y desde entonces se han presentado anualmente en una prestigiosa ceremonia, celebrada cada mes de abril durante la Feria del Mueble de Milán. Los reconocimientos son en 13 categorías, otorgados por un jurado compuesto por los editores jefe de las 25 ediciones de Elle Decoration.

En 2013 se premió la vajilla del dúo holandés Stefan Scholten y Carole Baijings por su colección de porcelana Color, desarrollado en estrecha colaboración con los artesanos tradicionales en la pequeña ciudad de Arita en el sur de Japón.

LA HISTORIA DE ARITA

El arte de la porcelana fina se introdujo en Japón en 1616 tras el descubrimiento de una arcilla blanca llamada caolín en la montaña Izumiyama. Fue importado por primera vez en Europa en 1650 por la Compañía de las Indias Orientales Holandesas. Su edad de oro duró hasta la mitad del siglo XVIII. Su porcelana era apreciada por su tono gris-blanco, tan delicado, y sus productos destacan por sus colores vivos y su decoración.

Desde mediados de la década de 1700, la industria entró en un declive constante, acentuado en la década de 1990 tras el colapso de la burbuja económica japonesa. Sin embargo , una pequeña comunidad de artesanos locales y fabricantes resistieron e intentaron resistir y mantener sus habilidades y técnicas tradicionales, amenazadas de extinción. Era necesaria una iniciativa innovadora para asegurar su supervivencia.

LA COLABORACIÓN

En 2012 el diseñador japonés Teruhiro Yanagihara fue nombrado director creativo de una nueva marca de cerámica: 1616 / Arita Japón. Una de sus primeras medidas fue invitar Scholten y Baijings para desarrollar una línea en colaboración con el fabricante local Momota Touen . El resultado fue una colección de porcelana de color . El dúo se interesó especialmente en los colores tradicionales y los aplicó en un conjunto de artículos de mesa de estilo contemporáneo y muy funcional. El éxito y reconocimiento internacional fueron casi instantáneos y llegó el premio EDIDA.

EL RENACIMIENTO

Ahora la historia de Arita se puede contar y mostrar su desarrollo. En 2016 se celebra el 400 aniversario de la industria y lo hace con una nueva colección, 2016/, presentada en la Feria del Mueble de Milán, que reúne las nuevas creaciones de 16 diseñadores reconocidos internacionalmente, como Stefan Diez , Christian Haas y Estudio Wieki .

Cada uno de los diseñadores trabajó con uno de los diez talleres de cerámica de Arita. El propósito es conceder a Arita una nueva edad de oro a través de la más fina artesanía japonesa y el diseño.