Restaurantes de las islas

Los archipiélagos españoles tienen mucho que ofrecer.

Unas bañadas por la tranquilidad del Mediterráneo y otras por la inmensidad del Atlántico, los dos grandes archipiélagos españoles son dos de los paraísos más preciados de nuestro país. Aguas cristalinas, playas de arena blanca, temperaturas envidiables, una vegetación idílica y, aunque sea menos sonada, una gastronomía de lujo. Las islas Canarias y Baleares también tienen una cultura culinaria extraordinaria. Si las visitas este verano estos son los restaurantes que no te puedes perder.

Publicidad

Zela (Ibiza)

La última apertura que ha dejado con la boca abierta a todos los amantes de la isla bohemia es Zela. Ubicado en el corazón de Talamanca, entre algunos de los clubes de más prestigio, se ha convertido en un templo de peregrinaje para los incondicionales de la comida japonesa en la isla. La cocina está liderada por el chef ejecutivo del Grupo Kabuki, Ricardo Sanz, que puede presumir de lucir cuatro estrellas Michelin. En su carta reconocemos algunas de las creaciones de la casa madre, como el delicioso  Usuzukuri de toro pa amb tomàquet. La coctelería no se queda atrás y durante todo el verano podremos disfrutar de la mejor mixología al ritmo de la música hasta las seis de la mañana.

Summum (Gran Canaria)

Si hay un restaurante en Las Palmas en el que disfrutar de las mejores vistas de la isla mientras te das un homenaje gastro, ese es Summum. Su ubicación privilegiada en la octava planta del Hotel Reina Isabel nos ofrece una panorámica de la playa de Las Canteras insuperable. Para muchos cuenta con una de las mejores cartas de la isla y no vamos a ser nosotros los que lo nieguen. Basada en una cocina que fusiona la cultura peruana con la nipona. Su coral de atún rojo con granizado de leche de tigre es el súmmum del placer.

Publicidad

Argos (Mallorca)

Ubicado en el hotel La Goleta, lo primero que nos enamora de Argos son las vistas de la bahía del puerto de Pollença. Este año ha sido uno de los privilegiados en conseguir su primera estrella Michelin, y razones no le faltan. Su decoración de aires náuticos es la primera pista para descubrir los sabores de sus menús, en los que el mar y el recetario balear tradicional juegan un papel dominante. Además, Álvaro Salazar imprime desde la cocina su carácter viajero y atrevido en platos como su famoso sunomono de cefalópodos y bivalvos con sambaizu de palo cortado.

Marea Terraza Lounge Bar (Lanzarote)

Sus inmensas playas son de sobra conocidas y muchos encuentran en su arena el lugar ideal para desconectar en vacaciones. ¿Y qué mejor que un paraje así, acompañado de un cóctel y buena comida, para encontrar la paz? Si visitas la isla de Lanzarote no te puedes perder Marea Terraza Lounge Bar, un refugio en Playa Blanca en el que la música chill out y un tequila sunrise serán los acompañantes perfectos para disfrutar de una puesta de sol mágica.

Publicidad

Tatel (Ibiza)

Después de triunfar en Madrid y Miami, el restaurante Tatel promete ser el sitio de moda en Ibiza para las noches de verano. Ubicado entre el Hard Rock Hotel y Ushuaïa, la Playa D'en Bossa cuenta con un nuevo place to eat, en el que disfrutar de los platos clásicos de siempre y descubrir nuevas propuestas como arroz al estilo alicantino con carabineros, a nosotros nos dejó sin palabras. Con esta apertura, liderada por Abel Matutes Prats y Manuel Campos Guallar y unos socios de excepción como Enrique Iglesias, Rafa Nadal y Pau Gasol, el éxito en la isla está asegurado. 

Txoko (Tenerife)

Ocho es el número de estrellas Michelín que hacen brillar a Martín Berasategui, pero no hemos escogido ninguna de ellas para recomendarte en esta ocasión. A pesar de que en la isla de Tenerife, incluso en el mismo hotel, el Ritz-Carlton, se encuentra uno de estos restaurantes reconocidos en la guía francesa, nos quedamos con Txoko. En sus cocinas el vasco prepara los platos que realmente le gusta cocinar para su gente, vuelve a sus orígenes y recupera los sabores de antaño.

Publicidad

Smoix (Menorca)

Uno de nuestros favoritos en Menorca es Smoix, en el que Miquel Sánchez que combina con maestría el carácter cosmopolita propia de un restaurante de una gran ciudad con la esencia local más auténtica. Se encuentra en un edificio histórico de la Ciudatella y cada estancia está impregnada de magia. Sus raviolis de cigalas es una de las pocas cosas que supera las idílicas calas de la isla.

Kazan (Tenerife)

Tradición japonesa y fusión nikkei son la base de la cocina de Kazan, que desarrolla su carta a partir del respeto más absoluto por la materia prima. Los mejores pescados y mariscos de las lonjas llegan a diario al restaurante para deslumbrar a sus comensales con una carta de sushi de excepción. Además, cuentan con una selección de vinos y sakes perfecta para conseguir el maridaje ideal.

Publicidad

Es Caló (Formentera)

Un entorno único de azules y turquesas es el escenario en el que Es Caló despliega sus encantos. Muchos lo consideran el mejor restaurante de la isla y razones no les faltan. Las hortalizas, el pescado y la carne son los protagonistas de una carta que aúna la cocina tradicional con las exigencias del siglo XXI. Una sinfonía de los sabores típicos de la zona con la que dejarse hechizar mientras disfrutas del paraje más relajante.

La vaca Azul (Fuerteventura)

Nadie resume mejor la gastronomía de Fuerteventura que la cocina de La Vaca Azul. En un entorno privilegiado en la Playa del Cotillo, con una decoración en tonos azules y blancos y una carta llena de lo mejor del mar nos sorprende con los platos típicos de de la isla al que añade un toque afrancesado. Déjate aconsejar y probarás el mejor pescado fresco que llegue a sus fogones ese día.

More from Elle: