Clandestinos para una experiencia secreta

En estos locales nada es lo que parece.

Puertas camufladas, escaleras misteriosas y baños que esconden algo más. Puede que hayas estado en ellos alguna vez pero te hayas quedado sin conocer su mayor secreto, porque en estos locales nada es lo que parece. Te desvelamos cuáles son los clandestinos con más encanto en los que cenar o tomar una copa. Shhh... ¡no se lo cuentes a nadie!

Publicidad

El Club Clandestino

Uno de los últimos en llegar a la capital y nuestro favorito actualmente. El Club Clandestino es el antiguo almacén de uno de los restaurantes de esa misma manzana, y hoy en día es uno de los locales con mejor ambiente del barrio de Salamanca. Para acceder a él es necesaria una contraseña que va cambiando el día 14 de cada mes, pero algunos privilegiados tienen un acceso VIP a través de una puerta secreta del baño, que solo ellos pueden abrir con una llave. Una vez dentro se puede disfrutar de unos cócteles únicos, elaborados por el prestigioso 'barman' Junior Cóctel. Nos encanta su selección de gin-tonics elaborados a partir de ginebras que maceran ellos mismos.

Cid, 1 (Madrid).

Publicidad

Speakeasy

Uno de los cocteleros españoles con más proyección internacional es el responsable del que fue el primer clandestino de Barcelona de nuestros días. En 2001 Javier de las Muelas abría Speakeasy en el que hasta entonces era el almacén de Dry Martini Bar. Rinde homenaje a los famosos bares clandestinos que surgieron a raíz de la Ley Seca y se accede a él a través de una pequeña puerta de madera, tras esa puerta hay una reja desde la que un miembro del equipo  que te pregunta tu contraseña. Por sus mesas han pasado a cenar famosos como Harrison Ford, Miley Cyrus o Javier Bardem.

Aribau, 162 (Barcelona).

Publicidad

El Cuarto Frío

El reputado chef catalán Carles Abellán y su socio Javier Cotorruelo están al frente de una de las mesas clandestinas más ocultas de Barcelona. En su restaurante Suculent cuentan con una mesa escondida tras una pared de la cocina, al que llaman El Cuarto Frío, desde la que se puede ver al equipo en plena acción. Lo más granado de la sociedad barcelonesa adora esta sala secreta.

Rambla del Raval, 43 (Barcelona).

Publicidad

Cannibal Club

"Del cielo al infierno", es el lema del Cannibal Club. Tras una increíble cena en su exquisito restaurante te recomendamos que bajes al sótano e investigues un poco por el cuarto de baño. Allí se esconde el bar clandestino de este bistrot, un espacio de aires cosmopolitas en el que disfrutar de la mejor música y los cócteles prohibidos.

Almirante, 12 (Madrid).

Publicidad

Paradiso

Las calles de la Ciudad Condal esconden grandes misterios y uno de nuestros favoritos es el de Pastrami Bar, un restaurante de bocadillos de pastrami artesanos que tiene un 'frío' secreto. Si abres una pequeña puerta de nevera, que en principio pasa desapercibida, descubrirás el Paradiso, una de las coctelerías más fascinantes que vas a visitar.

Rera Palau, 4 (Barcelona).

Publicidad

Hemingway

Una gastronomía sensacional, una terraza con una de nuestras vistas favoritas de la ciudad y un clandestino en el que brindar por tus secretos. El hotel NH Collection Casa Suecia lo tiene todo. Nuestro rincón preferido es su coctelería secreta, oculta tras los baños de su restaurante. Se la conoce con el nombre de Hemingway, porque el escritor era un habitual del hotel, y podríamos estar horas bebiendo sus deliciosos y originales cócteles.

Marqués de Casa Riera, 4 (Madrid).

Publicidad

The Secret Room

"Queremos que te sientas mimado, cuidado, sin prisas y ofrecerte lo más avanzado en tendencias, tratamientos de belleza y salud", aunque lo cierto es que ofrecen eso y mucho más. The Secret Room no es una peluquería al uso, tienen un club en el que desconectar del ajetreo de la ciudad. Si consigues pertenecer a él te darán una llave que te abrirá un sinfín de ventajas.

Consell de Cent, 304 (Barcelona).

Publicidad

El Escondido

Otro rincón desconocido para muchos es la cámara secreta del restaurante La Contraseña. Al final de un largo pasillo y tras una puerta de caja fuerte se encuentra El Escondido, el privado de este clásico de la calle Ponzano. Pregunta al maître cómo acceder a este espacio reservado para los más privilegiados, igual le caes bien y te da la contraseña.

Ponzano 6, (Madrid).

Publicidad

Surya

Todavía no ha abierto sus puertas, pero si estás pendiente puede que seas de los primeros en descubrir uno de los clandestinos más divertidos de Madrid. El restaurante Surya, con una de las cartas de cocina india más deliciosa que hemos probado recientemente, abrirá en el mes de septiembre un espacio escondido. Te adelantamos que tendrá dos accesos, uno a través del restaurante abierto a todos los públicos y uno oculto que funcionara para eventos privados o special guest que quieran privacidad.

Tudescos, 4 (Madrid).

Publicidad

Mutis

El que hasta ahora había sido uno de los clandestinos más exclusivos del país ha tenido que cerrar sus puertas hace algunos meses, pero no queríamos dejarlo fuera porque el dueño tiene la esperanza de poder reabrir, aunque sea en otro local. Durante años el Mutis ha acogido algunas de las mejores fiestas de la Ciudad Condal, entre las que era habitual ver celebrities de Hollywood. Se dice que Robert de Niro se enamoró del local. Solo podías entrar si te invitaba el dueño o alguno de sus socios. ¿Volveremos a ver abrir sus puertas?

Avenida Diagonal, 192 (Barcelona).

More from Elle: