Menaje à trois

Entre cacerolas y vajillas, pasamos una jornada de recetas y risas con este trío de ases (aunque no 
de los fogones): un diseñador, una presentadora y una modelo más amigos de comer que de cocinar. No te pierdas el vídeo del making of y las recetas que eligieron cada uno de ellos: pad thai, crema de calabaza con leche de coco y croquetas de setas para celíacos.

Lo más popular

Esta es la historia de tres cocinillas por necesidad pero gourmets por vocación. Porque, si les das a elegir, la presentadora Patricia Conde, la modelo Martina Klein y el diseñador Ángel Schlesser se quedan con el mantel mucho antes que con el delantal. «A mí me encanta comer, pero no me gusta cocinar», explica Patricia, «aunque he descubierto que tengo alma de repostera: se me dan muy bien la carrot cake, la cheese cake… ¡Todo lo que acabe en cake! La mía con la vitrocerámica es una relación de amor-odio». Hablando de amor, hace años a Ángel y a su cazuela se les rompió el suyo de tanto usarlo, aunque el diseñador espera que aún haya margen para la reconciliación: «Mantuve un maravilloso idilio con los fogones, pero se terminó. Fue un divorcio total provocado por una excesiva dedicación. Ahora lo estamos intentando de nuevo, aunque he perdido práctica». Del trío, es quizá Martina quien más tiempo pasa entre sartenes. Define su estilo como «cocina de subsistencia»: «Mi familia y yo tenemos que sobrevivir... El problema es que, si no cocino yo, no lo hace nadie; si quiero que los niños crezcan sanos, no me queda más remedio que meterme en harina. No es precisamente mi tarea favorita, pero me defiendo».

Publicidad

Antes de esta cita, Martina y Patricia habían compartido algún bocadillo en los pasillos de la tele, pero también tienen en común gustos algo más refinados. «Me apasiona la comida japonesa, me flipa todo lo relacionado con el pescado crudo y con el arroz. Eso sí, con cuidado, porque soy celíaca. De ahí que la receta que he escogido sean las croquetas sin gluten», dice la presentadora. Klein la secunda: «A mí también me encanta el sushi... Y los platos tailandeses. Por eso he sugerido preparar pad thai, con ese punto exótico, esa mezcla de texturas y sabores... Viajar con el paladar está muy bien». Sale a colación Tailandia y Ángel Schlesser, menos atrevido en lo culinario, se estremece: «Fue allí donde me pusieron delante el plato más raro que he comido (o que han intentado que comiera) en mi vida: sopa de sangre de cobra con trozos de carne de mono. Evidentemente, no lo probé; prefiero una crema de calabaza como la que hemos hecho hoy... ¡y el marmitako!».

Lo más popular

Nuestro trío coincide en el gusto por recibir en casa, pero siempre de manera informal. «Sin bandejas ni nada de eso. Me gusta que venga gente a casa, que cada uno traiga algo, y montar un campamento», explica Martina. «Yo, directamente, si es algo formal, no lo hago», asegura Ángel: «Debe ser algo distendido, con amigos, y mucha veces de la comida me encargo yo. Por supuesto, con cosas que no exijan más que coger, partir, poner y comer». Patricia va más allá; reformó su vivienda pensando, entre otras cosas, en el binomio comida-amigos: «Quería un salón muy grande en el que entrara una mesa enorme, por lo menos con 14 sillas, para que pudiéramos juntarnos todos. ¡Me encanta que la casa esté llena de amigos y gente comiendo!».

Ponemos punto y final a esta cita a tres bandas con una pregunta que exige reposo: «¿Con qué ingrediente os identificáis?». Patricia Conde sería el azúcar glas, porque, «como buena libra», es «tranquilita, reposada, dulce, sensible...»; Martina, la canela, «exótica, con un punto mágico capaz de convertir en dulce lo salado», y Ángel, el jengibre, «picante, dulce, ácido... Complicado». Os dejamos con el vídeo de la producción, y con la receta de los platos que nos recomendaron. Bon appétit!

CROQUETAS DE ‘BOLETUS’ Y ‘REBOZUELOS’ PARA CELíACOS (Patricia Conde)
Para 4 personas. Fácil. Elaboración: 1 hora.
Ingredientes: 300 g de ‘boletus’ y ‘rebozuelos’, 40 g de mantequilla, 1 dl de aceite de oliva, 1 cebolla, 1 ajo, 150 g de pan rallado (sin gluten), 80 g de harina de maíz, 4 dl de leche, 3 huevos, sal y pimienta, nuez moscada.

Pela y pica media cebolla y un ajo y haz lo mismo con los boletus y los rebozuelos (que estén bien lavados). Mézclalo todo en una sartén con 3 cucharadas de aceite y mantenlo a potencia suave durante 10 minutos. Escurre y reserva. Aparte, pon otra sartén al fuego con 40 g de mantequilla, 2 cucharadas de aceite de oliva y 100 g de harina de maíz. Remueve 30 segundos y añade la leche poco a poco, sin dejar de remover, hasta que obtengas una besamel no muy espesa. Salpimenta y añádele un poco de nuez moscada y las setas elaboradas en el paso anterior. Extiende la masa resultante sobre una bandeja y deja que repose hasta que se endurezca. Dales forma a las croquetas (del tamaño que te apetezca), pásalas por huevo y pan rallado sin gluten y fríelas en una sartén con abundante aceite hasta que se doren. Colócalas en papel absorbente y sírvelas.

‘PAD THAI’ (Martina Klein)
Para 4 personas. Fácil. Elaboración: 30 minutos.
Ingredientes: 300 g de ‘noodles’ de arroz, 200 g de gambas, 1 huevo,100 g de brotes de soja, cebollino, 25 g de cacahuetes tostados, 2 cucharadas de salsa de pescado ‘nam pla’ o de salsa de soja, 2 cucharadas de salsa de tamarindo, 2 cucharadas de azúcar moreno, 4 cucharadas de aceite de girasol, sal, media lima.

Pon los noodles en remojo con agua fría unos minutos. Pela y limpia las gambas y pica los ajos (también pelados) y el cebollino. Coloca un wok al fuego con el aceite de girasol, el ajo picado y las gambas. Saltea 1 minuto a potencia fuerte, saca y reserva los ingredientes. En la misma sartén, junta la salsa de pescado, la de tamarindo y el azúcar moreno y mantenlos a fuego medio hasta que se reduzcan. A continuación, añade los noodles sin escurrir y una pizca de sal y remuévelos para que se impregnen de la salsa. Echa un poquito de agua. Aparta ligeramente los noodles e incorpora a la sartén el huevo parcialmente batido; cuando veas que empieza a cuajarse, mézclalo bien con los noodles. Agrega las gambas anteriormente reservadas, el cebollino picado y los brotes de soja. Une todos los ingredientes y saltéalos durante 3 minutos a fuego fuerte. Sirve el plato acompañado de 25 g cacahuetes tostados y picados, unos pocos brotes de soja frescos y media lima.

CREMA ‘THAI’ DE CALABAZA CON LECHE DE COCO (Ángel Schelesser)

Para 6 personas. Fácil. Elaboración: 50 minutos.
Ingredientes: 500 g de calabaza, 3 cucharadas de aceite, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 cucharada de jengibre, un manojo de cilantro, 6 dl de caldo de verduras, 2 dl de leche de coco, sal, pimienta.

Calienta 3 cucharadas de acei te en una cacerola grande a fuego medio-alto y rehoga la cebolla y el ajo (previamente lavados y picados). Añade el jengibre rallado, la sal y la pimienta y mézclalo todo. Incorpora la calabaza y rehógala con el resto de ingredientes, agregando parte del cilantro en trozos. Después de unos minutos, vierte el caldo de verduras y cocina a fuego lento, removiendo de vez en cuando. A los 30 minutos, retira del fuego, deja enfriar ligeramente y tritura bien mientras ligas la crema con la leche de coco. Para servir, decórala con el cilantro restante.