De sobremesa con Pepe Rodríguez

Hemos tenido la suerte de probar las exquisiteces que Pepe Rodríguez, dueño de los fogones de El Bohío, prepara para la firma de catering Sodexo Prestige, de la que es chef ejecutivo. Después de comer pasamos la sobremesa con él hablando de los típicos temas de café: cine, política, chicas, Mick Jagger... y algo de cocina. Tras la charla, descubrimos su secreto: tiene un paladar de lujo... porque no tiene pelos en la lengua.

Lo más popular

Pues hemos comido muy bien, pero yo ya estoy pensando en la cena, ¿alguna sugerencia?
¿Por aquí por Madrid? Si no conoces El Bohio, a 35 kilómetros, es una pena: te estás perdiendo una parte de la alta cocina española.

¿Tú has estado?
Sí, por suerte lo conozco y además muy bien. Allí me crié.

Entonces recomiéndame, ¿qué me pido?
Ni te preocupes, llama al cocinero y dile: "Pepe, ¿qué me das de comer?". Porque se supone que tú eres un chico puesto al día, un hombre de moda, un tipo culto, un hombre viajado y entonces no habrá problema porque comes de todo. La gente de mente abierta es la que dice: "oye, dame de comer", y en cada sitio les dan de comer lo mejor.

Publicidad

Pues eso haré. Y el tal Pepe... ¿es majete?
Sí, es buen chaval. Pero ojo, he oído de todo eh, así que tampoco te fíes.

¿Crees que por culpa de Pepe y de todos estos programas de cocina, la gente ahora sabemos comer un poco mejor?
Yo creo que no. Asómate a un gran supermercado y verás los carros llenos de comida congelada, de croquetas prefabricadas, de gazpachos hechos… No creo que comamos mucho mejor. Ahora hay parte de la sociedad que tiene un cierto interés y se preocupa un poco, nada más.

Lo más popular

Hablando de tele, vaya copiada que os hicieron los de Top Chef a los de MasterChef, ¿no?
Es que la televisión es muy poco creativa, MasterChef ha abierto un camino, ha sido el primero, el pionero, y que haya más espacios de cocina a mí no me parece mal. Es igual que los restaurantes, hay cien mil y es imposible saber cuál es el mejor y cuál es el peor.

¿Has dado de comer a Chicote en El Bohio?
Sí, conozco a Chicote casi desde antes de que existiese la televisión. Somos muy buenos amigos.

¿Y no asusta verlo allí sentado? A ver si no le va a gustar algo…
No, porque los que hemos trabajado a su lado sabemos que era así de cafre desde hace tiempo. El gran público no lo sabía, pero yo sí.

Cambiando de tema, he leído que no te habría importado ser estrella de rock
¡Hombre! Pero ni antes ni ahora. Me cambiaría por Mick Jagger ya.

La gente que estáis ahora en la alta cocina, sí tenéis un rollito de celebrity…
Somos las nuevas estrellas del rock, no cabe duda. Nos tratan como tal, y me parece terrible. Creo que la culpa es de la tele... ¡ahora hay niños que quieren ser cocineros! Terrible, eso es malísimo. Algo hay que hacer, que el gobierno tome parte. A ver si entra el de Podemos y lo soluciona, que es un poco más austero: ¿Solomillo sobre lecho de verduras? ¡Qué pelotas! Pollo asado y se acabó, la alta cocina a tomar por culo de aquí. Alguien tiene que poner un poco de sentido en todo esto.

Ya que ha salido el tema… ¿podemos o no podemos?
Debemos. Sí, ¿por qué no? Todos los políticos me parecen igual de malos, o igual de buenos, no lo sé. Podemos es una alternativa porque claro, hemos visto el desquiciamiento que ha provocado tanta corrupción de unos y de otros y piensas, bueno, por lo menos estos vienen sanos. Pero todavía no han entrado y ya les empiezan a sacar cosas, así que vuelves a pensar... ¿serán los mismos disfrazados? No creo en ninguno, que pena no poder tener un referente. Es duro.

En casa, ¿cocinas?
Todas las noches. Por el bien de la familia.

Imagínate que te despistas con unos huevos fritos  y quemas la casa. Puedes salvar del incendio tres discos y tres libros…
Cualquier disco de los Rolling Stones, el 'made in Japan' de Deep Purple, que de crío me volvió loco… y no sé cual más. Yo es que ya escucho de todo, creo que la cocina me ha ido suavizando, era mas heavy de pequeño. En cuanto a libros, el que salvaría siempre es el primero de Santi Santamaria, La ética del gusto, es un libro para leerlo, releerlo y volverlo a leer, sus recetas me dan igual, pero su filosofía me encandilaba.

Hablando de libros, de '50 sombras de Grey' ¿te ha gustado más el libro o la película?
Pues ni he leído el libro ni he visto la peli, pero es increíble en lo que se ha convertido este tío, tiene a todas encandiladas y creo que salen del cine... bueno, bueno. Ahora el mejor sitio para ligar no son las discotecas, sino la salida de los cines donde proyectan '50 sombras'.

Vale, Pepe. Cambiamos de tema. ¿Qué es lo más raro que te has llevado a la boca?
¿Vivo?

O muerto...
Vivo no te lo voy a decir porque te veo que eres bastante guarro. Pero muerto, sí, sobre todo en México, los chapulines y todos estos insectos secos. Pero si te tapas los ojos, parece que te estás comiendo algún snack como los Chetos. En realidad no me parece extraño, la cocina es cultural. ¿Comer angulas? Son gusanos, esto en otra cultura debe ser terrible y aquí pagamos 900 euros por un kilo.

¿Qué es lo mejor que le han dicho a uno de tus platos?
Hay gente que dice que se emociona comiendo, a mí eso me parece una pijada. "Oye tío, que bien he comido, que rico", a mí con eso me sobra, pero alguien que te dice: "comí un plato y lloré"... Pues yo no, yo lloro porque se mueren los niños en África de hambre, pero por tu plato no. Y lo peor que me han dicho tiene que haber sido tela… a la cara no me han dicho mucho, pero por detrás… ¡buah!, ya sabes como somos.

Estamos aquí solos de sobremesa, pero si hubiéramos podido elegir cuatro comensales para compartir mantel, ¿a quien habrías escogido?
Pues a cuatro tías que hay por aquí que están bastante bien, para qué nos vamos a ir más lejos. ¿Te quedarías conmigo?

Pero vamos…
Pues eso. Para la próxima.