Mucho más que una hamburguesa

¿Quieres una hamburguesa diferente? Los chicos de la Fundación Juan XXIII nos han regalado la receta de una hecha a base de... ¡lentejas! Además de ser una delicatessen, tiene detrás el trabajo y el cariño de más de 30 personas discapacitas.

No hemos tenido la suerte de probar la apetitosa hamburguesa que ves en la imagen. Pero sabemos a qué sabe. Sabe a integración. Y a esfuerzo. Y sabe al cariño de gente muy especial, en el mejor sentido de la palabra. Te contamos su historia.

Desde hace medio siglo, la Fundación Juan XXIII se dedica a la inserción socio laboral de gente con discapacidad, haciendo un poco más fácil la vida a las 300 personas que trabajan con ellos (el 82% son discapacitados). Hace seis años, decidieron que la gastronomía puede ser también una buena herramienta para la integración, y así crearon un servicio de catering que, a día de hoy, sirve a grandes empresas como Repsol, Bodyshop, Enagas o Mapfre. El proyecto está totalmente gestionado por 33 personas con discapacidad intelectual y física, capaces de hacer recetas deliciosas como la que han tenido la generosidad de compartir con nosotros, estas mini hamburguesas de lentejas que puedes hacer tú mismo en casa o pedirlas en su catering. Aquí te la dejamos y, si quieres saber más o incluso te apetece echar una mano, puedes informarte en www.fundacionjuanxxiii.org.

Publicidad

Ingredientes para 4 personas
300 gr de lenteja roja
2 dientes de ajo
1 cebolleta tierna
1 zanahoria pequeña
Jengibre fresco al gusto
Sal y pimienta
Aceite de trufa negra
Panko (opcional)

Pon a remojo las lentejas 4 ó 5 horas, y después lávalas y escúrrelas. Pásalas por la termomix (o batidora) hasta formar una pasta, a la que hay que añadir la cebolleta picada, los ajos, la zanahoria y el jengibre (muy fino, en brunoise). Mezcla todo y rectifica con panko si la textura de la masa te lo pide. Da forma a la hamburguesa y fríe en una sartén con un poquito de aceite de trufa caliente. Acompáñalo con lo que más te guste: espinaca fresca, rúcula, tomate… y, por último, disfrútala sabiendo que tiene detrás el esfuerzo, el talento y el cariño de mucha gente.