Amor por lo 'eco'

Claves para decidirte por la alimentación más natural.

alimentación ecológica

Tras los excesos de las fiestas, llega el momento de cuidarnos. Y nosotros hemos querido aprovechar esta ‘operación detox’ para conocer un poco más de cerca este mundo de la ‘slow food’ y asumir nuevas prácticas saludables.

Los términos 'eco', 'bio' u orgánico tienen alguna pequeña connotación diferente, pero todos ellos aluden a un mismo concepto general: están libres de contaminantes, respetan a la naturaleza, y son beneficiosos para nuestro cuerpo. La agricultura ecológica no hace uso de pesticidas y produce alimentos no transgénicos (no manipulados genéticamente). En el caso de la ganadería, hay un concepto muy importante y es el de “bienestar animal”: se respetan aspectos como el espacio y la luz dedicada a cada animal, no hay lugar para jaulas o inyecciones y digieren cultivo ecológico. ¿El resultado de todo esto? Según Pau Batallar, nutricionista y responsable de la tienda 'Herbolario Navarro' de Madrid, es que “no fuerzas la máquina”, es decir, la producción es siempre justo lo que la tierra o el animal puede dar de sí. Al final de la cadena, llegamos nosotros, los consumidores, los que también salen ganando. ¿Por qué? Porque no introducimos toxinas en el cuerpo, algo muy beneficioso para nuestra salud. 

Sin embargo, no se trata ahora de enaltecer este tipo de comida desacralizando todo lo demás. Una leche de soja ecológica no tiene por qué ser beneficiosa para todos los organismos. Así que lo que proponemos, es interesarse por nuevas experiencias ‘gourmet’, probar y descubrir con espíritu crítico qué es lo que va bien contigo y qué es lo que no.

Para ello, hemos creado esta galería con pautas que nos introducen en este mundo 'green', además de puntos de venta interesantes, para que puedas sacar el mejor partido a estos productos naturales y los adaptes a tu vida. ¡Y súmate al #comesano #comelimpio!

Publicidad

Etiquetado

Una de las primeras pautas a tener en cuenta cuando te introduces en este tipo de alimentos es asegurarse que realmente es ecológico. La manera, identificar una etiqueta oficial en el dorso, ya que es lo que te asegura que cumple con la normativa europea y que está controlado por una entidad oficial. Existen multitud de etiquetas según la comunidad autónoma, el código de la entidad certificadora o el país de producción.

I love food

Este establecimiento de Barcelona aboga no sólo por lo ecológico sino por los productos de proximidad. Es decir, por aquellos de temporada que se producen en la propia tierra. "Somos una tienda ecológica y de proximidad, con muchísimo producto fresco que nos entregan cada día agricultores del Bajo Llobregat, el Maresme, Lleida, etc, siempre pequeños productores, que cultivan con mucho mimo variedades locales de fruta y verdura. Todo llega aquí directo del campo, recién recogido del árbol o de la tierra, y a precios sin intermediarios", nos cuenta Chema Bescós, uno de los socios de I Love Food. Además, puedes acceder a su oferta gracias a su servicio de cajas ecológicas a domicilio!

Publicidad

Herbolario Navarro

Más de mil metros cuadrados recién estrenados en pleno corazón de Madrid. Un espacio que conjuga la amplísima variedad de productos naturales que ofrece (alimentos, bebidas, cosmética, etc), con una atención al público de diez. Y es que, Herbolario Navarro se diferencia de otras tiendas especializadas por el buen asesoramiento que sus especialistas ofrecen al usuario. Un buen lugar para orientarte.

Baby Deli

Tatiana, Carolina, Eliza y Stacy son las cuatro jóvenes emprendedoras que, preocupadas por educar a sus hijos en un entorno de respeto con el medio ambiente, fundaron Baby Dali. Un espacio anclado en Madrid y en Barcelona, donde además de encontrar estanterías llenas con productos ‘eco’, artesanales y de comercio justo, ofrece talleres educativos para los más peques y una preciosa cafetería llena de luz, paz y amor.

Publicidad

'Superfoods'

Las modas también llegan a los llamados 'superalimentos', aquellos que aportan nutrientes, fibra, minerales o vitamintas extras a nuestra dieta para ayudar a suplir carencias nutritivas. Primero fueron las bayas de goji, luego la quinoa y ahora le toca el turno a la avena. Para empezar, la avena te puede ayudar a ingerir las proteínas que necesitas si no eres muy amiga de la carne. Con su alto porcentaje de proteína de origen animal, estarás cumpliendo de forma sana con este nutriente necesario para tu organismo. Además, este cereal contiene una alta dosis de hidratos de carbono pero de bajo IG y absorción lenta, así que es perfecta para no aportar calorías de más y tener la energía necesaria.
Por otro lado, la avena contiene mucha fibra soluble e insoluble. La primera ayuda a reducir el colesterol y la segunda facilita el tránsito intestinal. Su gran contenido en vitaminas y minerales, lo convierte en un alimento altamente antioxidante. Y pssst... Su efecto saciante, te ayudará a no picar entre horas, prueba con el salvado! ¿Alguien da más? No te pierdas nuestro artículo completo sobre la avena para saber más el por qué de sus beneficios.

Mercado La Buena Vida

Este mes de febrero el Mercado La Buena Vida cumple su primer y exitoso año. Por ello, desde la organización, comienzan con ilusión 2014 introduciendo nuevas iniciativas. Por un lado seguirán innovando con el mercado, concebido como un 'farmer's market' -el productor vende directamente al consumidor-, y donde además de alimentos 'eco' existen talleres gastronómicos, show-cooking, charlas, actividades para los más pequeños y la oportunidad de probar productos y tomarse un aperitivo.

A todo ello, y con el primer aniversario, ahora se une el servicio de cestas de productos que podrán recogerse en el propio mercado o hacerlo llegar a tu casa mediante un  servicio de 'ciclomensajeros'. "De esta manera, los madrileños tendrán la oportunidad de hacer su compra de productos ecológicos, artesanos y de proximidad todas las semanas sin tener que esperar al mercado mensual", nos dice Miguel, del equipo de comunicación de La Buena Vida.

La compra de las cestas se podrá realizar a través de la web, y contendrá los mismos productos que se ven en el mercado, toda una buena selección de alimentos ecológicos, artesanos y de proximidad.

Publicidad

Al alcance de tu móvil

Una manera sencilla y muy útil de dar con nuevos descubrimientos es hacer buen uso de las nuevas tecnologías. 'EcoLugares' es una aplicación para smartphones donde puedes encontrar todos los establecimientos, mercados, ferias y restaurantes relacionados con la alimentación ecológica de nuestro país. Gracias a su mapa geo-referenciado, puedes hacer búsquedas según distancias o por tipo de lugar.

Fichamos: su capacidad de interactividad y personalización, ya que los usuarios pueden ver los comentarios que otros han dejado sobre un lugar específico, y también puedes escribir tu propia valoración. Y si conoces algún sitio interesante que no aparece en esta 'app', tansólo tienes que decirlo, ¡lo incluirán!

Algunas comunidades autónomas ya están siguiendo este modelo y tienen su propia aplicación completa, como la Gastroteca en Cataluña. ¡Completísima!

Tu propia huerta

¿Te encantaría tener tu propia pequeña huerta, pero no tienes el lugar adecuado o el tiempo suficiente para hacerlo? Con organizaciones como La Huerta de Montecarmelo, ya todo es posible en la gran ciudad.

 

Ideada por la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, la labor de este colectivo se basa en cuidar de tus frutas y hortalizas cuando tus compromisos no te permitan hacerlo a ti. Y un plus muy importante: el factor social. La fundación trabaja para ayudar a las personas con discapacidad intelectual, que serán las encargadas de trabajar en tu huerto.

Podrás elegir entre tres posibles modelos, según los productos que quieras sembrar: 'Huerto Frutal', 'Huerto Tradicional' o el 'Huerto Jardín'. Desde 65 €/mes ya puedes contar con un terreno de 20 m2  para cultivar y agua. Por 20 € más podrás contar con un 'personal keeper' y con una cuota anual conseguirás muchas más ventajas como la instalación de riego, el abono de tierra o el asesoramiento técnico que necesites.

Sigue a este encantador colectivo en su blog para conocer de cerca todos sus huertos.

 

Publicidad

Y si quieres ir más allá... asóciate

Existen multitud de organismos defensores de la alimentación 'eco' donde informarse, aprender, debatir o incluso formar parte.

'Slow Food' es el nombre que eligió Carlo Petrini a su enorme asociación 'eco' gastronómica, una de las más consolidadas en nuestro país. Fundada hace justo 25 años, nació para luchar contra el 'fast food' y la 'fast life', apoyando el consumo local, los productos de proximidad e impidiendo la desaparición de las tradiciones gastronómicas de cada pueblo o ciudad. 

'Slow Food' cuenta ya con más de 100.000 asociados en todo el mundo, y para conseguir su objetivo de que todos ellos mantengan la filosofía 'eco friendly', organizan multitud de eventos gastronómicos, crean guías, recetarios, revistas (además de su propia web y blog) relacionadas con la materia. Además, la asociación impulsa proyectos encaminados a sostener la biodiversidad agroalimentaria en el mundo, y están trabajando en dar continuidad a un proyecto digital en el que se forje una red en Internet para que las distintas comunidades intercambien información y debatan sobre sus experiencias.