Dónde comer el mejor cocido madrileño

Si los pruebas todos podrás considerarte un 'gato' auténtico.

El cocido, ese guiso tan castizo que se disfruta por vuelcos, dicen que tres son los perfectos, pero sobre gustos no hay nada escrito. Si eres un amante de este plato de cuchara tan icónico de nuestra gastronomía saca tu smartphone, el papel y boli de nuestros días, y apunta todas las direcciones de nuestra ruta de cocido madrileño por la capital. ¡Empezamos!

Publicidad

Viridiana

Viridiana es el primero de nuestro ranking, de eso no hay duda. Su chef Abraham García es un emblema en la ciudad y lleva 40 años "oficiando una cocina ajena a la veleidosa veleta de la moda: sabrosa, rotunda y a contratiempo", es decir, haciendo lo que le da la gana. Y da la casualidad de que le ha dado la gana hacer el mejor cocido de Madrid que hemos probado, gracias Abraham. Sólo lo hace por encargo y alguna de las licencias que se ha permitido son los garbanzos al ras-al-hunt o una sopa a la hierbabuena. Es caro, pero hay que ir a probarlo una vez en la vida.

Precio: 60 €

Juan de Mena, 14.

El Charolés

Un cocido por el que merece la pena hacer una pequeña excursión al Escorial es el de El Charolés. Es el plato estrella de este restaurante de los que se puede decir que es de los de toda la vida. La clave de su éxito está en la nobleza de las materias primas y en una cuidada preparación, el respeto del producto por encima de todo. Únicamente lo cocinan los lunes, miércoles y viernes y hay que reservar previamente, así que no te presentes por sorpresa.

Precio: 29 €

Floridablanca, 24.

Publicidad

La Gran Tasca

En un ambiente de lo más tradicional, repleto de cuadros y fotografías históricas, en La Gran Tasca llevan atendiendo a los madrileños desde el año1942, y cada día ofrecen su famoso cocido. Su secreto se basa en la calidad del producto, en seguir la receta tradicional mimando cada paso y en servirlo en dos vuelcos. Dicen que su particular bandeja del segundo vuelco, la cual lleva en el restaurante desde que abrió, es la clave para conseguir un guiso tan sabroso.

Precio: 25 €

Santa Engracia, 161.

La Bola

Uno de los sitios más famosos para disfrutar del tradicional guiso de la comunidad de Madrid es el de La Bola. En esta taberna, abierta en el año 1870, sirven uno de los mejores cocidos de la región. Cocinado a fuego lento y con carbón de encina, presumen de lograr los garbanzos más frescos, uno de los caldos más sabrosos y de una pringá muy tierna. Son cuatro las generaciones que han dado vida a este pintoresco bistró y que han mantenido intacta la tradicional fórmula de su plato estrella. Si su receta lleva más de 100 años triunfando por algo será.

Precio: 18,50 €

Bola, 5.

Publicidad

Lhardy

Las puertas de esta tienda-restorán llevan abiertas en la Carrera de San Jerónimo desde 1839, y gracias al saber hacer y a la dedicación constante se ha convertido en todo un emblema en la ciudad de Madrid. Si hay algo que triunfa en este centenario, además de su su consomé, es su cocido madrileño, una tradición en Lhardy que traspasa fronteras.

Precio: 35 €

Carrera de San Jerónimo, 8.

La Tasquita de Enfrente

Es uno de los templos de producto en España, y es que Juanjo López se pone manos a la obra en La Tasquita de Enfrente no escatima en calidad. Con el cocido no iba a ser menos y, gracias a una materia prima exquisita y a su savoir faire en la cocina, hace que la cata de este plato, para la que se requiere previa reserva, sea una experiencia imposible de olvidar. Un caldo elegante, garbanzos de una textura finísima, tres variedades de tocino y una carne insuperable, nada más que decir.

Precio: 50 €

Ballesta, 6.

Publicidad

Casa Carola

Otro clásico del cocido es Casa Carola, con una fama más que merecida. Su oferta se limita a unos aperitivos para tomar en su barra junto a un vino y al tradicional cocido madrileño, que sirven en tres vuelcos. Una olla humeante con sopa de fideos recién hecha, lustrosos gabrieles de cosecha propia en Cabañas de Polendos, patata nueva, verduras frescas, carnes de añojo y pollo, chorizo de sarta, morcilla casera, tocino ibérico, codillo de jamón y huesos de caña; todo ello cocinado al dente y con mucho amor. ¿Te parece que suena delicioso? Pues luego está mucho mejor.

Precio: 29 €

Padilla, 54.

Malacatín

Sobre el marco de su pintoresca puerta una fecha, 1895, el año en que sirvió su primera comida. Desde entonces una misma familia ha regentado esta tradicional taberna madrileña, que ya ha llegado a la cuarta generación. Entre los platos clásicos de Malacatín: callos a la madrileña o lomos de bonito con pisto manchego. Pero platos estrella sólo hay uno, su famoso y abundante cocido, del que se dice que "jamás ha sido terminado por ningún comensal". Si te comes entero te vas sin pagar.

Precio: 19,50 €

Ruda, 5.

Publicidad

Taberna a Daniela

La Taberna la Daniela tiene cuatro locales en la ciudad, y en todos ellos se sirve un cocido de los que se queda grabado en la memoria. Nuestro favorito es el de la calle Cuchilleros, junto a la Plaza Mayor, por su localización tan castiza. A sus vuelcos los llaman "sota, caballo y rey" y no puede parecernos más adecuados, porque la sopa es deliciosa, los garbanzos con verduras que le siguen son realmente buenos y, por último, te sirven unas carnes exquisitas.

Precio: 25,60 €

Cuchilleros, 9.

General Pardiñas, 21.

Plaza de Jesús, 7.

Gutierrez Solana, 2.

Cruz Blanca

A fuego lento, ese es el secreto del cocido de Antonio Cosmen en La Cruz Blanca en Vallecas. Confiesa que los buenos caldos se consiguen con tiempo, por eso él empieza a prepararlos la jornada anterior, para que coja todos los matices de la materia prima, que por supuesto es de primer calidad.

Precio: 18 €

Carlos Martín Álvarez, 58.

More from Elle: