Llega la primera cama anti monstruos

Hay una canción que empieza diciendo "son las 3 de la mañana y yo no he dormido nada..." que podría ser la banda sonora de muchos hogares. La oscuridad, el miedo y los monstruos, tres de las cosas que más miedo dan a los niños por las noches. Pues se acabó, llega la solución.

Más de Elle Kids
20 articles
Escapada con niños: 10 claves a tener en cuenta
Sara Carbonero también consigue que se agoten las prendas de sus hijos
¿Por qué deben que aprender inglés desde pequeños?

Que levanten la mano los padres que no hayan pasado algunas (o muchas) noches en vela por culpa de los monstruos. A esos a los que les gusta meterse debajo de las camas de los pequeños para perturbar sus sueños. Bien, amigos, tenemos un mensaje para vosotros: vuestro final está muy cerca, porque NGLIfe ha inventado'Monsters Off' la primera cama anti monstruos del mercado.

Publicidad

Su funcionamiento no puede ser más sencillo, la cama cuenta con un sistema de iluminación regulable que se controla a través de un smartphone. Mediante este mecanismo, la luz (del color que se prefiera) se enciende a través de la aplicación cuando los niños se van a dormir y se apaga cuando la cama detecta que están dormidos. Además, la cama es capaz de detectar a través de los sensores inteligentes, si los peques están pasando mala noche, gritan o incluso se levantan de la cama. En ese momento, la luz se enciende automáticamente.

More From Elle Kids
20 articles
Escapada con niños: 10 claves a tener en cuenta
Sara Carbonero también consigue que se agoten las...
¿Por qué deben que aprender inglés desde pequeños?
La camiseta solidaria de Slow Love
5 razones para volver a la Costa Daurada

Pero es mucho más que luces. Varios sensores recogen la información de los niños, como la respiración, el ritmo cardíaco, las fases o el tiempo de sueño o el tiempo, entre otras cosas. Esa información se envía a la app para que los padres tegan ese control sobre la calidad del sueño infantil.

Sí, monstruos peludos, os hemos ganado la batalla.

More from Elle: