Entrevista a Mara Torres

La periodista madrileña y presentadora de 'La 2 Noticias' Mara Torres acaba de publicar 'Los días felices' (Planeta), su segunda novela. En esta entrevista nos habla no solo de la obra, sino de sus posición ante el feminismo, los 'youtubers' o la sobreexposición a las redes sociales.

Lo más popular

Tu novela recorre la historia de 20 años en la vida del protagonista, Miguel. ¿Cómo llevas tú el paso del tiempo?

Bien, pero lo pienso mucho. Ocupa parte de mis ratos de reflexión. Sobre todo pienso cómo afecta el paso del tiempo a las ilusiones que tienes en la vida. He caído en la cuenta de que hay un momento en tu vida en el que el mundo tiene límites que antes no tenía. Para mí, eso es lo que representa el paso del tiempo. Antes pensaba: si no trabajo en la tele, me monto un chiringuito en la playa o lo que sea; el mundo no tenía fronteras. Ahora sí las tiene.

Publicidad

Miguel reconoce en el libro haberse visto obligado a hacer siempre lo que otros querían. ¿A ti te cuesta decir que no?

No, no me cuesta nada. Yo siempre voy con el no por delante. Especialmente en la vida profesional, donde he sido poco arriesgada; para dar un paso he de estar muy segura que lo debo dar. Miguel es un personaje que me gusta especialmente porque es un chico corriente, siendo eso un adjetivo positivo; parece que el mundo está hecho de los héroes o de los antihéroes. Pero en realidad, nos vamos dejando llevar por las circunstancias, no es nada fácil dar carpetazo y salir por la puerta. La rutina organiza nuestra vida, es nuestra cotidianeidad y Miguel intenta vivir como vivimos cada uno de nosotros, intentando gestionar nuestros sentimientos, emociones y relaciones de la mejor manera.

Lo más popular

La fijación de Miguel por Claudia es el eje que recorre la obra. ¿Crees en el poder del amor platónico?

Sí, sí que creo. Ese amor sí que tiene fuerza porque queda en tu imaginario como lo que pudo ser y no fue, como lo que puede volver algún día.

El volumen se abre con dos citas de Luis Cernuda y Samuel Beckett. ¿Ellos te han servido de inspiración para el libro? ¿Cuáles son tus autores de referencia?

Los versos de Cernuda, de 'La realidad y el deseo', encierran parte del sentido de la novela, mientra que el extracto de Samuel Beckett es de una obra de teatro del absurdo llamada 'Los días felices' ('Happy Days') que tiene un único personaje, Winnie, que está enterrada y habla su marido por detrás; es un monólogo sobre la relación sentimental a largo plazo. Me gusta mucho Haruki Murakami; conozco toda la obra poética de Ángel González y también me gusta Paul Auster. He leído en estas últimas semanas una carta que escribió Oscar Wilde a su amante/amigo llamada 'De Profundis' que me ha removido profundamente. Pero no tengo autores favoritos, puedo leer cuatro libros de uno y olvidarme de él durante años. Hay libros para todo tipo de lectores y lo importante es que cojas uno y lo uses sin ningún pudor, como lo necesites en ese momento: para reír, divertirte, reflexionar...

Publicidad

Conocemos al personaje cuando tiene 20 años. ¿Cómo era Mara Torres entonces?

Pues aunque mis amigos son los mismos que los de los 20, me he ido tranquilizando, era tumultuosa y alborotada en las emociones. Lo vivo todo a tope, a pesar de que en la parte profesional he sido poco arriesgada. Mis cambios vitales también están vinculados a los profesionales; cuando pasé a la televisión tras la radio y con el finalista del Planeta fueron dos puntos de inflexión.

¿Qué es lo que más te conmueve de la historia?

Una frase que dice Claudia: "La vida es solo eso, vida". Es una frase contundente, soltada a bocajarro, abrumadora.

Eres muy activa en Twitter, ¿cuál es tu opinión sobre las redes sociales y sobre los escritores que las usan como herramienta de promoción?

Las redes sociales han sido un fenómeno que he seguido casi desde el principio. Soy muy cauta a la hora de utilizarlas, me parecen un canal extraordinario para que la gente se ponga en contacto con otros, para seguir al minuto la pista informativa de lo que está sucediendo, pero echo de menos la reflexión. No debemos renunciar a otros canales que nos den un poco de perspectiva y nos den argumentos más reflexionados. Mi Twitter personal siempre lo he utilizado como vehículo de comunicación con los espectadores de La 2 y La 2 noticias aunque ahora me apetece tener también 'feedback' sobre el libro. Yo he sido muy protectora con mi parte personal por la exposición que tengo en lo profesional, pero el que quiera utilizarlas, si sabe utilizarlas o no, cada uno es libre de usar las herramientas que quiera.

¿Qué opinión te merecen los 'influencers' y los 'youtubers', que llegan a tener más audiencias que los telediarios?

Lo miro con suma atención. Las cosas pasan por delante de nosotros y muchas veces empleamos demasiado tiempo en saber si están bien o mal, cuando simplemente están pasando. La vida de hoy en día, aparentemente menos reflexiva donde la gente da su opinión y falta un poco de perspectiva desde mi punto de vista, es la que es. Asumirlo o morir. Yo no voy a decir que lo de antes es lo mejor porque lo de antes es lo de antes y lo de ahora, es lo de ahora. Lo interesante es saber cómo gestionarlo.

¿Cómo te posicionas ante el feminismo del siglo XXI?

A los movimientos feministas tenemos que estar agradecidos todas las mujeres y todos los hombres. Son fundamentales para que el mundo evolucione porque el feminismo es un avance hacia la libertad de las personas. Defiendo cada uno de los movimientos feministas que hay en este país y en otros muchos y gracias a ellos, las mujeres trabajamos, votamos o llevamos pantalones.

¿Quién es tu heroína literaria?

Me gustaba mucho Fortunata, la de la obra de Pérez Galdós, por eso elegí ese nombre para la protagonista de 'La vida imaginaria' [su primera novela, finalista del Premio Planeta en 2012], pero también me gustaba Jacinta. Son las dos una misma persona, como la dualidad del ser humano. También Madame Bovary. Hay tantos personajes femeninos literarios que son atractivos…

Juguemos a tu libro: ¿cómo te imaginas el planeta en el que vivimos dentro de15 años?

Dentro de 15 años espero que haya mejorado la tecnología de los coches para hacerlos menos contaminantes. No sé si de forma híbrida o eléctrica, pero espero que ese camino esté allanado. En cuanto a las relaciones sociales, me imagino que nos pondrán un chip en la piel a lo 'Black Mirror' que se nos pondrá al nacer. Otra cosa con la que fantaseo es que el mundo se dividiera entre los que viven de sus recuerdos y los que no.

¿Crees que ahora, personalmente, estás viviendo unos 'días felices'?

Creo que están por llegar. Vivimos pensando que los días felices están por llegar, y ese es un motor muy importante para nuestra vida.

More from Elle: