Las mejores escenas de baile de la historia del cine

El estreno de 'La ciudad de las estrellas (La La Land)' es una excusa excepcional para hacer un repaso a las mejores escenas de baile de la historia del cine: esas que nos han emocionado, nos sabemos de memoria y que -reconozcámoslo- hemos intentado imitar cientos de veces. ¡Música, maestro!

El estreno de 'La ciudad de las estrellas (La La Land)' es una excusa excepcional para hacer un repaso a las mejores escenas de baile de la historia del cine: esas que nos han emocionado, nos sabemos de memoria y que -reconozcámoslo- hemos intentado imitar cientos de veces. ¡Música, maestro!

Publicidad

'Singing in the rain' ('Cantando bajo la lluvia', 1952)

La que sin discusión es la mejor escena de baile de la historia: Gene Kelly, totalmente encantado de la vida después de besar a Debbie Reynolds, recorre las calles bailando de felicidad bajo un chaparrón de cuidado y apenas sin refugiarse bajo el paraguas. A pesar de que Kelly grabó la escena con una fiebre de aúpa, lo hizo en una sola toma y la convirtió en uno de los momentos icónicos del séptimo arte.

Publicidad

'The time of my life', ('Dirty Dancing', 1987)

Una de las escenas grabadas en el colectivo de las chicas de la Generación X es este momentazo final de 'Dirty Dancing' en el que, tras pronunciar las palabras mágicas ("no permitiré que nadie te arrincone"), un estirado Patrick Swayze se marca un pasional baile con una Jennifer Grey mucho más suelta al ritmo de 'The time of my life' (canción que se llevó el Oscar ese año). Obviaremos los fallos de raccord y la dirección de videoclip ochentero -esa cámara lenta, por favor- en pro de lo que se ha convertido en un clásico.

Publicidad

'You should be dancing' ('Fiebre del sábado noche', 1977)

A John Travolta nos lo vamos a encontrar alguna vez más en este tema, pero empecemos por el filme que le dio fama. La verdad es que la escena rezuma horteradez por todos los poros, desde la ropa, hasta el baile en sí mismo, el entorno, la fotografía, el movimiento de cámara... Pero es justo eso lo que la hace tan magnética e irresistible a los ojos de cualquier espectador.

Publicidad

'You're the one that I want' ('Grease', 1978)

La segunda aparición de Travolta es la más mítica de todas: ¿cuántas veces no hemos intentado en nuestra casa imitar esta escena de baile? Lo tiene todo para triunfar. Una excelente coreografía, el entorno de la feria, el 'look' de los actores, los secundarios dándolo todo... La escena se rodó en una tarde, a 38 grados y tras una semana en la que Olivia Newton John tuvo que estar a dieta controlada de lo que comía y bebía para encajar en las mallas de spandex.

Publicidad

'Final dance' ('Footloose', 1984)

Lo de los bailes de graduación en el cine americano es de hacérselo mirar... ¿Son todos realmente tan apetecibles? Aquí vemos a Kevin Bacon y compañía desfasar con todo tipo de bailes y ritmos ('brakdance' y 'moonwalk' incluidos) al compás de una más que acertada canción de Kenny Loggins que ya se ha convertido en un clásico en los bailes de boda. Por cierto, que Bacon pide siempre a los DJs, cuando va a una boda, que no pongan la canción, porque la gente espera de él que baile como en esta escena. Y no es plan.

Publicidad

'What a feeling', ('Flashdance', 1983)

La coreografía, salvo momentos puntuales, no es nada del otro mundo, pero la escena es realmente magnífica. Compartimos la emoción y los nervios de la protagonista, Jennifer Beals, en contraste con el tedio del jurado que va a decidir si le admite o no a un importante musical, y vivimos la pasión de su baile. Otro caso en el que la banda sonora, a cargo del maestro Giorgio Moroder, juega un papel fundamental. 

Publicidad

'Dancing for Dad' ('Billy Ellioy. Quiero Bailar', 2000)

Tampoco te epatarán las habilidades bailarinas de Jamie Bell, el protagonista de la peli, en esta escena, pero nos encanta por el descaro que muestra a la hora de decirle a su padre que su pasión es la danza. Baila con gracia, baila alegre, y baila ilusionado, esperando la reacción de un progenitor que no es demasiado comprensivo al principio pero que según avanza el metraje se va quedando sin palabras ante el talento de su hijo.

Publicidad

'Step in time' ('Mary Poppins', 1964)

Eata peli tiene un buen puñado de escenas de baile y de canciones que han trascendido las generaciones, así que es difícil escoger. Pero nos quedamos con el increíble número de los deshollinadores ('Step in time!' en inglés y 'Al compás' en castellano) en el que los colegas de Dick Van Dyke nos sorprenden bailando por tejados, saltando de cornisa en cornisa y danzando por lugares imposibles (sí, ya sabemos que era un decorado). Se tardó una semana en rodar la escena entera. 

Publicidad

'Do, re, mi' ('Sonrisas y lágrimas', 1965)

La mala calidad del vídeo no impide recordar una de las escenas de baile más divertidas del cine, en la que Julie Andrews enseña la escala musical a los siete hijos del capitán Von Trapp a lo largo de lo que parece ser el mejor verano de sus vidas. El entorno de los Alpes y Viena se convirtió en un gran escenario para el musical cinematográfico más exitoso de la historia.

Publicidad

'Nowadays' ('Chicago', 2003)

Con esta canción terminaba 'Chicago', una obra teatral de los años 20 que vio cómo en 2003 se adaptaba al cine por tercera vez y con enorme éxito (ganó 6 Oscar, entre ellos los de Mejor Película y Mejor Actriz Secundaria para Catherine Zeta-Jones). La escena es corta pero contundente, con una rivalidad compartida entre Renée Zellweger y Zeta-Jones pero en la que en ningún momento hacen perder la sonrisa al espectador. Rutilante.

More from Elle: