12 mujeres de Oscar de las que aprender

Todas ellas se llevaron la estatuilla dorada: bien como actriz principal o como secundaria, representaron roles admirables, mujeres fuertes ante los dramas y con un camino bien claro, que queremos repasar a solo unos días de la 90ª edición de los Oscar. Nuestra conclusión: tenemos mucho que aprender de ellas.

Todas ellas se llevaron la estatuilla dorada: bien como actriz principal o como secundaria, representaron roles admirables, mujeres fuertes ante los dramas y con un camino bien claro, que queremos repasar a solo unos días de la 89ª edición de los Oscar. Nuestra conclusión: tenemos mucho que aprender de ellas.

Publicidad

Julia Roberts en 'Erin Brockovich'

Lección número 1: la testarudez te puede llevar muy lejos. Eso le pasa a Brockovich, que consigue un trabajo en el bufete de abogados que le han hecho perder su indemnización tras un accidente de tráfico. Y ahora viene la lección número 2: sin tener ni idea, si luchas y te involucras puedes conseguir lo que te propones; en este caso, pelear por los desfavorecidos.

Publicidad

Hillary Swank en 'Million Dollar Baby'

Si alguien te dice que hay una tarea que no puedes hacer, acuérdate del personaje de Maggie Fitzgerald, una joven muy decidida cuyo sueño en la vida no es solo introducirse en un mundo eminentemente masculino, sino triunfar en él. Y lo consigue. Con lucha, fuerza y tenacidad lo logra, y de la mano de Clint Eastwood. El final hay que verlo.

Publicidad

Sally Field en 'Norma Rae'

Norma es una madre soltera con una vida aburrida, que trabaja en una fábrica textil de su pueblo, como sus padres. Pero, con la ayuda de un compañero, se empieza a dar cuenta de que alguien tiene que luchar por las condiciones de los trabajadores, y venciendo sus miedos, las críticas y los comentarios despectivos de género, decide montar un comité de empresa.

Publicidad

Meryl Streep en 'La dama de hierro'

Aunque la película se narra desde el recuerdo de una Margaret Thatcher senil, debil y acabada al final de su vida, nos atrapa con la historia de una mujer a la que no se caen los anillos cuando le dicen que la política no es una cosa de mujeres y que tiene que quedarse en casa con sus hijos. La historia confirmará que tomó la mejor decisión.

Publicidad

Diane Keaton en 'Annie Hall'

¿Quién no habría querido ser Annie Hall? En primer lugar, sus looks marcaron un antes y un después en el estilo masculino. Y en segundo lugar, aparentemente no es nadie especial, no es una mujerona, de hecho es tremendamente insegura. Pero es capaz de enamorar a cualquiera y, así, nos enseña que todas podemos ser inolvidables.

Publicidad

Jessica Lange en 'Tootsie'

En esta película de Sidney Pollack, todo funciona como un sistema solar en torno a Dorothy, el personaje transexual interpretado por Dustin Hoffman. Uno de estos engranajes es Julie, Jessica Lange, una madre soltera que tiene que gestionar sus emociones y ver cómo su amistad con la protagonista se va convirtiendo en algo más amoroso. 

Publicidad

Mira Sorvino en 'Poderosa Afrodita'

Sorvino se cargó en este papel el mito de la 'rubia tonta': sí, parece que empieza así, pero luego demuestra que los tópicos son solo eso. Dulce, tierna e inteligente, nos da la lección de que no se puede juzgar a alguien por su exterior.

Publicidad

Ingrid Bergman en 'Luz que agoniza'

En 1944, la actriz sueca se llevó el Oscar a la Mejor Actriz por este papelón de una mujer atormentada y a la vez seducida por el lado más oscuro de un hombre. Paula representa a todas aquellas chicas que, al terminar la guerra, eran un poco más libres para trabajar, vivir y enamorarse, pero que tenían que enfrentarse a los riesgos que todo esto suponía.

Publicidad

Jodie Foster en 'Acusados'

Foster da vida a Sarah Tobias, una camarera que sufre una triple violación y que tiene que demostrar ante un tribunal (junto a su abogada, Kelly McGillis), que el delito no es culpa de su "actitud provocativa" y que los clientes del bar pasaron de ella y no la ayudaron. Hay muchas cosas que nos enseña su papel; lucha, tenacidad, trabajo, pero sobre todo una: dignidad.

Publicidad

Hattie McDaniel en 'Lo que el viento se llevó'

En un entorno tan hostil como el que narra la película, con la esclavitud de por medio y la Guerra de Secesión, la entrañable Mammy emerge como la única sensata capaz de sobreponerse a la situación, pensar con dos dedos de frente y encarrilar a la caprichosa Escarlata a pesar de su condición. Brava.

More from Elle: