15 películas de animación que hicieron historia

Porque la belleza está en el interior.

Una buena película de animación es aquella que, aunque pase el tiempo, emboba a generación tras generación. Todas las de nuestra lista lo consiguen, pero además han hecho historia: algunas, por sus innovaciones técnicas; otras, por sus planteamientos de guión; otras porque fueron atrevidas para su tiempo y la totalidad porque figuran entre las mejores películas de todos los tiempos.

Publicidad

'Fantasía' (1940)

Es increíble pensar que esta explosión de viñetas psicodélicas de Disney fuera estrenada en 1940; piensa en todo el trabajo que supuso trasladar ese tipo de magia a la gran pantalla. Porque 'Fantasía' es, en realidad, pura magia, con sus hipopótamos bailarines, sus centauros y una banda sonora con Bach y Tchaikovsky. Y claro, también está Mickey Mouse y las escobas que casi le ahogan, una pesadilla que tiene algo de encantador y que sigue siendo lo más icónico de la película. 'Fantasía', la precursora de futuras animaciones psicodélicas, queda en nuestra mente como un viaje ácido.

'Del revés' (2015)

Hubo quien quiso ver en ella una obra minoritaria de Pixar, pero estamos ante la que probablemente sea la mejor película de animación de la historia (y qué suerte que sea de nuestro siglo). Así, sin exagerar. Alegría, Tristeza, Ira, Miedo y Alegría, las emociones de la mente de Riley, aparecen ante el espectador con miles de guiños que reconocemos, con una historia bien armada, con momentos inspiradores que hacen llorar (y también reír), pero sobre todo con mil y un detalles que hacen de ella una película entrañable, comprensible y, simplemente, obligatoria.

Publicidad

' Yellow Submarine' (1968)

No, quizás los dibujos estén superados y quizás la historia se nos antoje demasiado surrealista e incomprensible. Hasta podemos conceder que ha envejecido mal, vale. Y ni siquiera los Beatles aportaron sus propias voces para doblar sus personajes animados. Sin embargo, las escenas psicodélicas, obra de George Dunning, son absolutamente insuperables y han pasado a la historia del 'pop art'. Hablar de la música en 'Yellow Submarine' es, quizás, redundar en la idea de que los cuatro de Liverpool son lo más cercano a dios que existe en el mundo del pentagrama del siglo XX, así que cerremos el texto recordando que ellos, una vez más, fueron pioneros mostrando al mundo que había una manera 'indie' de hacer animación aparte de Disney.

'Pesadilla antes de Navidad' (1993)

Hubo un tiempo en el que Tim Burton sacaba películas a cual mejor, en vez de cosas extrañas como el 'Alicia en el país de las maravillas' que rodó con Johnny Depp. En fin, a esa época pertenece 'Pesadilla antes de Navidad', siempre valorada como una de las mejores películas del director y, sobre todo, enormemente influyente en los filmes 'stop-motion' que vinieron después. En esta cinta que lo mismo te da ver en Halloween que en Navidad, concebida por Burton y dirigida por Henry Selick (responsable, después, de 'Los mundos de Coraline') sigue la historia de Jack Skellington, un esqueleto que intenta traer la felicidad navideña a su pueblo de Halloween Town. ¿Un plus de la película? La increíble banda sonora de Danny Elfman.

Publicidad

'Wall-E' (2008)

También la animación ha acercado el mundo del espacio a los más pequeños. Pixar lo hizo en 2008 no desde el estandarizado punto de vista del astronauta, sino del robot. Concretamente, del de un desaliñado Wall-E, el último habitante de la Tierra después de que el ser humano se la cargara en un futuro (a este paso) no muy lejano, que se queda encargado de recoger toda la basura que hemos dejado. La historia es fabulosa y la primera hora es sencillamente magistral, sin apenas sonidos, sacando todo lo mejor del cine mudo y narrando con delicadeza una bella historia en la que se entremezcla el amor, las aventuras espaciales y la denuncia socioecológica. Imprescindible

'Chico & Rita' (2010)

Es una película extraña en esta lista, con otro 'look & feel', pero el trabajo conjunto de los directores de cine Fernando Trueba y Tono Errando, del escritor Ignacio Martínez de Pisón y del diseñador Javier Mariscal dio lugar a una obra deliciosa. La banda sonora mezcla ritmos cubanos y jazz clásico, como envoltorio de una historia de amor protagonizada por un pianista que se enamora fugaz e insistentemente de una joven que sueña con convertirse en cantante. La reconstrucción de la Cuba de los años 40 es magnífica, al igual que la animación, justita pero muy eficaz, y construye un filme entretenido y rítmico que vale la pena ver.

Publicidad

'Blancanieves y los siete enanitos' (1937)

Fue nominada al Oscar a la Mejor Banda Sonora, pero se llevó otro: el honorífico que le reconocía como "una significante innovación en la gran pantalla que ha enamorado a millones de personas y que ha sido pionera en un nuevo campo de entretenimiento". Y no se puede definir mejor al primer largometraje de Disney. Su animación está pasada de moda, sí; justamente el personaje de Blancanieves y el del príncipe son los que menos han aguantado el paso del tiempo. Pero... ¿y los enanitos? ¿Y la bruja transformada? ¿Y el cazador? Son personajes deliciosos y llenos de vida, auténticos iconos de la animación que construyen una historia sencilla llena de momentazos como la interpretación de 'Heigh-ho', el baile en la casa o la transformación de la madrastra en bruja y el envenenamiento de la manzana. Mítica.

'Toy Story' (1995)

Está claro que 'Toy Story 3' es un peliculón que, en 2010, se alzó con la nominación al Oscar a la Mejor Película, pero cuando vimos hace más de 20 años 'Toy Story', supimos que todo estaba cambiando. Fue la obra maestra que colocó a Pixar en lo más alto de la animación, y con una historia tan sencilla como la de dos rivales, el cowboy Woody y el astronauta Buzz Lightyear. Ambos compiten por el 'amor' de Andy, pero resuelven sus diferencias en una bonita historia de amistad y evolución que va más allá de sus aventuras espaciales y vaqueras. La banda sonora de Randy Newman ('Hay un amigo en mí') también ha pasado a la historia, al igual que la recuperación de juguetes tradicionales en 3D como el Potato, el teléfono con ojos o los soldados con paracaídas.

Publicidad

'Pinocho' (1940)

Considerada por muchos medios cinematográficos como la mejor película de animación de la historia, 'Pinocho' nos cuenta la historia de un niño de madera que tiene que 'ganarse' el convertirse en una personita de carne y hueso. Y lo que le pasa, mientras tanto, es de traca: le secuestra un titiritero, se relaciona con unos gatos malvados, acaba bebiendo cerveza y fumando... (sí, en una película infantil). Todos los detalles han pasado al imaginario colectivo: el pequeño Pepito Grillo, la nariz que crece si se miente, el hada azul que está pendiente 'en alguna parte' y cumple tus deseos. Así, se convierte en una película muy influyente, deliciosa y mágica, llena de metáforas y con una moraleja clara: no mientas, ni a los otros, ni a ti mismo.

'El viaje de Chihiro' (2001)

El género de animación ha ido cobrando en los últimos años una gran relevancia gracias al trabajo de fuertes compañías estadounidenses y también con la aparición de joyitas como esta de Hayao Miyazaki. El viaje que emprende la pequeña Chihiro es un recorrido de la infancia a la adolescencia y, claro está, se impregna de aventuras y se topa con seres desconocidos que resultan realmente atractivos. Todavía fue una película dibujada a mano y rematada por ordenador, lo cual le da más valía.

More from Elle: