10 secretos que no conocías sobre los parques temáticos de Disney

Hay muchos más de lo que crees.

Cuando te dispones a visitar un parque temático de Disney de cualquier parte del mundo, ya sabes el plan a seguir: subirte en las atracciones, comer en un Mickey Bar y hacer las típicas fotos de los niños junto a sus personajes favoritos. Pero si te limitas a hacer esto te perderás, sin saberlo, lo mejor. Si prestas atención a tu alrededor y preguntas a los trabajadores del parque, encontrarás todo un mundo de secretos que pueden hacer de tus vacaciones una experiencia más inolvidable si cabe. Aquí tienes unos cuantos.

Publicidad

Hay "Mickeys ocultos" por todas partes, sólo tienes que agudizar la vista.

La próxima vez que estés haciendo cola para subir en una atracción, mira a tu alrededor y busca a Mickey Mouse. Hay miles de ellos ocultos por todas partes. Sólo en el parque temático de Orlando hay 1.250. Por lo general, son una sencilla silueta compuesta por un círculo grande y dos más pequeños y de su ubicación son responsables los empleados ("Imaginadores") encargados del diseño del parque y sus atracciones. 

Steve Barrett, autor de una guía para encontrar estos Mickeys ocultos, cuenta que esta práctica se inició en los años 70, cuando se construyó Epcot. Walt Disney no quería que el parque tuviese un aspecto demasiado infantil y que todo estuviese lleno de referencias a los personajes de los dibujos animados. Sin embargo, los Imaginadores colocaron, sin que él lo supiera, estas siluetas por todas partes y la gente empezó a darse cuenta. Ahora, es una de las curiosidades más divertidas de los parques.

Además, hay un Mickey oculto que sólo se puede ver una vez al año dentro de la atracción de la Sirenita en Fantasyland. Allí los Imaginadores practicaron tres agujeros en el techo, de manera que el 18 de noviembre, el día del cumpleaños de Mickey, la luz del sol que pasa por ellos justo a las 12 del mediodía refleja una figura de Mickey perfecta. Algo asombroso.

Publicidad

Pregunta por los menús "secretos" en los restaurantes.

Muchos de los restaurantes situados dentro de los parques temáticos de Disney cuentan con menús secretos a tu disposición siempre que preguntes por ellos. Por ejemplo, el Cove Bar de Disneyland tiene una carta de bebidas secretas, con cócteles como el Fun Wheel y el Neverland Tea.

Y en Disney World sirven unos nachos secretos en el Pecos Bill Tall Tale Inn y en el Café del Magic Kingdom. Se trata de un plato para 6-8 personas que cuesta la friolera de 85 dólares. Los trabajadores del restaurante te acompañarán hasta una mesa especial donde te los servirán.

Publicidad

Los visitantes pueden acudir disfrazados durante las jornadas temáticas no oficiales.

Desde 2011, en primavera y otoño, los fans de Disney acuden a los parques de California y Orlando para celebrar el Dapper Day. Hasta allí se dirigen disfrazados con trajes de fantasía y ropa vintage inspirada en las mejores galas que los visitantes lucían en los años 50 y 60 y se montan en las atracciones.

Otros acontecimientos especiales, aunque no oficiales, son el Día del Orgullo Gay, en el que participan los miembros de la comunidad LGBT vestidos de rojo, el Bat Day, donde los visitantes lucen sus mejores looks góticos y el Galliday para los fans del Doctor Who

Publicidad

Puedes reservar un tour privado por el"backstage" del parque.

Si no te importa pagar un poco más y quieres disfrutar de una visión diferente de Disney, puedes reservar un tour privado por aquellas partes del parque que, de otra forma, nunca verías. Robert Niles, creador de la web Theme Park Insider, recomienda el recorrido por el invernadero de Epcot, donde se cultivan algunas hortalizas y frutas que luego se utilizan para la elaboración de los menús de los restaurantes del parque. En el pabellón Epcot podrás bucear entre peces y mamíferos marinos, siempre que estés en posesión de la licencia de buceo, mientras que en el Animal Kingdom podrás disfrutar de un mini safari desde un vehículo especial y después comer en medio de la selva.

"Todas estas atracciones permiten disfrutar de una experiencia única que, de otra forma, te perderías", comenta Niles. "Obviamente esto supone un desembolso adicional, pero los precios son razonables y os aseguro que merece la pena". En la web de Disney puedes echar un vistazo a los tours disponibles.

Publicidad

Hay muchas actividades gratuitas de las que no habías oído hablar.

 ¿Es tu cumpleaños? ¿Tu aniversario? ¿Tu primera visita? Díselo a un trabajador del parque y conseguirás un regalo. Los niños podrán disfrutar de forma gratuita de experiencias increíbles como un entrenamiento Jedi en los estudios de Hollywood o participar en un desfile pirata en el Magic Kingdom. Algunos parques ofrecen actividades basadas en la última película de Marvel y al final tu hijo será obsequiado con un certificado o un regalo. También podrás asistir junto a tu familia a una clase de 15 minutos en la Academia de Animación y llevarte tu trabajo a casa.

Publicidad

¿No te está resultando agradable la visita a la Torre del Terror? Hay una salida de emergencia.

Si te encuentras dentro de la Torre del Terror y, de repente, cambias de idea y no te apetece  seguir con la visita, no te preocupes, existe una salida pensada para ti. Algunas atracciones ofrecen la posibilidad de interrumpir la visita simplemente haciéndole saber a un trabajador del parque que queremos salir, quien nos indicará por dónde podemos salir. Hay también una sección en la que uno de los padres puede montar en una atracción, mientras que el otro se queda con los niños y luego intercambian sus papeles sin necesidad de esperar cola, de manera que ambos puedan disfrutar de la atracción.

Publicidad

Puedes luchar contra los villanos de Disney en el Magic Kingdom.

Caminar por un parque Disney se puede convertir en cualquier momento en una experiencia interactiva si se lo pides a los Hechiceros del Magic Kingdom El plan es el siguiente: los villanos de Disney están intentando tomar el control del parque y es cosa tuya evitarlo. Dirígete al Parque de Bomberos situado en la Calle Mayor donde te informarán de los nueve retos que tienes que cumplir y te darán una tarjeta de acceso, unas cuantas cartas mágicas y el mapa de Merlín, que te proporcionará las pistas para encontrar los 20 "portales mágicos" que hay en el parque. Desbloquea estos portales y derrota a los villanos que vayan apareciendo. Lo mejor de todo es que es gratis. "Mucha gente colecciona las cartas y las trae al año siguiente", comenta Jill Safro, autor de  una serie de guías oficiales sobre los parques temáticos de Disney. "La gente está deseando hacerse con ellas y se ha llegado a crear todo un mercado de intercambio de cartas".

Publicidad

No te sorprendas si ves gatos deambulando por Disneyland.

Cuidado Mickey, según Los Angeles Times, un grupo de gatos callejeros se ha apropiado del lugar. Y aunque el silencio mantenido por la dirección del parque no hace sino confirmar la presencia de los gatos por sus calles, los trabajadores están encantados con los felinos, pues desde que aparecieron la cantidad de roedores en las instalaciones ha disminuido. Si quieres ver uno, espera hasta el atardecer, es el momento en el que se dejan ver.

Publicidad

Se puede disfrutar de una jornada increíble sin tener que entrar en el parque.

Los hoteles situados dentro del complejo ofrecen mucho más que un simple desayuno junto a los personajes de Disney. Niles recomienda visitar uno de los mejores restaurantes de Florida, el Victoria & Albert en el hotel Grand Floridian. "Se trata del hotel de cinco estrellas más aclamado de Disney World y no todo el mundo lo sabe. No vayas en pantalones cortos y chanclas; ve bien vestida y reserva con antelación". 

Si no puedes darte este capricho, siempre podrás hacer otro tipo de actividades como, por ejemplo, asistir al Dee Doo Musical Revue en el Fort Wilderness Resort, un espectáculo que incluye una cena, actuaciones musicales, bailes y obras de teatro. Por otro lado, casi todos los hoteles tienen piscina y algunos incluso tienen un cine de verano u organizan veladas junto a un fuego al aire libre. Si tu hotel está situado junto al mar, un lago o un río también tendrás la oportunidad de alquilar un bote o una moto de agua.

Publicidad

También existen actividades para madrugadores y trasnochadores.

Si lo que quieres es evitar las aglomeraciones, lo mejor es empezar a disfrutar del parque bien temprano o esperar a que cierre. Y los responsables de los parques son conscientes de ello. Si te alojas en uno de los hoteles del complejo, puedes aprovechar más el tiempo. En Disneyland eso significa que puedes acceder al parque cuando aún no ha abierto sus puertas al público en general, mientras que en Walt Disney World puedes elegir entre entrar antes o quedarte hasta después del cierre.

Este verano, una vez que el parque eche el cierre, se podrá continuar la visita en la nueva sección del Walt Disney World, Pandora: The World of Avatar, con su espectáculo de luces a medianoche. Por otro lado, aunque no te alojes en uno de los hoteles del complejo, podrás visitar el Magic Kingdom antes de que abra sus puertas, pasear por la Calle Mayor y luego asistir a la ceremonia de apertura en el Castillo de Cenicienta.

More from Elle: