Los mejores maquillajes de cine

La del niño de 'Wonder' y otras 9 transformaciones increíbles.

El trabajo de los maquilladores en el cine no siempre es valorado como se debe: pasan horas frente al espejo, creando los personajes que conocemos de los actores y actrices que admiramos. Jacob Tremblay, como el niño de lapelícula Wonder, es la última transformación mágica del séptimo arte, un ejemplo brillante entre otros tantos que queremos repasar.

Publicidad

Cate Blanchett

Su transformación para 'I'm Not There'(2007) fue sencillamente alucinante. Nadie ha dudado en considerar que la actriz australiana ha sido el mejor Bob Dylan de la historia del cine. Blanchett confesó que se introdujo un calcetín en la entrepierna de sus pantalones: "Me ayudó a caminar como un hombre".

Publicidad

Charlize Theron

No fue solo el maquillaje lo que ayudó a que Theron se llevara en 2003 el Oscar a la Mejor Actriz por 'Monster', sino su magnífica interpretación de una asesina en serie. Tuvo que ganar más de 13 kilos, teñirse el pelo y ponerse cada día dientes falsos para que su sonrisa luciera amarilla y una terrible prótesis facial.

Publicidad

Gary Oldman

Veremos a principios de enero la sorprendente transformación del actor londinense en Winston Churchill para la película 'El instante más oscuro del mundo'. El filme se centra en las primeras semanas en las que Churchill fue Primer Ministro, en la Gran Bretaña de 1940, en plena Segunda Guerra Mundial.

Publicidad

Jacob Tremblay

Es increíble el trabajo de caracterización que han hecho los maquilladores sobre el rostro de Jacob Tremblay; tanto, que gran parte del público se ha creído que el niño de 'Wonder' tenía en realidad el problema del que se habla en la película. El diseñador de efectos especiales Arjen Tuiten es el autor del magnífico trabajo.

Publicidad

Jeff Goldblum

Sensacional. Sobran las palabras para definir el excelente maquillaje con el que Jeff Goldblum dejó de ser el guaperas que era en 1986 para convertirse en el terrible monstruo de 'La mosca'. En las escenas más terroríficas, el actor de Pennsylvania se ponía encima más de dos kilos de maquillaje.

Publicidad

John Hurt

El de 'El hombre elefante' (David Lynch, 1980) es uno de los mejores ejemplos de caracterización de la historia: se tardaban de siete a ocho horas diarias en maquillar a John Hurt, y otras dos horas en quitárselo. El actor llegaba al set de rodaje a las 5 de la mañana, y rodaba desde mediodía hasta las 10 de la noche. Con ese ritmo, se decidió que trabajara en días alternos.

Publicidad

Johnny Depp

Obviando el hecho de la terrible evolución de Johnny Depp desde 1990 en el que era uno de los hombres más guapos del firmamento, hasta ahora que parece una señora, nos centramos en el estupendo maquillaje que le convirtió en 'Eduardo Manostijeras', papel para el que tuvo que perder más de 11 kilos.

Publicidad

Nicole Kidman

Un caso similar al de Charlize Theron: su caracterización y su extraordinaria interpretación de Virginia Woolf en 'Las Horas' (Stephen Daldry, 2002), le hicieron ganar el Oscar a la Mejor Actriz. Sin embargo, la película fue descalificada por la Academia para el Oscar al Mejor Maquillaje porque se realizaron retoques digitales en primeros planos de la actriz para que su nariz fuera perfecta.

Publicidad

Ralph Fiennes

La famosa transformación de Ralph Fiennes para hacer de Lord Voldemort en la saga de Harry Potter es un buen ejemplo de cómo ha evolucionado el maquillaje en el cine. Los efectos CGI, creados por ordenador, permitieron que el actor no se tuviera que amputar la nariz y que no se pasara demasiadas horas en la sala de maquillaje.

Publicidad

Robert Downey Jr.

'Tropic Thunder' (2008), la extravagante película de Ben Stiller, tenía un reparto extraordinario y es difícil elegir entre la mejor caracterización, pero nos quedamos con la de Downey. Curiosamente, al actor le costó dar el sí al papel, puesto que consideraba que podría ser ofensivo maquillarse para parecer afroamericano.

More from Elle: