Unos premios épicos

Nuestra crónica de los 'Blue Label Epic Awards' que se entregan a personalidades por su trayectoria.

Lo más popular

Acostumbrada a los photocalls llenos de vestidos de firma y bellezas infinitas, la recepción de ayer en la residencia del Embajador de Gran Bretaña en Madrid Giles Paxman reunió a un grupo de ilustres de quitarse el sombrero.
La convocatoria corrio a cargo de la firma de whisky escoces, Johnnie Walker, que ofrecia sus 'Blue Label Epic Awards' a personalidades que se distinguen por su brillante trayectoria en distintos ámbitos. De ahí lo variopinto y singular del palmarés: Álvaro Pombo, Eduardo Punset, Inma Shara, Ángel Schelesser, Mariano Barbacid, Carme Ruscadella, Emiliano Suárez, Rafael Ansón...
Faltaron Vicente del Bosque, ocupado en esos momentos en meter cinco goles a los venezolanos (se le perdona), y Estrella Morente.

Publicidad

Todo fue muy scotish: música de gaitas, whisky a raudales y canapés de apio con queso. Al final de la ceremonia, un brindis “comme il faut”. Copa de agua helada en una mano y vaso de whisky (del tiempo, sin hielo) en la otra, recibimos instrucciones precisas de cómo beberlo: tres sorbos de agua muy fría, primero y un sorbo del licor después. Y a resolver el mundo.
Inma Shara, con su silueta etérea que contrasta con la fuerza con que sostiene la batuta, estaba impecable con un LBD y su bolso de Dior. A Eduardo Punset, las palabras 'dress code' no le dicen nada tan absorto como está en traducirnos la ciencia al lenguaje de la calle. Se va pareciendo cada vez más a Albert Einstein... pero con otra peluca. Carme Ruscadella y sus cinco estrellas Michelin fue con su marido, un entusiasta de Tokio. Entre cócteles de fresa (con whisky, of course) y jamón (no era escocés gracias a Dios) transcurrió una noche de 10.