"No me han quitado un solo punto"

El diseñador español se ha convertido en imagen del nuevo Mazda 6. Aprovechamos la ocasión para charlar con él de su nuevo coche, del primero, de las similitudes entre el mundo de la moda y el motor, y hasta nos enteramos de lo que suena en su radio.

Lo más popular

La moda y el motor, ¿tienen algún elemento en común?
Desde mi punto de vista muchos, si se entiende la moda tal y como yo la entiendo: hay que disfrutarla y no sufrirla. En este sentido, tanto en la moda como en los coches es importante tener la sensación de que no supone un gasto, sino una inversión, que vas a disfrutar a lo largo de mucho tiempo, buscando la máxima calidad dentro de un precio razonable, y evitando ir igual que todos. Esta combinación de valores es la que me ha hecho sentir que entre Mazda y Roberto Verino hay mucha afinidad.

Publicidad

Estrenas el nuevo Mazda 6, ¿cómo lo definirías con conceptos de tu gremio?
Creo que es súper confortable, las sensaciones son parecidas a cuando te pones una pieza que te queda perfecta y eso te hace sentir bien. Lo acabo de estrenar y conforme lo voy utilizando tengo esa sensación, es como una prenda hecha a medida. Y estéticamente me parece magnífico.

¿Qué te ha sorprendido del coche?
Yo conduzo mucho, me hago en torno a 40.000 kilómetros al año. Todos los días me hago 160 solo en ir y volver al trabajo, y utilizo mucho el sistema de control de velocidad. Me he encontrado una agradable sorpresa con el nuevo Mazda 6, un sistema de radar que te impide golpearte con el coche que te precede, lo que es una ventaja cualitativa fantástica. Al principio te sorprende un poco que el coche frene solo, pero luego te das cuenta que es una gran ventaja, un añadido.

Lo más popular

Este es tu último coche, ¿recuerdas el primero?
Por supuesto, un Citroen 11 ligero, con ese aprendí a conducir. Era el coche de mi padre, el de la familia, y lo acabé rompiendo yo. Lo recuerdo muy bien, íba a las fiestas de un pueblo, cargado de amigos, cogimos un bache bastante grande… y fue el último. El coche se quedó allí. No fue un problema de motor, sino de años.

Si lo diseñaras tú, ¿cómo sería el coche perfecto?
Estaría muy en la línea de éste, con un punto de agresividad y deportividad, pero si pasarse, a mí me gusta ser discreto. Creo que es importante que el lujo lo percibas tú, no los demás. Nunca me han gustado los coches aparentes. Este te hace sentir muy bien sin ser ostentoso, la verdad es que no tendría mucho que añadir para mejorarlo.

Con las multas, ¿como te llevas?
Afortunadamente no recibo muchas. Tengo todos los puntos que han dado, más los que regalaron después, no me han quitado ni uno, ni siquiera me han puesto una multa de las pequeñas. Soy muy prudente, ahora ya no corro (lo hice en su momento), respeto las normas y, sobre todo, respeto a los conductores. Además, he tenido la inmensa suerte de no haber tenido nunca un accidente, y toco madera (literalmente, da unos cuantos pasos para tocar un aparador de madera situado tras él).

Si enciendo la radio de tu coche, ¿qué voy a escuchar?
Casi seguro, música clásica. Soy muy aficionado y tengo conectada radio clásica de forma casi permanente. Pero es cierto que, si quiero un poco más de marcha, me adapto a cualquier emisora de pop, que hay muchas y muy buenas.

Aquí os dejamos un vídeo del acto protagonziado por Roberto Verino y la posterior visita que hicimos a su taller.