Iker Casillas: "No paso mucho tiempo delante del espejo"

Aprovechamos un acto de la marca h&s para sentarnos a charlar con Iker Casillas. Bajo la portería es un muro pero, con chaqueta y vaqueros, no despeja un solo balón fuera. Nos habló de su chica, de su hijo, de las redes sociales, de moda, de belleza… de todo, menos de fútbol.

Lo más popular

En poco más de dos meses, nuestra selección estará en Brasil defendiendo por primera vez la estrella de campeones del mundo que brilla en la camiseta. A la marca h&s no se le ha ocurrido mejor forma de animar al capitán, Iker Casillas, que intentando que reciba el mayor número de abrazos posibles, aunque sean virtuales. A partir del próximo 9 de abril pone en marcha la campaña #abrazoaiker, a través de la cual los aficionados podrán subir una foto, un video o un comentario a las redes sociales mostrando su apoyo al portero de nuestra selección. Quienes lo hagan, podrán ganar un viaje a Brasil para dos personas que incluye una entrada para el primer partido de España. Nosotros ya hemos tenido nuestro premio: una charla con Iker para hablar de abrazos, de hijos, de espejos y de mucho más.

Publicidad

Eres imagen de una marca de champú, ¿eres coqueto?
Sinceramente, no. Intento cuidarme un poco y mantenerme bien, por presencia y por agradar a mi pareja, pero en general no soy de estar mucho tiempo delante del espejo, no va conmigo.

Y dentro del vestuario del Madrid, ¿con quien va la coquetería?, ¿con el que todos estamos pensando?
Pues te sorprenderías de alguno. Modric, por ejemplo, lleva el pelo largo y le gusta mucho peinarse. Pero en general, todos son como yo, un ratito delante del espejo, lo justo para salir a gusto a la calle, y ya. Antes sí tuve compañeros muy coquetos, como Michel Salgado o Guti.

Lo más popular

¿Tienes algún tipo de rutina de belleza?
No… bueno, afeitarme. Más con maquinilla que con cuchilla. Y me doy mucha crema protectora, en invierno y en verano, porque por mi trabajo estoy muy expuesto al sol y además soy bastante blanco. Es importante.

¿Algún secreto para mantenerte en forma?
Comer de más a menos. Hacer un buen desayuno, una buena comida y a medida que va llegando la tarde y la noche, algo más ligero. A mí esto me va muy bien.

¿Y algún alimento prohibido?
¡Casi todos! Las judías con chorizo, los dulces… Pero de vez en cuando a tu cuerpo tienes que darle de todo para que no se olvide de esos sabores.

En cuanto a la moda, ¿qué es indispensable en tu armario?
Las chaquetas. Es una prenda que me gusta bastante, se puede combinar con vaqueros y me gustan más que los trajes, que son más serios. Prefiero algo más informal. Lo que tengo olvidado es el chandal, ¡con lo que me gustaba de pequeño!

Cambiando de tema, ¿qué tal te llevas con internet?, ¿te gustan las redes sociales?
Sí, me gusta interactuar con la gente y, a día de hoy, puedes estar más cerca de tus fans gracias a las redes. Entre todas, si me das a elegir, la que más me gusta es Instagram, está muy bien.

¿Conoces un blog que se llama 'Cuando nadie me ve'?
Sí, si que lo conozco y me gusta. Porque a parte de que lo escriba mi pareja, también soy crítico y creo que está hecho con mucho estilo y con su toque personal. Sí me gusta, además sé el tiempo y el esfuerzo que le dedica, está toda la semana pensando en qué escribir, cómo plantearlo…

El hashtag de la campaña es #abrazoaiker, ¿quien es la persona a la que más te gusta abrazar?
Sin ninguna duda a mi hijo, aunque él todavía no me abrace a mí, estamos ahí a ver si aprende… Ser padre ha supuesto una experiencia maravillosa, es una felicidad inmensa llegar a casa y ver esa cosita de apenas 55 cm, a la que le haces cualquier cosa y se descojona. Eso te divierte y te emociona.

¿Te gustaría tener más hijos?
Sí, sí me gustaría. Yo tengo un hermano al que saco 8 años y, aunque la relación siempre ha sido buena, para que nos vamos a engañar, no es lo mismo que cuando hay dos años de diferencia. Así que sí que me gustaría que él estuviera feliz de tener un hermano con el que poder convivir.

Un abrazo que recuerdes con cariño y alguien a quien te hayas quedado con ganas de abrazar...
Recuerdo el abrazo que me di con el rey cuando ganamos la Eurocopa de 2008, fue muy bonito. Tuvimos un momento que hablamos los dos y, desde entonces, siempre me gusta volver a coincidir con Su Majestad. Y me habría encantado conocer a Mandela y haber tenido el privilegio de darle un abrazo que habría recordado toda la vida.

Para muchos eres el mejor portero del mundo, ¿qué se siente sabiendo que nadie hace algo mejor que tú en todo el planeta?
Lo que se siente es responsabilidad. No es fácil, la gente siempre espera lo máximo de ti, una vez que has puesto el listón a una altura considerable, no te consienten que lo bajes ni un centímetro. Siempre tienes que demostrar que estás ahí, siendo el mejor o entre los mejores. Pero es una motivación sana.

¿Llevas bien las críticas, estar siempre en el punto de mira?
Sí, mientras se critique con respeto no hay ningún problema. Lo que pasa es que en este país se está faltando demasiado al respeto y las criticas van más allá de haber hecho un mal partido. No creo que eso sea lo que le debemos enseñar a los chavales jóvenes. Además, si tengo que ser protagonista, a mí me gusta serlo por el fútbol, no por otras cosas.