Nacho Vigalondo: 'Internet ha demostrado que somos voyeurs en potencia'

Aprovechando que estrena Open Windows este viernes, nos sentamos con Nacho Vigalondo a tomar un cóctel, que el bartender Diego Cabrera ha diseñado ex profeso para la película. Mientras, hablamos de cine, de nuevas tecnologías y de vouyerismo.

Lo más popular

Open Windows trata, entre otras cosas, sobre nuevas tecnologías. ¿Eres capaz de resumirla con los mismos caracteres de un tuit?

Es un thriller con explosiones, coches estrellándose, perversión y sorpresas que transcurre dentro de la pantalla de un ordenador en tiempo real ¿me sobran caracteres?

¿Como surge la idea de la película?

Fue una propuesta de los productores, contar un thriller en el que Internet tuviese una presencia importante en pantalla. Yo sólo quise llevar la propuesta al extremo, a atarnos a la pantalla de ordenador, al tiempo real.

Publicidad

La película habla también de que somos susceptibles de ser observados sin saberlo. ¿Te ha pasado alguna vez?

Esta pregunta encierra una paradoja, si te fijas no se puede contestar que sí. Si me han observado a escondidas, espero no haber hecho demasiado el ridículo.

Y poniéndonos en el otro lado, ¿tienes una parte voyeur?

Internet ha demostrado que todos somos voyeurs en potencia. Antes ser un voyeur tenía una connotación más sombría, más marginal. Hoy en día todos corremos para ser los primeros en ver las fotos que han filtrado desde el móvil de una famosa.

Lo más popular

Open Windows, ¿hasta que punto es un toque de atención sobre los peligros de estar permanentemente conectados al ordenador, al móvil, a la tableta?

Es posible entender la película como una advertencia, pero no sólo de los peligros a los que estamos expuestos, sino también de nuestra actitud a través de esta tecnología.

Tanto 'Los cronocrímenes' como 'Extraterrestre' son películas muy personales, poco convencionales. ¿Sigue Open Windows esta línea de película 'rara', en el buen sentido de la palabra?

Jamás me planteo hacer una película "rara", ese nunca es el punto de partida. Pero sí me interesa hacer películas que sorprendan o desafíen. Es lo mismo que pido como espectador. Sería hipócrita darle al público algo diferente de lo que yo pido.

¿Cuantos amigos tienes en Facebook?, ¿y seguidores en Twitter? Vamos, que si utilizas mucho las redes.

Estoy un poco desconectado de Facebook, soy bastante torpe en esa red social, creo que nunca la he comprendido del todo. En Twitter tengo trescientos cincuenta y pico mil followers, que son muchos o pocos en función de con quién me compares.
¿Has buscado tu nombre en google? ¿Qué es lo que más te ha sorprendido encontrarte?

Por rachas sí que me busco, sobre todo cuando estoy de promoción. Me sorprendió encontrar en cierta ocasión una página web americana sobre mi corte de pelo y otra que pretendía abrir un debate sobre mis preferencias sexuales.

¿Lo pasarías peor si se te estropea el móvil o la tele?

Soy de tableta y portátil, así que con esta pregunta no has conseguido ponerme en un aprieto. Venga, va, lo confieso, sin móvil me pongo nervioso.

Ya que estamos frente al cóctel Open Windows, ¿con quien te gustaría tomarte uno?

Con el mismo Diego Cabrera, porque eso querrá decir que le he visto preparar uno. Todo un espectáculo.