100 días sin miedo

La valentía se ejercita, o al menos eso pensó Michelle Poler, una directora de arte nacida en Caracas pero que vive en Nueva York, cansada de vivir minimizada por sus propios terrores. Y decidió cambiarlo. ¿Serías tú tan valiente?

Lo más popular

Michelle Poler es (o era) una persona muy miedosa, algo así que como la antípoda del protagonista "Juan sin miedo". Había miles de cosas que no se había atrevido a hacer nunca como comer una ostra o beber alcohol, también sentía pánico a volar o ser invisible socialmente, a los gatos, los perros, a que la rechazaran, a fumar, a emborracharse, a perder el control... 

Michelle se dio cuenta un día de que solo el miedo la separaba de su estilo de vida ideal así que decidió realizar su propio experimento: durante 100 días iba a realizar algo que le diera terror, una vez al día. Su viaje buscaba cómo enfrentarse a todas las grandes o pequeñas miserias que nos bloquean, unas son triviales como freír algo en una sartén y otras, mucho más difíciles de afrontar como el miedo a volar, hacerse una agujero en la oreja, o sobrevivir en Nueva York con 5 dólares al día, es decir, vivir en bancarrota. 

Publicidad

Ha documentado cada una de sus batallas con un vídeo y los ha ido publicando en su web donde hace una valoración de por qué le daba miedo y cómo se ha sentido antes y después de superarlo. 

 

Lo más popular

¿Su última hazaña? Convertir su historia en algo viral que conocieran, y juzgaran, muchas personas. Está claro que lo ha conseguido

Lleva ya 82 miedos batidos. Puedes ver su lista completa e incluso mandarle los tuyos para sugerirle ideas. Al final, Michelle está haciendo el mismo viaje que "Juan sin miedo", pero en vez de para sentirlo por primera vez, para intentar que sea la última que le impida hacer algo o que le condicione. Y eso, parece bastante valiente. 

Síguela en @michelle_poler