En forma con tu mejor amigo

Es tu mejor amigo y el que está ahí en los momentos difíciles... así que, ¿por qué no convertirle en un aliado en tu práctica deportiva? Ahora que es el momento de ponerse en forma, elige tu disciplina, compagínala con tu amistad con tu perro y disfruta de sus beneficios en compañía.

Lo más popular

Es posible que seas una de esas muchas personas que es incapaz de animarse a hacer deporte si no va acompañada. O es posible que dudes en salir a practicarlo porque no tienes a nadie con quien dejar a tu perro en casa, o porque no lo quieres dejar. ¿Por qué hacerlo si puedes ponerte en forma con él? Solo tienes que buscar la disciplina que mejor se adapte a ambos.

“Al hacer deporte con nuestro perro, no solo mejoramos nuestra salud y forma, sino que también nos divertimos más, creamos un vínculo especial entre ambos, podemos conocer otros amigos con la misma afición y seremos más felices, por las endorfinas que se generan con la práctica”, explica Arturo Bernabé, experto de Educación Canina para Kiwoko, la cadena de comercios para mascotas.

Publicidad

Bernabé explica que los perros son animales flexibles y se adaptan bien a nuestro ritmo de vida, por lo que pueden llevar nuestra misma frecuencia de entrenamiento. “Debemos observarle muy bien para evitar que se obsesione por un deporte. Vigilar cuándo parar o no; si practicamos una sola actividad con él; o estudiar qué días de descanso le damos para que ni se frustre ni se obsesione.

Como en cualquier práctica, conviene velar por el estado de salud de ambos, y acudir en caso del perro al veterinario para que revise su condición física. “Hay que estudiar si nuestro animal está preparado, si lleva el arnés adecuado a la actividad que vamos a realizar o si es conveniente que le pongamos unas botas para impedir heridas”, explica Marta Serrano, encargada de las Clínicas Sanitos de Kiwoko.

Lo más popular

Evita que cachorros o perros 'ancianos' realicen grandes esfuerzos. Asimismo, es interesante que el animal tenga cierto grado de obediencia y de relación contigo para facilitar la práctica.

Pasa a la acción

Antes de empezar, lo primero es calentar y también con tu mejor amigo. ¿Cómo prepararnos? “Es bueno calentar realizando un paseo tranquilo con el perro y también al finalizar. Si nuestro perro practica deporte con asiduidad, deberá alimentarse para ello: un pienso más energético o dieta natural que es más proteica”, aconseja el experto de Kiwoko.

Está claro que las disciplinas deportivas más básicas con el animal serían trotar, correr o caminar, pero hay algunas más específicas que te animamos a probar. Por ejemplo, el canicross, un deporte que consiste en correr en tierra (o nieve, con raquetas) con un arnés especial atado a la cintura que lleva al animal. Conviene que uses un cinturón ancho para que tu espalda no sufra los tirones del perro y, para tu mascota, elegir “terrenos seguros para sus almohadillas, evitando el asfalto, incluso aunque usemos protectores; así como evitar practicarlo en épocas de calor”, explica Bernabé.

Si eres novata o acabas de empezar tu relación con tu mejor amigo, hay dos deportes ideales. El 'discdog' es divertido y sencillo: lanzarle un disco para que lo atrape, ya sea en nuestra mano o en el aire. El 'agility' resulta también gracioso, aunque necesitas bastante espacio: consiste en crear un circuito con obstáculos, vallas, túneles y cuerdas para que ambos corráis, saltéis u os arrastréis.

En caso de que no te atrevas con disciplinas perrunas, decántate por el ciclismo con tu mascota (bikejogering) o bien por el patinaje. También es muy gratificante practicar 'doga', o yoga con el perro, un deporte que tonifica y que, además, ayuda a relajar, reducir el estrés y la ansiedad de ambos. En este caso, elige ejercicios más de relajación, porque las asanas más complicadas no las podrás compartir con tu amigo.

Como otros consejos en general, abrígate bien pero con ropas transpirables y ligeras a la hora de hacer ejercicio en estos días fríos. Bebed agua; asegúrate de que el lugar al que vayáis dispone de fuentes para el perro o, si no, lleva agua y un bebedero portátil. Y no te olvides de llevar una bolsa con premios y snacks para compensar a tu amigo durante el ejercicio.

"

Un deporte, un perro

¿Hay razas que se adaptan mejor a un determinado ejercicio? Para Arturo Bernabé, tenemos que tener en cuenta el carácter y fisonomía del can: "Los border collie son razas que se adaptan bastante bien a cualquier disciplina, por su carácter y su fisionomía. En relación al tipo de deporte, el mushing será mejor practicarlo con perros nórdicos, el flyball con perros medianos y pequeños, rápidos y activos;  o el OCI para pastores alemanes o Rottweiler por su carácter y fisionomía", asevera el preparador.

"