Paco y María León

Hermanos y actores, nos confiesan que el secreto de su relación se basa en su admiración mutua y en la comunicación.

El particular universo del Paco creador se fraguó de niño en una terraza de su casa, en Sevilla. Allí sacaba fotos y vídeos de 
su hermana, María, diez años menor 
y ya contagiada de su fiebre artística. 
«Es mi referente –admite la actriz con devoción–. Jamás nos hemos peleado por nada. Pisa la tierra de un modo muy especial que me gustaría para mí». Y Paco no oculta su orgullo por la benjamina de la casa, ni siquiera cuando recuerda esperarse a un bebé rubio y con rizos y encontrarse con que su nueva hermana «era igual que un llavero, 
sin cejas, pelón y arrugado como un animalillo desollado». «Pero la pusieron en una camita, me acosté a su lado y ya está: se creó el vínculo», añade. A pesar 
de sus agendas repletas –él, a punto de estrenar ‘Embarazados’ (29 de febrero) 
y su tercera película como director, ‘Kiki, 
el amor se hace’ (1 de abril); ella, en la serie ‘Allí abajo’ y lista para rodar el nuevo film de Manuel Martín Cuenca–, son 
de reunirse muy a menudo. «Un mes 
sin vernos es demasiado. Estamos deseando juntarnos y ponernos al día. Nos hacemos mucho bien», reconocen. «A 
él se lo cuento todo», concluye María.

Publicidad