Yo estuve en una ‘pre-work party’

Hay cosas que uno no espera hacer un 29 de febrero, como ver a DiCaprio recogiendo un Oscar o amanecer en la planta 42 de un rascacielos. El pasado lunes, yo hice ambas. 

Lo más popular

Puedes llamarme intrépida, aunque otros quizá elegirían adjetivos peores. Voluntariamente y sin que nadie me obligase, el pasado lunes me levanté a las 5 de la madrugada para acudir a una ‘fiesta saludable’ en la que habría sesión de ‘mindfulness’, desayuno y música electrónica de 6:30 a 9:30 de la mañana.

El evento en cuestión, llamado SoundRise, lo organizaba el gigante de internet Ebay y tenía lugar en un escenario de excepción: la planta 42 de la madrileña Torre Espacio. Ver amanecer desde un rascacielos sonaba tentador, así que no me pude resistir (por mucho que me guste dormir hasta las tantas) y allí me colé y en su fiesta me planté…

Publicidad

El lunes a las 5 de la mañana me sonó el despertador. Mi horario habitual no comienza hasta un par de horas después, con lo cual mi aspecto no era precisamente fresco y resplandeciente. ¿Lo bueno? Que pude enterarme en tiempo real del esperadísimo Oscar a Leonardo DiCaprio. No hay mal que por bien no venga.

Lo más popular

Una vez allí, y tras subir 42 plantas en ascensor (supersónico), lo primero que te ofrecían eran unas zapatillas de andar por casa. Dicho y hecho: si vamos a hacer esto, mejor hagámoslo cómodos. La primera actividad de la mañana: una sesión de ‘mindfulness’ con Irene Visedo, que además de ser la hija en la ficción de los ‘padres de España’ Antonio y Merche Alcántara, también es experta en el tema. Para ella, “empezar el día con esta práctica sirve para enfocarse y centrarse, para no vivir el día con el piloto automático”, nos contó. Sea como fuere, desde luego su ‘masterclass’ fue todo un subidón: en el transcurso comenzó a amanecer y las vistas de Madrid desperezándose desde una planta 42 son algo que no se disfruta todos los días.

Tras este gran comienzo del día, tocaba bailar a ritmo de ‘house’ y tomar unos deliciosos zumos energizantes acompañados de bizcochos. Una mezcla un tanto peculiar pero que, por algún motivo que desconozco, marida muy bien. Para Cristina Gomez de Ebay, “esta es la opción perfecta para aquellas personas que no se rigen por horarios convencionales y que quieren aprovechar el día para hacer lo que les gusta”. Y, desde luego, con dos horas más de lo habitual, mi jornada fue exprimida al máximo: ya llevaba tres horas en pie cuando me despedí de la fiesta y aún me dio tiempo a dar un paseo hasta el trabajo sin llegar con el tiempo justo (como suele ser habitual). No cabe duda: Leonardo DiCaprio y yo disfrutamos al máximo del pasado 29 de febrero.

"

Festejar para trabajar

Las fiestas matinales antes de ir a trabajar son ya habituales en ciudades como Londres, donde la iniciativa Morning Gloryville, con dj, café, zumos y yoga, lleva celebrándose desde 2013. En 2015, se realizó la primera de estas fiestas en Barcelona. “Hacer este tipo de actividades permite que el organismo no arranque el día en piloto automático”, afirma el psicólogo Daniel Peña. “La actividad física o espiritual a primera hora del día permite desarrollar la creatividad, mejorar el rendimiento y aumentar la capacidad para resolver problemas”.

"