Los romances de 'Gossip Girl', de peor a mejor

¿Blair-Chuck o Blair-Dan? Que empiece la pelea… Estos son los 10 romances más sonados de la serie 'Gossip Girl', valorados de peor a mejor. ¿Estás de acuerdo?

Lo más popular

10. Dan y Serena

Publicidad

El final de 'Gossip Girl' tiene un montón de respuestas pendientes. Fue bastante fiasco de principio a fin, pero quizás el peor pecado de todos fue cómo cambió el adorable romance de ida y vuelta entre Dan y Serena en la cosa más repulsiva que habíamos visto. La revelación de que Gossip Girl era en realidad Dan a los guionistas les debió parecer un 'petoncio', pero una vez que nuestro cerebro empezó a hacer cálculos y echó la vista atrás, comenzó a preguntarse: "¿Y todas esas veces que vimos a Dan escribir Gossip Girl? ¿Y esa vez que Gossip Girl llamó 'zorra' y puso en ridículo a la hermana de Dan? ¿ES DAN UN ENFERMO?".

Lo más popular

Dan había ido convirtiéndose en alguien terrible durante tres temporadas, tratando a Serena como si fuera una mierda a pesar de que supuestamente era la chica de sus sueños. Pero después de que sale a la luz que Dan ha estado ofendiendo y humillando a Serena durante años bajo el seudónimo de GG, ella no se aleja ni le pide una orden de alejamiento. Oh, no. Se casa con él. ¡Debe ser que nada dice más "te quiero" que un diario envenenado! En conclusión, Dan y Serena son lo peor.

9. Nate y Vanessa

Podríamos escribir todo un ensayo sobre por qué Nate y Vanessa no tenían el mínimo sentido como pareja, pero ¿quién iba a leerlo? Nadie apostaba realmente por 'Nanessa': su romance era como una piedra en el zapato que seguía y seguía las tres primeras temporadas, aunque sus escenas juntos fueran siempre bastante flojitas. Eran como una pareja de segunda, que se añadía a la mezcla para crear conflicto en las relaciones que realmente nos gustaban, y fue un alivio cuando finalmente lo dejaron tras su viaje por Europa de mochileros.

8. Rufus y Lily

¿Hay algo más amargo que el hecho de que Rufus y Lily no terminaran juntos? Eran básicamente la versión adulta de Dan y Serena (excepto el final horrible), pero sí que había una chispa entre ellos, a pesar de que la querencia de Lily por los millonarios imbéciles iban a hacer imposible que escogiera a Rufus al final. Pero cuando el hijo secreto de la pareja, que ella había dado en adopción, vuelve en la tercera temporada, ya parecía que los guionistas no tenían ni idea de qué más hacer con ellos. Así que Lily acabó con William Baldwin y Rufus acabó con la cantautora Lisa Loeb, y nadie fue feliz ni comió perdiz.

7. Nate y Blair

Publicidad

Dada la manera en la que nos presentaron a esta pareja (Nate acababa de engañar a Blair con Serena), a ellos siempre les resultó difícil recuperarse, especialmente porque ninguno de los dos parecía estar realmente interesado en el otro. Cuando empiezas a salir en la secundaria, lo más probable es que acabes abandonando al otro antes de graduarte en bachillerato.

Incluso cuando Nair (¿o Blate?) volvieron brevemente a final de la temporada dos, parecía que era un intento condenado al fracaso de volver al pasado, sobre todo porque ambos estaban enamorados del mejor amigo del otro. Su amistad fue adorable y consistente mucho tiempo después de que acabara su romance, lo que le hace ganarse un respetable séptimo puesto.

Lo más popular

6. Serena y Carter

OK, admitimos que nuestro punto de vista de Carter Baizen puede estar influido por el papel del actor que le da vida, Sebastian Stan, en las películas del Capitán América, porque es difícil no liarse con Bucky Barnes. Serena y Carter nunca iba a ser una relación a largo plazo, con él siendo esa especie de vagabundo sospechosos y con ella teniendo unas vagas aspiraciones de hacer algo con su vida, pero se divertían mucho juntos y Stan tenía mucha más química con Blake Lively que casi cualquier otro de los hombres de Serena. Si el final hubiera sido que Carter irrumpiera para rescatar a Serena de su desacertada boda, algo tipo 'El Graduado', nos habría gustado mucho más.

5. Dan y Vanessa

Desde el momento en el que Vanessa llegó a Brooklyn con todos sus sentimientos sin aclarar por su amigo Dan, estaba claro que iban a volver durante un tiempo. Lo que fue sorprendente es lo bien que funcionaban como pareja, una vez que ese trío con Hilary Duff les forzó a reconocer lo obvio.

Básicamente, cada cosa buena que había sucedido en la carrera de Dan fue por Vanessa, y ella era la única persona que se podría vincular creativamente con él, a pesar de que era una escritora mucho mejor. Dan era tan terrible al final de la serie que era duro emparejarle con nadie excepto con la soledad, pero si Vanessa hubiera estado aún por allí, podría haberle espabilado y haberle dado algo de sensatez. O, al menos, inspirarle a hacer algo mejor con su vida que ser Gossip Girl.

4. Dan y Blair

Lo podríamos haber tenido todo, chicos. ¿Recuerdas la primera vez que Dan y Blair compartieron una escena, en el episodio 'Malas noticias, Blair' (en la imagen) y que fue inesperado y adorable y un momento increíble de conexión entre dos personajes que nunca pensaste que iban a conectar? Su chispeante relación de amigos-enemigos fue una de las mejores de la serie durante mucho tiempo, y mientras que la pareja Chuck-Blair fue haciéndose cada vez más tóxica en las temporadas 3 y 4, comenzó a parecer que Dair podrían acabar siendo la verdadera historia de amor de 'Gossip Girl'.

Publicidad

Pero entonces… ocurrió algo extraño. No sabemos qué les pasó a los guionistas a mitad de la temporada quinta, pero Dan se transformó de un chico dulce a un sociópata, boicoteando la boda de Blair y aislándola de cualquiera que no fuera él. Incluso toda la relación fue retomada en lo que fue una ocurrencia, con Dan asegurando que solo quería a Blair porque tenía miedo de su amor por Serena. O algo así. Ya nos habíamos dejado de preocupar a estas alturas, y parece que lo mismo hicieron los guionistas. RIP, Dair.

3. Eleanor y Cyrus

Lo más popular

LOS MEJORES. Técnicamente, Eleanor y Cyrus deberían haber sido el número uno, porque son la única pareja sin imperfecciones en el universo de 'Gossip Girl', pero su tiempo en pantalla fue demasiado limitado para ocupar el puesto número 1 de la lista. Eleanor era una gran aspirante al premio de peor madre del mundo en la temporada 1, pero bajo la adorable influencia de Cyrus se hizo mucho más cariñosa y comprensiva con Blair, mientras que Cyrus era básicamente el perfecto padrastro. Ambos son la prueba de que el verdadero amor existe en el Upper East Side.

2. Chuck y Blair

Oh, Chair. Con tantos desencuentros. Tan inconsistentes. Tan innegablemente apasionados cuando estaban juntos. Si 'Gossip Girl' solo hubiera durado dos temporadas, estos dos habrían sido el número uno sin duda: la química entre Leighton Meester y Ed Westwick era tan alucinante que alteró todo el curso de la serie, desde la primera vez que tuvieron sexo en la parte de atrás de la limusina de Chuck. La relación se convirtió, para bien o para mal, en el centro de 'Gossip Girl' durante mucho tiempo, pero un par de cambios seriamente cuestionables en el guión de las temporadas 3 y 4 hizo que su épico romance se convirtiera en algo incómodo para los espectadores.

Dándose cuenta claramente de que se les había ido la mano con tanto rollo sexy, los guionistas se pasaron las siguientes dos temporadas intentando rehabilitar a Chair. Eran por supuesto tóxicos, pero eran claves para la historia de 'Gossip Girl' y el horroroso comportamiento de Chuck era al menos abiertamente reconocido en la serie, así que él tuvo que cambiar radicalmente para poder volver con Blair. Y seamos realistas, solo por toda esa química tienen que estar cerca del número 1.

1. Serena y Nate

Si Serena no debía acabar soltera la serie (que debería), su mejor opción habría sido Nate. Ambos tenían una gran influencia definiendo el estilo de 'Gossip Girl' -fue su escandaloso encuentro en la boda Shepard la que empezó todo– y siempre tuvieron sentido como pareja porque ambos eran esencialmente la misma persona: espectaculares sin esfuerzo y mariposas sociales de una increíble lealtad pero con un punto rebelde. 

La temporada tres fue la época dorada para los romances en GG porque todo el mundo estaba con su mejor pareja (Chuck-Blair, Dan-Vanessa y Nate-Serena), y la manera en que Serena y Nate lo dejaron después tampoco aportó mucho. Así, que, OK, no fueron la pareja más emocionante de la serie, pero esa relativa ausencia de drama fue una bocanada de aire fresco comparada con cualquier otro de los liosos romances de esta lista.

De: Cosmopolitan ZA