¿Malas para tu salud emocional?

La universidad de Brigham Young (EE. UU.) ha elaborado un estudio sobre las princesas Disney que concluye que los niños que ven sus películas o juegan con sus muñecas podrían desarrollar estereotipos de género y asumir que tareas como la limpieza, la comida o preparar el té es solo para chicas.

Lo más popular

Un estudio reciente publicado por la Universidad de Brigham Young ha llegado a la conclusión de que los preescolares que ven películas en las que aparecen las princesas de Disney y juegan con muñecas que las representan son más susceptibles de adquirir estereotipos de género que pueden llegar a ser un problema. Este comportamiento no es malo en sí mismo, pero puede tener efectos perjudiciales a largo plazo, sobre todo para las mujeres.

Publicidad

En la investigación, publicada en 'Child Development', la profesora Sarah M. Coyne estudió a 198 niños que aportaron dos datos fundamentales. En primer lugar, el 96% de las niñas y el 87% de los niños estaban familiarizados con algún tipo de material de Disney, según el 'New York Magazine'. Y, en segundo lugar, más del 61% de las niñas jugaban con muñecas de princesas al menos una vez a la semana, mientras que sólo el 4% de los niños hacía lo mismo, según informa 'BYU News'.

Lo más popular

El estudio encontró una correlación, tanto en los niños como en las niñas, entre identificarse con estas princesas e interiorizar los estereotipos de género. Para las niñas, esto significaba asumir que los utensilios de cocina, las muñecas y los juegos de té eran exclusivamente cosas de niñas.

"Sabemos que las niñas que hacen suyos los estereotipos femeninos creen que no pueden hacer determinadas cosas" declaró Coyne a 'BYU News'. "Creen que no son buenas en matemáticas y en ciencias, por lo que son menos propensas a probar y a experimentar con las cosas".

El estudio también examinó cómo influían en la percepción de la imagen del cuerpo estas princesas, demostrando que disminuye la autoestima de las niñas cuanto más prolongan su relación con estas princesas.

"Las princesas de Disney suponen uno de los primeros ejemplos de contacto con el ideal de delgadez", dijo Coyne. "Vivimos con este ideal toda la vida y lo incorporamos cuando empezamos a relacionarnos con las princesas de Disney, a los tres o cuatro años".

Pero no todas las conclusiones fueron negativas. El estudio reveló algunos efectos positivos que las princesas de Disney pueden tener sobre los niños. Los niños que jugaron con las princesas valoraban más su cuerpo y eran más serviciales con los demás. El análisis también sugiere que las princesas actúan como contrapeso a la cultura de superhéroes dirigida a los niños.

Sin embargo, Coyne no recomienda aislar a las niñas de estos aspectos de Disney como respuesta a estos hallazgos, sino que "hay que hacer las cosas con moderación y ser princesas es una más de las muchísimas cosas que les gusta hacer a las niñas y con las que también se sienten identificadas".

Visto en ELLE USA.

De: Elle