17 detalles increíbles que no sabías de 'El diablo viste de Prada'

El diablo viste de Prada cumple 10 años (sí, eres todos esos años más vieja, bla, bla; no, en realidad no lo eres, estás estupenda, bla, bla). Para celebrar este aniversario, 'Variety' tuvo una idea magistral. El periodista Ramin Setoodeh habló con todos: Meryl Streep, Anne Hathaway, Emily Blunt, Stanley Tucci, el director David Frankel, la guionista Aline Brosh McKenna, la presidenta de Fox 2000 Elizabeth Gabler y muchos más. Y obtuvo algo bueno de verdad. Léelo todo.

Lo más popular

Aquí tienes un pequeño resumen de los mejores momentos:

1. A Meryl Streep se le ofreció en principio un sueldo que consideró "casi insultante". Así que negoció para mejorarlo. Era la primera vez que Streep negociaba para ganar más dinero. "La oferta, si no insultante, tampoco reflejaba el valor que yo suponía para el proyecto", dijo Streep. "Cuando vieron que no iba a aceptar, doblaron la oferta. Tenía 55 años y, aunque lo hice tarde, aprendí a encargarme de mis propios asuntos".

Publicidad

2. Anne Hathaway no podía trabajar por las noches, porque su ex novio Raffaello Follieri no quería. "Annie era muy emotiva", dijo el director David Frankel. "Estaba viviendo con un tipo que era un delincuente y un estafador. No quería que ella trabajara y mucho menos que lo hiciera de noche. Ella siempre se ponía muy sensible cuando rodábamos por la noche".

Lo más popular

3. La Fox, en un principio, quería a Rachel McAdams para el papel de Andy, pero McAdams lo rechazó varias veces porque quería mantenerse alejada de las películas comerciales y trabajar en una película que la proyectara como una actriz más seria.

4. Hathaway deseaba tanto el papel de Andy, que escribió las palabras "contrátame" en la arena de un jardín zen que había sobre el escritorio de la entonces presidenta ejecutiva de Fox 2000, Carla Hacken, cuando se reunieron por primera vez.

5. Hubo más de 100 candidatas para el papel de Blunt, que fue una incorporación de última hora. Hizo una prueba por hacerla, porque ella ya estaba en la nómina de Fox y quería conseguir el papel de protagonista femenina en Eragon (gracias a que no lo consiguió pudo obtener el papel en Prada). Blunt perdió su vuelo a Londres e hizo una grabación en vaqueros y chanclas.

6. Se supone que Emily era americana, pero Blunt leyó su papel con su acento británico y, al final, se cambió su nacionalidad. Tuvo que hacer la audición una vez más por aquel vestuario: "[Frankel] dijo, 'Escucha. En mi opinión el papel es tuyo, pero el estudio quiere verte una vez más", Blunt recuerda de aquella llamada telefónica que recibió en un garito de Londres. "¿Puedes volver a hacer lo que hiciste, pero preparar mejor el papel con la ropa adecuada?".

7. Stanley Tucci aceptó su papel como Nigel, el director de moda, 72 horas antes de que su personaje debutara en el rodaje.

8. Se desecharon cuatro guiones antes de que Aline Brosh McKenna escribiera el definitivo desde cero. Frankel quería uno que fuera menos fiel al libro. "Miranda era una bruja, y lo que movía a Andy era su sed de venganza", dijo de los primeros borradores. "Hubo muchas discrepancias que terminaron con la humillación de Miranda. No quedé satisfecha. Mi punto de vista era que debíamos valorar la excepcionalidad. ¿Por qué las personas excepcionales tienen que ser agradables?“ Así que la trama fue reescrita para centrarse en los sacrificios que Andy hizo en la revista de moda.

Publicidad

9. Streep fue la responsable de que se añadiesen dos de las escenas más emblemáticas protagonizadas por Miranda, la del suéter azul cerúleo y la de la habitación del hotel. Streep quería que Miranda fuese un personaje totalmente formado, una cara que el público viera "sin su coraza protectora y así comprender a la mujer que había dentro de la mujer de negocios".

Lo más popular

10. Nadie pensó que Streep haría que Miranda tuviese esa voz. "Creo que todos teníamos una idea de cómo sería Miranda" recuerda Hathaway. "Nos la imaginábamos con una voz estridente, autoritaria, parecida a un ladrido. Así que cuando Meryl abrió la boca y lo que hizo básicamente fue susurrar, todo el mundo en la sala lanzó una exclamación. Fue algo totalmente inesperado y brillante a la vez".

11. El personaje de Miranda se inspiró en dos hombres: Clint Eastwood y Mike Nichols. "Me inspiré en Clint Eastwood para la voz," dijo Streep. "Nunca, nunca, nunca levanta la voz y todo el mundo tiene que inclinarse hacia delante para escucharle y, de esta forma se convierte en la persona más poderosa de la habitación. Pero no es divertido. Eso se lo copié al director Mike Nichols. La manera en que la observación más cruel y mordaz, si se hace con un toque de ironía, se convierte en una orden eficaz, en una corrección fácil de recordar, se convierte en algo maravilloso porque todo el mundo se ríe, incluso el propio aludido".

12. Streep cambió la última línea de Miranda de "Todo el mundo quiere ser como yo" a "Todo el mundo quiere ser como nosotros".

13. El vestuario de la película, a cargo de Patricia Field, costó más de 1 millón de dólares.

14. Streep quería que Miranda pareciera una mezcla entre la modelo Carmen Dell'Orefice de 85 años (sobre todo su pelo) y, en palabras de Streep, “la indiscutible elegancia y la autoridad de Christine Lagarde". Sí.

15. Las escenas en las que Miranda Priestly lanza su abrigo sobre el escritorio de Emily fueron muy difíciles de grabar para Streep. "Se hicieron probablemente 30 tomas en las que o bien el brazo se le enganchaba con algo o el abrigo no caía en la mesa en el momento adecuado", dijo Blunt. "Fue una de las cosas más divertidas que he visto."

16. Gracias a la película, Stanley Tucci acabó conociendo a su futura esposa, la hermana de Blunt. Blunt más tarde lo invitó a su boda con John Krasinski, donde Tucci la conoció.

17. No te hagas ilusiones acerca de una segunda parte de la película. "Me encantaría hacer otra película con toda la gente, eso es algo totalmente diferente", dijo Hathaway. "Pero creo que esta película no se podría mejorar. Es bueno dejarla como está".

Visto en ELLE USA.

De: Elle