Seis libros para inspirar tu próximo viaje con amigas

La movilidad es algo que nos parece una obviedad. Ser capaces de moverse libre y fácilmente es esencial para el modo en que experimentamos el mundo e interactuamos con él. Pero demasiado a menudo, esa movilidad no está tan clara para las mujeres. Viajar es más inseguro -incluso peligroso- para una mujer que para un hombre.

Lo más popular

De alguna manera, esto se ha reflejado en los libros que se han vuelto icónicos en la literatura estadounidense: 'Por el camino' (Jack Kerouack), 'Miedo y asco en Las Vegas' (Hunter S. Thompson), 'Las uvas de la ira' (John Steinbeck), o la mayoría de los de Bill Bryson. Las páginas de algunas de las obras de viaje más famosas están llenas de héroes duros y canallas, mujeriegos contemplativos y vagabundos abandonados, por nombrar solo algunos de los tipos habituales.

Publicidad

Menos conocidas son las mujeres escritoras que han descrito los nexos de unión entre nuestros deseos más profundos y lo desconocido. Aquí van algunas de nuestras propuestas de narrativa de viaje favoritas escritas por aquellas mujeres que abrieron caminos (pioneras) y por aquellas que los reescribieron (Contemporáneas).

PIONERAS'La vuelta al mundo en 72 días', de Nellie Bly (1890). Cuando la periodista Nellie Bly partió para emular el viaje de ficción que Julio Verne había planteado en 'La vuelta al mundo en 80 días', solo intentaba probar si era viable hacerlo. Pero su viaje acabó rompiendo el récord. En 1889, dio la vuelta al globo seis días más rápido que el protagonista de Verne, Phileas Fogg. Y, además, su lista de aventuras está llena de un humor agudo y de la determinación de demostrar a sus opositores masculinos que estaban equivocados.

Lo más popular

'Viaje por Francia en cuatro ruedas' (1908), de Edith Wharton (1908). Las novelas de Wharton de ese mundo que tan bien conocía, de la clase alta y de sus mujeres, la convirtieron en una autora trascendental. Pero su trabajo menos conocido va más allá de los vestíbulos de marfil. En 'Viaje por Francia en cuatro ruedas', Wharton se dispone a documentar las ciudades y el paisaje galo por vía automovilística. Escritora 'best-seller' y mujer independiente, en su decisión de 'registrar' Francia y no su América natal influyó enormemente su interés en la Belle Époque.

'Los diarios de una nómada apasionada', de Isabelle Eberhardt (1877-1904). Isabelle Eberhardt fue una auténtica camaleona, como demuestran sus irreverentes diarios. Con poco más que su ambición literaria y sus ambiciones nómadas, Ebehardt rechazó las convenciones de su Suiza natal para deambular por el desierto del Sahara. Se vistió como un hombre y se convirtió al Islam, adaptándose a su entorno de formas extrema –su desafío del papel convencional de la mujer hizo que la intentaran asesinar– en nombre de una buena historia.

'América día a día: diario de viaje', de Simone de Beauvoir (1948). La escritora feminista francesa Simone de Beauvoir aterrizó en Nueva York en 1947. Fue la primera parada de lo que se acabó conviertiendo en un intenso viaje de inmersión por Estados Unidos. De Beauvoir viajó en bus, automóvil y tren, describiendo el color de América con frases poéticas.

CONTEMPORÁNEAS'A cualquier otro lugar', de Mona Simpson (1987). La novela de debut de Simpson narra la adorable historia de una madre y una hija, Adele y Ann, que huyen en coche de sus deprimentes vidas en Wisconsin hacia las doradas promesas de Beverly Hills. Viajando en un coche robado, las mujeres cortan sus relaciones con su familia, amigos y sus finanzas. La novela avanza envuelta en tensión y odio, pero Simpson siempre consigue llenar las páginas con preciosos y precisos detalles que trascienden el conflicto familiar.

'Salvaje', de Cheryl Strayed (2012). Tienes que tener en cuenta estas poderosas memorias (que fueron llevadas al cine interpretadas por Reese Witherspoon en 2014). Cuando salió en 2012, 'Salvaje' capturó el coraje, complejidad y perspicacia de una nueva generación de mujeres. Si las (flojas) imitaciones de este libro indican algo, es que Strayed ha incitado a un renacimiento de los diarios de viaje femeninos.

Visto en ELLE USA

De: Elle