Las 7 mentiras que te contó Carrie Bradshaw

En su momento la idealizamos pero, echando la vista atrás, es un hecho que Carrie Bradshaw nos contó alguna milonga. No una ni dos, nosotros hemos contado al menos 7. Pero que no te quepa duda que han sido muchas más. En fin, se la quiere igual.

Lo más popular
Publicidad

Tanto si estás dispuesta a reconocerlo como si no, en algún momento de tu vida seguro que has tratado de canalizar a la Carrie Bradshaw que llevas dentro. Está bien, todas nos hemos enfrentado a ese momento. Quizás hayas pensado en mudarte a Nueva York para convertirte en escritora o para encontrar a tu Mr. Big, o tal vez tú y tus mejores amigas os reunís todos los domingos para cotillear a la hora del almuerzo. Sea como fuere, no puedes negar que Carrie era buena vendiendo esa imagen de chica solitaria en la ciudad. Glamour, zapatos de diseño, el cosmopolitan, hombres con los que quedar, un trabajo independiente para no tener que estar sentada en una mesa de oficina todo el día, un armario de ropa enorme, un presupuesto mágico para pagar todo eso.

Lo más popular

Bueno, yo no sé tú, pero mientras hacía un maratón de Sexo en Nueva York un viernes por la noche en mi apartamento de Manhattan (sin espacio para un armario en condiciones y unas cuantas cucarachas a la vista), recordé que Carrie Bradshaw es, en realidad, una gran mentirosa. Fascinadas por su "sabiduría" para las citas y los buenos zapatos, nos tenía a todas engañadas en la creencia de que nosotras también podíamos movernos por la ciudad y ser "una Carrie Bradshaw de la vida real." Error.

A continuación, una lista de algunas de las mejores mentiras que nos ha contado, porque como todas sabemos, nunca se deben leer demasiados artículos sobre Sexo en Nueva York a lo largo de la vida.

1) ¡Es tan fácil conocer hombres en Nueva York! La realidad: cuando eres una mujer soltera en esta ciudad pasas la mayor parte de tu vida tratando de encontrar UN SOLO ser humano decente con el que valga la pena quedar, y no decidiéndote entre dos hombre de "ensueño" con los que estás saliendo a la vez .

2) Harás bien si decides gastarte el dinero en zapatos en vez de pagar el alquiler. No, por extraño que parezca tu casero no comprenderá ese amor tuyo por unos Manolos. Y también necesitarás saber cómo funciona una cuenta bancaria para… ya sabes, subsistir.

3) Puedes permitirte (y encontrar) un apartamento en el Upper East Side con un armario enorme y un montón de espacio. ¿Sin compañeras de piso, sin ratones, sin habitaciones separadas para todo? Todo el apartamento de Carrie es una gran mentira. Sobran las palabras.

4) ¡Nunca tienes que coger el transporte público cuando hay taxis por todas partes! Los paseos en taxi no son gratuitos, por sorprendente que parezca, y no son una buena idea para el presupuesto de un escritor. En lugar de eso, lo más probable es que te encuentres más de una vez en el andén del metro sudando como una posesa mientras esperas el próximo tren que viene abarrotado para apretarte con en el resto de los mortales. Todo muy chic.

5) Se puede corretear por la ciudad con unos tacones de aguja de 15 cm. Esos tacones de ensueño en los que te dejaste el sueldo por desgracia no van a aguantar el metro, las rejillas de la acera, los charcos, ni, en definitiva, el día a día.

6) Preferirás comprarte una revista de moda en vez de comida. Nadie en la historia de la humanidad ha sido más feliz por comprar una revista que por comprar COMIDA REAL para cenar. Se llama hamburguesa y patatas fritas del McDonald’s, Carrie, deja de jugar con nosotras.

7) Puedes permitirte el lujo de vivir en Nueva York escribiendo sólo una columna a la semana. Sería lo ideal para mí, pero no, esta es la mayor mentira de todas. Mejor búscate otro trabajillo.

De: Harpers Bazaar.