Cinco beneficios de leer para la salud

Hay muchas buenas razones para coger un libro, pero si aún necesitas más motivos, aquí van cinco más: se trata de beneficios directos sobre tu salud.

Lo más popular

Ayuda a vivir más tiempo
Un reciente estudio de la Escuela Universitaria de Salud Pública de Yale examinó la relación entre longevidad y lectura. Los investigadores recogieron datos de 3.635 personas mayores de 50 años y compararon información de su salud mental a lo largo de un período de 12 años. ¿El resultado? El grupo de personas que leían durante más de tres horas y media semanales tenían cierta ventaja en términos de longevidad. Lamentablemente, leer los últimos cotilleos de los famosos no cuenta cuando se trata de incrementar la esperanza de vida. El estudio desveló que aquellos que leían libros tenían una posibilidad significativamente mayor de vivir durante más tiempo.

Publicidad

Estimula la atención y la concentración
Muchos de nosotros somos profesionales de la multitarea, pero la atención constante que proporcionamos a contestar emails y revisar nuestras redes sociales puede estar dañando nuestra productividad. Sentarse con un buen libro durante más de 5 minutos no solo hace que la mente se distraiga, sino que permite darle tiempo a la mente para concentrarse en una sola cosa en un período prolongado. ¿Cuántas veces te permites hacer eso en un día?

Lo más popular

Mejora la memoria
Leer requiere concentración, pero también supone absorber información y después retenerla, lo que estimula el cerebro. Este proceso puede mejorar la mente y darle alas a tu capacidad de recordar. "Las partes del cerebro que han evolucionado para otras funciones –como visión, lenguaje y aprendizaje asociativo- se conectan en un circuito neuronal específico, lo cual es un auténtico reto", asegura Ken Pugh, de los laboratorios Haskins. "Una frase es clave para un montón de información que debe ser inferida por el cerebro". A través de la lectura, el cerebro es forzado a construir nuevos recuerdos, lo que ayuda a mejorar la función existente de memoria a corto plazo.

Reduce el estrés
Quizás lo primero que hagas para desestresarte no sea leer, pero una investigación de la Universidad de Sussex asegura que es la manera más relajante de hacerlo. El estudio, de 2009, monitorizó los niveles de estrés de un grupo de voluntarios que probó diferentes métodos de relajación. Tras seis minutos de lectura, sus niveles de estrés se habían reducido un 68%, por un 61% logrado escuchando música o un 42% caminando. ¿Por qué leer quedó el primero en la lista? Todo tiene que ver con la huida, explicó el director de la prueba, David Lewis. "Realmente da igual el libro que leas; simplemente perdiéndote en un libro puedes huir de las preocupaciones y del estrés del día a día y pasar un tiempo explorando los mundos creados por la imaginación del autor.

Ayuda a dormir
Si eres de los que te da por revisar los e-mails en la cama, es momento de que cambies tu móvil por un libro. No es bueno exponerse a la luz azul del teléfono y además hay mejores rituales nocturnos para calmarse; leer es uno de ellos. Además de eliminar nuestros aparatos electrónicos, establecer una rutina tiene relación con un sueño de calidad. Otra estupenda razón para convertir en un hábito nuestra sesión de lectura en la cama.