Por fin conocimos a Sarah Jessica Parker

​Estuvimos en la presentación de HBO España y esto fue lo que nos contó​.

Lo más popular

Sarah Jessica Parker ha pasado hoy por Madrid para ser la imagen oficial del lanzamiento de HBO en España. El Hotel Urso se ha llenado de medios de comunicación para ver en primera persona a Carrie Frances, la ejecutiva que se enfrenta a una separación llena de complicaciones en 'Divorce', la serie que supone el gran regreso a la televisión de la actriz de Ohio. Con un vestido estampado de Tracy Reese y chaqueta de Chanel, Sarah Jessica Parker abordó con profesionalidad y mucha, mucha calma, las preguntas de los periodistas.

Publicidad

En 'Divorce', tu papel mezcla comedia y drama. ¿Cómo ves este extraño 'mix' y cómo lo abordas como persona?

Llevo una carga maravillosa que es contar la historia de este personaje. Yo solo lo represento, no tengo por qué hacer comentarios, solo debo plasmar lo que unos guionistas tan maravillosos han decidido y que sea el público el que juzgue. Es verdad que la serie cuenta algo tan doloroso como un divorcio, pero tiene momentos ridículos, divertidos y llenos de humor. Se la ha tildado de comedia pero no es ni drama, ni comedia; es simplemente un retrato muy crudo de un intento de divorcio.

Lo más popular

¿Es muy diferente la Carrie que deslumbra en Nueva York de la Frances que vive en Westchester, un suburbio a las afueras de la ciudad?

En 'Divorce' hemos contado una historia muy compleja. Es un matrimonio que se enfrenta, que vive, un intento de divorcio. El papel resulta excitante y muy emocionante a nivel interpretativo, Pero Carrie y Frances son personajes totalmente diferentes. Ambas personas son muy interesantes, y tienen mucha curiosidad con lo que les rodea. Han cometido errores similares, pero son distintas. Para mí es un lujo haberlas interpretado. Pero en cualquier caso, quiero que quede claro que el hecho de que la acción transcurra en otro sitio que no sea Nueva York no supone que sea más aburrida.

¿Crees que las series son una moda pasajera?

Yo no soy experta ni en datos ni en crecimientos, soy solo una mera observadora, formo parte del público. Pero viendo el escenario, con todas las plataformas que hay disponibles, con todos los medios de distribución, el público demanda contenido. Además, es una industria que mueve mucho dinero, y al espectador le gusta lo que llamamos formatos cortos, de 60 minutos, 30 minutos, incluso 15 o 17 minutos. En el mundo en el que vivimos hoy día parece que tenemos que ocupar todo nuestro tiempo y el hecho de esperar hasta la semana que viene, hasta el próximo capítulo que van a poner el siguiente miércoles, ya ni se nos pasa por la cabeza. Pero a pesar de la cantidad de series que se hacen, los contenidos son muy buenos. La televisión ya no es el hijo bastardo del cine, y los grandes talentos de este arte ya no lo desprecian, ahora quieren trabajar en este medio.

¿Se necesitan más mujeres trabajando en series? En tu opinión, las series con chicas son como 'de segunda'?

Quizás he vivido en la burbuja de HBO, donde las mujeres siempre han tenido voz. No he vivido la experiencia de sentir que las series con mujeres no son igual valoradas. En HBO hay productos como 'Deep', 'Insecure', 'Girls' y ahora 'Divorce' y todas ellas demuestran que esto no es así. Hay muchas chicas en la televisión, tanto como productoras, productoras ejecutivas, creadoras, guionistas... Quizá hay un mayor vacío en el hueco de la dirección, creo, pero 'Divorce' intenta llenar ese déficit porque un 50% de los capítulos han sido dirigidos por mujeres.

Hablando de 'Girls', ¿crees que es la heredera natural de 'Sexo en Nueva York'?

Yo no tengo herramientas suficientes para valorar eso, deben ser otros los que decidan si existen esas similitudes. Sí que creo que 'Sexo en Nueva York' creó un hueco especial en HBO donde antes no había nada. Pero cuando se trata de un producto tan grande y con tantas cosas que contar como 'Girls', cabe preguntarse si hubiera podido existir sin 'Sexo en Nueva York'. En todo caso, aunque me siento honrada de que se haga esta asociación, yo prefiero centrarme en el presente más que en el pasado.

¿Cuál es tu opinión sobre tu quinta nominación a los Globos de Oro? ¿Por qué crees que la serie no ha sido elegida candidata?

Es un poco agridulce para mí. Mi personaje, Frances, está tan bien hilado, y es tan complejo, que creo que esa nominación debería haber sido para los guionistas y, efectivamente, para la serie en su conjunto. No me había enterado de que las nominaciones eran este lunes, y la primera pregunta que hice fue: "Y a Thomas, ¿le han nominado?"[Se refiere a Thomas Haden Church, el otro protagonista de 'Divorce'] Porque fue desde siempre mi primera opción. Ya había trabajado con él, me encanta su manera de trabajar y creo que lo que ha hecho en esta serie es fantástico y pensaba que su trabajo iba a ser reconocido. Por otro lado, ha sido una temporada donde ha habido personajes fantásticos en el mundo de la comedia y me siento honrada de estar nominada.

¿Cómo ha sido volver a HBO?

Me siento una auténtica privilegiada, porque son auténticos colaboradores. ¿Sabes cuando has pasado tiempo fuera de un lugar en el que has podido hacer grandes cosas y piensas que eso no ha podido ser real? Pues eso es lo que me ha sucedido a mí, con la diferencia de que, esta vez, he vuelto a casa y todo es real. Te animan y empujan a hacer tus proyectos de una manera muy especial, me siento muy afortunada de haber vuelto.

¿Cuál es la identidad especial de HBO?

Hay voces muy singulares en la cadena. Por ejemplo, cuando llegamos a 'Sexo en Nueva York', creo que nunca había habido antes una voz femenina que describiera de forma tan vívida las relaciones entre las mujeres, hablando de sexo, políticas sexuales, economía... No suele ser habitual que se transmita esa información, y otras de otro tipo. ¡Cuánto entusiasmo tuve, por ejemplo, al ver 'Los Soprano'. Hoy hay muchas mujeres hoy en televisión contando hoy sus historias únicas y creo que, en esto, 'Sexo en Nueva York' y HBO marcaron un punto de inflexión.

More from Elle: