Unos ladrones se llevaron 30.000 euros en joyas durante los Goya

Robaron en una habitación del hotel en el que se celebró la gala

Una sortija, un juego de pendientes, cuatro juegos de gemelos y uno o dos relojes: este fue el botín que desapareció el pasado domingo de una habitación del Hotel Auditórium de Madrid durante la celebración de los Premios Goya. En total, 30.000 euros en joyas de la firma Suárez, según la denuncia del robo presentada ayer en la comisaría del barrio de San Blas.

Al parecer, las joyas se habían dejado en unas cajas sin marcar que habían dejado detrás de un monitor de televisión, escondidas, por lo que pocas personas conocían el paradero de las piezas. La habitación, por la que entraron y salieron numerosos individuos, se había utilizado para guardar elementos usados en la gala.

Publicidad

El hallazgo del delito se produjo ayer por la mañana, cuando los responsables del hotel avisaron a las firmas para que se llevaran todo lo que habían prestado para la gala, pero al revisar el inventario vieron que las joyas de Suárez no aparecían por ningún lado. En la denuncia se relata que las puertas no están forzadas, por lo que los ladrones debían tener acceso a la habitación.

Para la investigación, la Policía ha pedido al hotel las grabaciones del personal de seguridad de todo el fin de semana. Desde luego, las autoridades tendrán trabajo porque algunos operarios de Televisión Española denunciaron el robo de dos objetivos, varias tarjetas de memoria, tapaderas, gafas y dos baterías de cámara que habían dejado en una parte del escenario y que no aparecieron al terminar la gala.

More from Elle: