Diez textos inspiradores que debes leer

Pasar el laberinto de contenido que ofrece internet para llegar a las cosas realmente necesarias (textos que te inspiren, de los que aprendas algo, que te enseñen algo nuevo o que te ofrezcan un nuevo punto de vista) puede resultar difícil. No obstante, es muy necesario. Con esto en mente, aquí tienes los enlaces a diez textos escritos por mujeres con diferentes perspectivas sobre el futuro y el pasado, lo físico y lo intangible, que vale la pena leer... o releer. Eso sí, todos ellos están en inglés, are you fluent in English?

diez-textos-que-toda-veinteanera-deberia-leer

Pasar el laberinto de contenido que ofrece internet para llegar a las cosas realmente necesarias (textos que te inspiren, de los que aprendas algo, que te enseñen algo nuevo o que te ofrezcan un nuevo punto de vista) puede resultar difícil. No obstante, es muy necesario. Con esto en mente, aquí tienes los enlaces a diez textos escritos por mujeres con diferentes perspectivas sobre el futuro y el pasado, lo físico y lo intangible, que vale la pena leer... o releer. Eso sí, todos ellos están en inglés, are you fluent in English?

Publicidad

"Attitude", de Margaret Atwood

Cuando a la reconocida escritora Margaret Atwood le pidieron que diera el discurso de la ceremonia de graduación de la Universidad de Toronto, en 1983, el mercado de trabajo estaba en descomposición y, concretamente, la licenciatura en Bellas Artes parecía una auténtica pérdida de tiempo. El medio ambiente comenzaba a tener problemas y la guerra nuclear parecía inminente. Así que Atwood ofreció el único consejo que pensaba que podía ser de ayuda a todos estos recién licenciados: "No solo puedes ser capaz de modificar la realidad, sino que puedes modificar tu actitud hacia ella". El cambio, tal y como dice Atwood, siempre es posible.

Lo puedes leer aquí.

Publicidad

"Ask Polly: I Have Absolutely No Idea What I Need to Be Happy", de Heather Havrilesky

Ask Polly comenzó siendo una columna de consejos en la revista digital The Awl, donde Heather Havrilesky nos animaba a todos a sacar lo mejor de nosotros mismos. En este artículo, la lectora dice que tiene una vida decididamente estupenda, pero que se siente deprimida y no sabe por qué. Está luchando contra ella misma, dice Polly, y tiene que parar de intentar resolver los problemas sin pararse primero a entenderlos: "Aquí es donde comenzará tu libertad: aprender a sentir lo que sientes sin juzgarte". Cuando todo parece imposible, tienes que mirar dentro de ti y ser lo suficientemente valiente como para aceptar lo que te vas a encontrar. Havrilesky lo escribe con infinita amabilidad, recordándonos que "ser tu misma sin tenerte que pedir perdón depende de aceptar y asumir tus sentimientos".

Lo puedes leer aquí.

Publicidad

"The Fantasy of Being Thin", de Kate Harding

Durante cuatro años, Kate Harding mantuvo Shapely Prose, un blog sobre, básicamente, no odiar nunca más a los gordos. Escribió este texto en 2007 para quitar la idea de que todo el mundo tiene "una persona delgada en su interior", alguien que es mucho más divertido, valiente y emocionante que tú, y que si perdieras peso te convertirías en mejor persona. No tiene sentido, dice Harding: tú eres quien eres y esa persona es, simplemente, delgada. "Aceptar mi gordura no fue realmente lo más duro. Sí lo fue aceptar mi personalidad –y las muchas limitaciones que tengo con mis muslos–. Pero una vez que empecé a hacer eso, mi vida se hizo trillones de veces más satisfactoria". Esperar a ser delgada para comenzar a vivir es una pérdida de vida; tu vida ya la estás viviendo, te guste o no. Entonces, ¿por qué no disfrutarla?

Lo puedes leer aquí.

Publicidad

"On (Not) Eating Out Alone", de Steph Georgopulos

Ser adulto, en concreto un adulto soltero, significa pasar mucho más tiempo solo del que has pasado antes. Y verse sola en público es una situación que nos asusta a muchas de nosotras, que acabamos resolviéndola siempre poniéndonos los cascos y leyendo un libro, creando una burbuja en la que no tenemos que comprometernos con el mundo exterior. Pero espera, dice Steph Georgopulos en su corta reflexión sobre los placeres de la soledad, publicada en la comunidad online Human Parts: piensa en de qué te estás aislando. "Mis habituales distracciones nunca me estaban protegiendo de la humanidad. Eran un vehículo para desconectar, para quitar el ruido, solo eso". Cuando se quita los cascos, y levanta los ojos del teléfono, se fuerza a sí misma en centrarse en el mundo, sola, y se da cuenta de que no es tan horrible.

Lo puedes leer aquí.

Publicidad

"Men Explain Things to Me," by Rebecca Solnit

¿A qué llamábamos 'hombrexplicación' antes del excelente artículo de Rebecca Solnit? En él, ella cita la experiencia personal y ejemplos del mundo real de hombres mostrando una autoridad que no se han ganado en prácticamente todo lo que ocurre bajo el sol, mientras que las mujeres han sido enseñadas a aceptar esa realidad sin cuestionarla. Dice Solnit en esta versión extendida para el magazine digital Guernica que "la absoluta y polémica seguridad que muestra el ignorante es, según mi experiencia, una cuestión de genero. Los hombres me explican cosas a mí, y a otras mujeres, sepan o no de lo que están hablando. Algunos hombres". Solnit oscila entre las anécdotas personales  inofensivas y casos en los que asumir esa autoridad masculina puede causar un daño real a las mujeres.

Lo puedes leer aquí.

Publicidad

"All the Young Girls", de Mary H.K. Choi.

Mary H.K. Choi llegó a Nueva York para empezar una nueva vida, pero pronto se dio cuenta de que esa nueva vida no iba con ella: "La ciudad... era como una caza de carroñeros brillantes y la idea de una tediosa oficina y una trayectoria tan predeterminada como tortuosa me provocó un ataque de pánico. Me desmayé en mi apartamento, aún vacío, y me desperté queriendo otra cosa". Choi escribe de forma conmovedora en el 'New York Times' acerca de cómo se motivó para conseguir la vida que quiere tener y de cómo los particulares desafíos de ganarse la vida en Nueva York no fueron tan particulares: después de todo, cuando pasaron unos años consiguió convertirse en asesora de mujeres jóvenes que quieren hacer lo mismo que hizo ella. Tener una nueva vida es duro, pero no imposible.

Lo puedes leer aquí.

Publicidad

"Not Here to Make Friends", de Roxane Gay

"En literatura, como en la vida, las reglas son demasiado a menudo diferentes para las chicas", señala la autora de 'Mala feminista', Roxane Gay, en su artículo sobre personajes femeninos antipáticos que apareció en BuzzFeed. ¿Cuántas veces –advierte– una crítica de un libro con una mujer antipática analiza la antipatía de esa mujer, en lugar de los méritos del libro? Quizás, apunta Gay, es esta antipatía lo que los hace más humanos y unos personajes mejores y más interesantes; después de todo, "la simpatía es una mentira muy elaborada, una actuación, un código de conducta que nos indica la manera adecuada de ser", y esta no es forma de vivir. No hay mujer humana real que pueda ser como Elizabeth Wakefield (de "Las gemelas de Sweet Valley"); ser Jessica resulta mucho más divertido.

Lo puedes leer aquí.

Publicidad

"Christmas Is the Pits", de Samantha Irby

Bitches Gotta Eat es uno de los mejores blogs, punto; y Samantha Irby, autora también de la colección de ensayos 'Meaty', es increíble. Es divertida y ofensiva, y 100% honesta acerca de su vida como escritora y como humana que a veces funciona mal y que vive en Chicago. En 2014 ya nos regaló una Guía de Supervivencia para Gente que Reniega de las Vacaciones, para gente que no le gusta, gente que no se las puede permitir, gente que no le gusta pasarlo con sus familias o gente que no han creado su propia familia. ¿Cómo sobrevivir sola durante el tiempo más horroroso/bonito del año? "1) Cómprate algunos malditos regalos; 2) Reúnete de algunos afortunados hijos de p...; 3) Come algunos jod... aperitivos que engorden; 4) Desconecta de la m... de Internet; 5) Dona algo de dinero o tiempo. Probablemente tiempo". Y sexto, lee todo lo que ha escrito Irby y déjate llevar por una mezcla de risas y lágrimas.

Lo puedes leer aquí.

Publicidad

"We Do Abortions Here", de Sallie Tisdale

Cuando la enfermera y escritora publicó este texto en Harper's Magazine, en 1987, el senador Jesse Helms era el líder de los guerreros políticos norteamericanos que estaban intentando aprobar una enmienda constitucional que prohibiera el aborto. El tema dividía a los políticos republicanos, que se encontraban entre la espada y la pared: la opinión pública por un lado, y una pequeña pero ruidosa base de votantes con un punto de vista radical. Casi 30 años después, el matizado y sincero texto sobre su trabajo en una clínica abortiva todavía es relevante. "En lo que respecta al aborto, lo absoluto debe ser matizado por el contexto, porque ambos son reales, ambos son válidos, ambos son durísimos. ¿Cómo lo hacemos? ¿Cómo lo rechazamos? Cada aborto es un mensaje que indica que hemos fallado al proteger a los nuestros. Cada palangana que vacío es una promesa, pero una promesa rota hace tiempo". Lo tiene muy claro y es honesta, y nunca se aleja de su tesis: el aborto no es fácil, pero ahora mismo es necesario.

Lo puedes leer aquí.

Publicidad

"I'm Black, He's White. Who Cares? I Do, Actually", de Jazmine Hughes

"Estoy en una constante lucha de identidad", escribe la redactora del New York Times, Jazmine Hughes: "Los humanos, concretamente las mujeres inseguras y neuróticas que ya llegamos a una edad, como yo, estamos en una eterna búsqueda de identificación, un clavo que podamos asir, que valide nuestra existencia y que legitimice cualquier preocupación que tengamos de que no somos normales". En este texto sobre Jezabel, Hughes, que es negra, se pregunta sobre el racismo con el que se tendrán que enfrentar sus futuros hjos; ¿cómo podría entender su novio blanco a sus hijos mestizos, que están condenados a sentirse incluso menos normal de lo que ella se siente? Si ella no sabe dónde encaja, ¿cómo lo van a saber sus hijos? En este breve artículo, Hughes reconoce que,  aunque sus temores por sus futuros hijos son fundados, tiene un compañero adorable y de mente abierta, tolerante y con deseos de aprender, y que con ese punto de partida, imaginarse el futuro no es tan sobrecogedor.

Lo puedes leer aquí.

De: Elle
More from Elle: