Ídolos de los 90 con los que me habría casado

Te elijo a ti, a ti, a ti y a todos vosotros: 10 ídolos de los 90 con los que íbamos a casarnos.

Cuando empecé a fijarme en los chicos, me gustaban TODOS con el mismo fervor que ahora guardo para un buen trozo de pastel. Pero entonces, cada uno iba a ser ÉL. Incluso sin haberlo conocido en la vida real. No me gustaban todos los chicos que conocía, pero adoraba a todos estos famosos y me casé con todos ellos en mi imaginación. Estos son los chicos con los que desesperadamente quería casarme cuando era niña: ¿cómo están ellos ahora?

Publicidad

Alejandro Sanz

Su primer disco fue una cosa horripilante llamada 'Los chulos son pa' cuidarlos' (1989), y firmaba como Alejandro Magno. Le perdonamos hasta que saliera vestido de torero en la portada porque... ¡era taaaan guapo!

Alejandro Sanz

Diez años después, con el éxito de sucesivos trabajos y, sobre todo, de 'El alma al aire' -su primer disco grabado en EE UU-, se codeaba con la crême de la crême. Sí, son las Destiny Child y la de la izquierda, Beyoncé.

Publicidad

Alejandro Sanz

Hay que reconocer que Alejandro ha mantenido el tipo y sigue siendo uno de los cantantes españolas más atractivos.

Christian Bale

Todas las chicas de los 90 nos enamoramos de Laurie, protagonizado por Christian Bale, en 'Mujercitas' (1994). Tenía un rostro muy juvenil, era muy guapo y le gustaban esas chicas raras a las que les da por leer. En la película y en el libro esa chica era Jo March, pero en la vida real era YO. Era todo tan maravilloso… hasta que…

Publicidad

Christian Bale

ESTO me supera. Unos años después Laurie acabó con la HERMANA EQUIVOCADA. Laurie murió para mí después de aquello.

Christian Bale

Ahora, Christian Bale lleva barba. Sí, y también ha hecho 'Batman', etc.

Publicidad

Keanu Reeves

¿CÓMO SE PUEDE SER TAN GUAPO?

Keanu Reeves

Incluso Sofía Coppola parece decir: "Sí, ya lo sé ¿vale?"

Publicidad

Keanu Reeves

Mirad qué guapo sigue siendo. No te pongas triste, Keanu.

Chris O'Donnell

Este encantador americano de ojos azules fue mi primer capricho del mundo del cine.