Los personajes más odiados del cine

Porque hay muchos clásicos que son insoportables.

Puede que sea por su cualidad de villanos, de antagonistas malos-malísimos o simplemente porque su personalidad es insoportable. Lo cierto es que el séptimo arte nos ha brindado un buen puñado de personajes odiados e irritantes que hemos querido recopilar en esta galería. ¿Cuál nos falta?

Publicidad

Jar Jar Binks

Cuando los fans de la saga de 'La guerra de las galaxias' vieron el 'Episodio 1' no podían dar crédito a este personaje. Desagradable, irritante, torpe... destrozaba todo lo que veía y hablaba con un molesto acento jaimaicano. Todo el mundo se mostró en contra del deleznable personaje; de hecho en internet se formaron grupos de opinión del tipo 'Odiamos y queremos matar a Jar Jar Binks' o 'Jar Jar Binks debe morir'. George Lucas debió de pensar aquello de "si no quieres caldo, toma dos tazas", y le incluyó en los dos episodios siguientes.

Anton Chigurth

De los mejores villanos del siglo XXI, y además interpretado por un actor español que se llevó el Oscar al Mejor Actor Secundario: Javier Bardem. El despiadado criminal de 'No es país para viejos' (Joel y Ethan Coen, 2007) es un asesino pasado de vueltas sin ningún tipo de justificación moral ni de empatía con nadie, que no vacila en apretar el gatillo para cumplir la misión que le han encomendado los narcos.

Publicidad

La máscara

Hemos elegido el personaje de 'La Máscara', pero podríamos haber elegido prácticamente cualquiera de los interpretados por Jim Carrey a lo largo de los años 90. Repasemos su filmografía en la década: 'Ace Ventura, un detective diferente', 'Dos tontos muy tontos', 'Batman Forever' (ese Enigma, por favor), 'Ace Ventura Operación África', 'Un loco a domicilio', 'Mentiroso compulsivo'... No hay más que añadir.

Matrimonio Folien

La primera de las pelis fue 'Los padres de ella' (2000), que acababa en el momento en que los protagonistas iban a visitar a los suegros. Y, así, sin mucha imaginación, la segunda parte se tituló 'Los padres de él' (2004), y descubrimos a los padres Folien, una aborrecible pareja interpretada por Dustin Hoffman y Barbra Streisand. El rollo progre de ambos acaba resultando tópico y casposo, y da mucha pena que se desperdicie de esta manera el talento de Hoffman y la oportunidad de recuperar a Streisand tras una década apartada del cine.

Publicidad

Cruella de Vil

¿Qué puede ser peor que hacerse un abrigo con las pieles de los adorables cachorritos de los '101 dálmatas'? Hacerlo de la manera despiadada y premeditada con el que lo hace la malvada Cruella de Vil, uno de los auténticos diablos de la factoría Disney, que no duda hasta en contratar a un par de gañanes para raptarlos. Toda una lección animalista.

Cómodo

Vale que toda la película rechinaba (y con el tiempo, lo hace más, con todos los fallos históricos que aglutina) pero es que el personaje al que daba vida Joaquin Phoenix era realmente odioso. Era capaz de hacer cosas totalmente inmorables y reprobables mientras que Maximus (Russel Crowe) se convertía en héroe. La interpretación de Phoenix era tan maestra que hasta llegaban a enfadarte las expresiones de su cara.

Publicidad

Mary Corleone

Nadie entendió muy bien la presencia y el sentido de este personaje en 'El padrino III'. Lo primero, ¿por qué hubo ese ataque de nepotismo y Francis Ford Coppola eligió a su hija Sofia? ¿Por qué esa alteración del argumento original de Mario Puzo para encajar un romance de la hija de Michael Corleone con su primo (romance que nadie se creía)? Al final, un error de casting acabó poniendo un punto negativo a la saga, todo debido a la nefasta interpretación de Sofia Coppola.

Miranda Priestly

Ya veníamos de la experiencia televisiva de 'Yo soy Betty la fea', pero cuando llegó la Miranda Priestly de 'El diablo viste de Prada' (David Frankel, 2006) –a la que dio vida Meryl Streep– todos supimos que era imposible tener un jefe peor. Despiadado, mandón y sin ningún tipo de reparos a la hora de valorar el exterior por encima del interior... El argumento iba cambiando su manera de ser hasta dejar emerger una veta de bondad. Quizás demasiado tarde para el espectador.

Publicidad

Mrs. Danvers

Ella es el ama de llaves de 'Rebeca', que magistralmente dirigió Alfred Hitchcock en 1940. El espectador empatiza desde el principio con Joan Fontaine, que da vida a Rebeca, la segunda esposa de Maxim de Winter, en lo que parece una adorable historia de amor. Pero nada más llegar a la casa tras el matrimonio, la odiosa Mrs. Danvers (Judith Anderson) no deja de recordarle que nunca estaá a la altura de la anterior dama de la casa. Dan ganas de darle de bofetadas.

El cazador

Que levante la mano quien no haya llorado hasta el nivel trauma con este odioso personaje que, sin embargo, no sale en ningún momento de la película 'Bambi'. El cazador no tiene el más mínimo reparo en disparar contra los animalitos, privándonos de la madre del protagonista y ofreciéndonos una de las escenas con más fuerza narrativa de la historia de Disney