9 canciones de Elton John que echaremos de menos oírlas en directo

El artista británico ha anunciado su retirada de los escenarios.

A sus 70 años, el cantante británico Elton John ha anunciado su retirada de los escenarios, después de cinco décadas años dándolo todo sentado a su piano, revolucionando la música: primero, con un estilo más suave e íntimo; después, con su rollo 'glam' y su conversión a superestrella. La gira de despedida empezará en septiembre, durará tres años e incluirá ¡300 conciertos!

Queremos aprovechar la noticia para recordar algunas de sus mejores canciones, claro está, en directo; temas que echaremos de menos volver a verle interpretar. Este es un homenaje a Sir Elton John, todo un mito de la música de los siglos XX y XXI.

Publicidad

'Sacrifice'

Es una de las canciones más emotivas de Elton John, perteneciente a su álbum 'Sleeping with the Past' (1989). Habla del difícil final de la relación amorosa en la ruptura de un matrimonio, y está inspirada en 'Do Right Woman, Do Right Man', un tema de Aretha Franklin.

Publicidad

'Don't Go Breaking My Heart'

¡Gran momentazo musical! Elton John, en el mítico Live Aid de 1985, interpreta este temazo con la Kiki Dee más ochentera que te puedas imaginar. El sonido de esta actuación delata la calidad del artista en directo. La canción original fue grabada con Kiki Dee en 1976; en 1993 se hizo una segunda versión con Ru Paul bajo la batuta del mítico productor Giorgio Moroder (sí, ese al que rindieron homenaje los Daft Punk). Aquí tienes el tronchante vídeo.

Publicidad

'Bennie And The Jets'

Es, probablemente, la mejor canción de Elton John: es un perfecto resumen de su estilo. Pegadiza, elegante, con glamour, agradable de escuchar, juguetona, y permite el lucimiento del pianista. El vídeo no es el mejor pero aquí le tenemos en todo su esplendor.

Publicidad

'Candle in the wind'

Han pasado más de 20 años de este momentazo: Elton John cantando en el funeral de Diana de Gales, celebrado en la abadía de Westminster. Todavía se nos ponen los pelos de punta al escuchar el tema, que en realidad había sido compuesto en 1973 pensando en Marylin Monroe, pero que Elton John modificó para convertirla en su pequeño gran homenaje a la princesa fallecida.

Publicidad

'Crocodile Rock'

Esta maravillosa canción vivió una segunda etapa de gloria al ser incluida en la banda sonora de 'Cuatro bodas y un funeral'. Fue compuesta en 1972 y narra la historia de un chaval que, en los 50 y 60, bailaba un ritmo retro llamado así, Crocodile Rock: un homenaje a los tiempos pasados. Es genial ver a Elton John con ese increíble look en el London Palladium. 

Publicidad

'Rocket Man'

Viajamos hasta Rusia, 30 años atrás, en pleno comunismo para ver a un Elton John muy distinto del que estamos acostumbrados, con un look mucho más sobrio. Da lo mejor de sí al piano interpretando la preciosa 'Rocket Man', una historia, claro está sobre un hombre que viaja en un cohete, una perla pop que no hay que perder de vista.

Publicidad

'Your Song'

Elton John en directo era capaz de todo. Sí, también de aparecer disfrazado de Pato Donald. Y no para marcarse un baile glam, sino para interpretar una de sus canciones emblemáticas: 'Your Song'. Al parecer, de ella dijo John Lennon: "Cuando la escuché, pensé: 'Estupendo, esto es la primera cosa nueva que ha pasado desde nosotros (The Beatles)'. Eso son palabras mayores.

Publicidad

'The Circle of Life'

Todo lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas... o al menos, en teoría. En la capital de Nevada, Elton John interpretó a lo grande este temazo de la banda sonora de 'El rey León', película por la que consiguió un Oscar (a la Mejor Canción por 'Can You Feel The Love Tonight') y dos nominaciones al mismo galardón por 'Hakuna Matata' y el tema que nos ocupa.

Publicidad

'I'm Still Standing'

No queremos decir adiós a Elton John, pero si tenemos que recordarle, que sea así: entregado al piano, con 'looks' extravagantes, con una magnífica peluca, dando lecciones de 'glam', dejando claro un mensaje: 'I'm Still Standing': "Aún estoy en pie".

Y nosotros, a sus pies, Sir.

More from Elle: