La cara oscura de las apps de citas

¿Han creado estas aplicaciones un nuevo prototipo de hombre del que debes huir? ¿Ese que cuando consigue lo que quiere se esfuma como el humo?

Lo más popular

Tinder, Happn, Adopta un Tío, Linggers… Las aplicaciones para conocer gente -el fin ya es otra cuestión- son un auténtico boom. Sólo tienes que descargártelas en el móvil -si eres chica muchas veces no tienes que pagar-, empezar a conocer gente y a quedar. Pero, ¿tienen estas apps una doble cara? Es muy fácil resultar encantador, pasar una noche estupenda, hablar hasta de planes de futuro y luego "si te he visto no me acuerdo". ¿Te suena?

Publicidad

Esto es precisamente lo que nos cuenta Luisa, una agente inmobiliaria separada y con dos hijos, "muy recelosa de este tipo de aplicaciones", a la que sus amigas convencieron para volver a probar. "Ya había tenido una mala experiencia con una app muy conocida, en la que todos los hombres que conocí iban a lo mismo y esta segunda vez ha sido aún peor". Como nos cuenta Luisa, "conocí a un chico portugués, separado como yo, que al principio se mostró como un auténtico caballero, conquistándome poco a poco, haciendo planes de futuro desde el primer día -cosa que a mí no me parecía normal-, y de repente desapareció de la noche a la mañana". "El día antes me había dicho que me quería y me había invitado a cenar en su casa; al día siguiente, ni rastro, ni un miserable wpp para decirme que prefería ir más despacio o algo así. Me he borrado de la aplicación y no pienso volver a utilizar ninguna más".

Lo más popular

"Estas apps lo único que hacen es satisfacer una demanda que nosotros mismos estamos creando", dice Ainoa Espejo, grafóloga y coach personal y de relaciones de Ai hop¡ Coaching. "Pero son un arma de doble filo porque, a pesar de ser herramientas para acercarnos, a la vez favorecen la frialdad y la frivolidad", apunta. "Juzgamos sólo por una foto o por la a descripción ideal y sesgada del perfil. Y encima podemos desaparecer en un minuto, sin tener que despedirnos, dar explicaciones o tener en cuenta los sentimientos del otro. Resulta fácil evitar todo conflicto y responsabilidad".

Sexo sin compromiso

Esta es una de las claves del éxito de estas apps y lo que ha enganchado a muchas personas. Como dice María, una ejecutiva también separada y con un hijo, "estoy apuntada a dos apps de citas y reconozco que me divierten y me ayudaron mucho a sentirme viva después de mi separación, pero llevo dos años utilizándolas y no he conseguido mucho más que sexo, me han prometido 'el oro y el moro' y luego han desaparecido como el humo. "Me han propuesto irme de fin de semana y el mismo día han desaparecido. Me han dejado incluso plantada en un restaurante", cuenta.

Publicidad

"Seguramente hay bastantes hombres adictos a este tipo de apps, pero me atrevería a decir que no son sólo ellos y que no es únicamente por el tema del sexo como tal", dice Espejo. ¿Cuál es entonces el quid de la cuestión? Como apunta esta coach, "la sensación de flirteo, de conquista y de poder nos aporta un subidón emocional que nos hace sentirnos vivos e ilusionados, cosa que puede llegar a enganchar mucho", añade.

Para Espejo, estas apps, igual que las redes sociales, son una forma muy sencilla (incluso voyeurista) de entrar en contacto con los demás, lo que hace que puedan resultar adictivas. Según esta coach, en los países desarrollados, cuanto más alto es el índice de riqueza, "más nos desconectamos de las personas y más individualistas nos volvemos. "Las estadísticas apuntan a que hay un mayor índice de relaciones sexuales esporádicas o 'one night stands' en estos países que en otros menos desarrollados económicamente", apunta. Pero quizá el problema, como dice Espejo, seamos nosotros mismos, nuestro egocentrismo y falta de respeto, y no tanto la necesidad de sexo como tal.

Publicidad

Identifícalos y pasa de ellos

"Hay hombres que utilizan estas apps para acumular conquistas y satisfacer sus deseos", dice Espejo. "Es importante detectarlos a tiempo para evitar hacernos falsas expectativas, o para seguirles el juego y que los dos os lo paséis igual de bien, sin sufrimientos innecesarios". Toma nota de las pistas que nos da esta coach:

- Fíjate mucho en su foto de perfil y en la descripción que hace de sí mismo. ¿Qué imagen quiere que te hagas de él? ¿Parece serio y responsable, o más bien relajado o narcisista? Pide opinión a tus amigas para tener diferentes puntos de vista.

Lo más popular

- ¿Cómo se dirige a ti? ¿Se toma demasiadas confianzas desde el principio? ¿Te saluda, se despide, te respeta, es educado? Imagina que esa conversación la estuvierais teniendo cara a cara: ¿cómo te haría sentir?

- Este tipo de persona te adulará y te hará sentir especial para que caigas rendida a sus pies- Te hará caso y logrará que te sientas tenida en cuenta... pero sólo lo justo para tenerte enganchada, lo único que está haciendo es manipularte. Pronto te darás cuenta de que realmente no le interesa ni tu vida ni lo que le estás contando.

- Haz caso a tu intuición, te dirá si hay algo raro, si falta coherencia en su forma de actuar. ¿Se vuelca mucho en ti, te pregunta e insiste pero luego está a otras cosas o que sólo quiere lo que quiere?

- ¿Tarda en contestar en el chat de app aunque esté en línea? Al principio es normal que ambos habléis con varias personas pero si ya habéis quedado varias veces y parecía que la cosa iba bien pero te contesta tarde y a deshora, seguramente no seas la única.

- Si le pillas con mentiras o medias verdades, desconfía, sobre todo si intuyes que ha inflado su perfil. Alguien que está seguro de sí mismo va de frente, no se esfuerza tanto en mostrar una imagen ideal.

- ¿Sólo le interesa él mismo? ¿es superficial y vanidoso? Entonces no engordes su ego siendo una más de sus conquistas.

- Y, finalmente, la señal más clara es si, después de haber quedado y haber tenido sexo, pasa de ti. O te insiste en quedar, pero sólo para repetir la jugada.

Antes de apuntarte a un app

Como dice la coach, no te tomes como algo personal que alguien pase de ti. "Que vaya 'a lo que va' no significa que sea mala persona, quizá esté en un momento de su vida en el que sólo necesita tener aventuras esporádicas". Para no hacernos falsas ilusiones y no acabar siendo utilizadas, Espejo nos recomienda tomar estas precauciones:

- No te autoengañes: no vayas de moderna si en el fondo te mueres por casarte y tener hijos.

- Si tienes claro lo que buscas (un rollo, una relación relajada, un compromiso serio), será más fácil que atraigas a la persona adecuada.

- Transmite esta idea con todo lo que muestre tu perfil, así sólo se acercarán los adecuados.

- Sé coherente. Que tus palabras y tus hechos vayan en la línea de lo que deseas para facilitar la buena conexión.

- Elige la app adecuada. Para flirtear, buscar amigos o una relación seria, cada una está diseñada para un tipo de público.

- Sé paciente, no pierdas la esperanza. En el fondo, encajar bien con alguien es algo casi mágico y no se consigue de la noche a la mañana.

- Disfruta del proceso. Estás conociendo gente nueva, mejorando tus habilidades de comunicación y de ligue, y saliendo de la rutina.

More from Elle: