Salir con un hombre más experimentado

Estoy empezando a salir con un hombre bastante más experimentado que yo en el sexo y me da miedo no estar a la altura. ¿Cómo puedo superarlo y no pasarlo mal?

Lo más popular

El miedo a no dar la talla o no estar a la altura, tal como me comentas, es un obstáculo para disfrutar de las relaciones sexuales. Si encuentras que no eres lo suficientemente experta para satisfacer a tu amante, tus encuentros eróticos estarán cargados de ansiedad y de inseguridad. La incomodidad, ansiedad e inseguridad dificultan, si no impiden el placer, porque impiden que nos concentremos en las sensaciones placenteras que el sexo nos proporciona. ¡ Deja de tener pensamientos negativos con respeto a tu falta de experiencia sexual!

Publicidad

Si él tiene más experiencia sexual que tú, no lo tomes como algo amenazante que te genere inseguridad. Vívelo como algo positivo: tu pareja puede enseñarte y guiarte en el placer sexual. ¡ Qué suerte tener un amante experimentado! Para tu pareja también puede ser una experiencia muy excitante sentir que puede enseñar sexualmente a su amante. Por otra parte, el sexo no es un trabajo, ni tampoco una competición, es una de las experiencias más placenteras de nuestra vida. Las comparaciones no son positivas ¿ Por qué quieres compararte con él? A pesar de que él tenga mayor experiencia, tú puedes ser una amante genial. Ser un buen amante implica desarrollar una serie de habilidades que no siempre se encuentran en aquellas personas que tienen mucha experiencia sexual. Tener más práctica sexual, no significa necesariamente ser buen amante. A pesar de tu inexperiencia, puedes ser una pareja sexual excelente. ¡ Fuera tus complejos! Confía en ti misma y en tu potencial erótico.
Contestando a la pregunta de tu consulta, mi consejo es que sigas estas pautas:
Relájate y no te minusvalores por tener menos práctica sexual que tu pareja.

Lo más popular

Ten confianza en tu potencial como amante. Aunque no tengas mucha práctica sexual puedes ser una maravillosa amante, sé sensible a las necesidades de tu amante y adopta una postura receptiva a sus caricias.
Explora tu propia sexualidad para conocer tu propio placer y poder compartirlo con tu pareja. Anímate a conocer tu cuerpo erótico y disfruta con él. Cuanto más conozcas sobre tu placer y la forma de alcanzar tus orgasmos, más confiada estarás en tus encuentros sexuales con tu pareja. Empieza siendo una verdadera experta con tu sexualidad a solas, para poder compartir tus experiencias con tu amante.¿Has aprendido a estimularte y alcanzar tu misma el orgasmo? Autoestimularte te permitirá conocer cómo reacciona eróticamente tu cuerpo y te dará más seguridad en tus relaciones sexuales en pareja.
Expresa lo que te gusta del sexo y sé receptiva con los deseos de tu amante. Si has seguido mis consejos y has practicado el autoerotismo, podrás compartir tus deseos con tu pareja y explicarle todo lo que te excita. ¿ Cómo puedes enseñar a tu pareja lo que te gusta sexualmente si no lo sabes tu?. El buen sexo consiste en dar y recibir placer, por tanto también es muy importante que conozcas lo que te excita y explores lo que desea sexualmente tu pareja.
Adopta un papel activo en la sexualidad. Toma la iniciativa sexual. Propón juegos eróticos, situaciones, ambientes……etc. Nada es menos excitante que las personas pasivas sexualmente. Aquellas que esperan a que su pareja haga, sugiera, indique, se mueva, proponga, excite….

Cultiva tu creatividad erótica. Nuestro mayor órgano sexual es el cerebro. Deja volar tu imaginación y no te abandones a la rutina. Explora tus fantasías y pregunta por las de tu amante. Compartir fantasías aumentará vuestra complicidad sexual. ¿ Por qué siempre las mismas posturas? ¿ Por qué hacer siempre las mismas cosas? Intenta cosas nuevas, explora, juega… En el sexo todo está permitido, siempre que sea aceptado de mutuo acuerdo. Recuerda que la salud sexual debe basarse en la práctica de una sexualidad segura, responsable, placentera y libre de coacción y violencia.
Juega con todo el cuerpo ( tuyo y de tu amante) y pon en marcha todos los sentidos. No te centres sólo en los genitales. En ocasiones, olvidamos que todo el cuerpo es erótico. Tenemos una piel maravillosa, que es nuestro órgano sexual más grande, llena de terminaciones nerviosas. ¡Besa, chupa, lame y pellizca la piel de tu amante!
Y sobre todo practica el sexo lúdico, la sexualidad es una experiencia de juego placentero entre adultos. No debemos hacer de ello algo difícil o complicado. Juega, juega, juega….No es un trabajo en el que tenemos que ser aptos o competentes. Abandónate al placer y disfruta sin complicaciones. Nadie te está poniendo nota. ¡La risa y el sentido del humor son potentes afrodisíaco!. Te deseo lo mejor ¡ Suerte!