Porno ¿sí o no?

El boom de la "Trilogía de Grey" ha hecho que muchas mujeres no sólo se animen a comprar libros y juguetes eróticos sino que miren con nuevos ojos el cine X. Erika Lust, la famosa y aclamada directora de cine porno para mujeres no cuenta cómo ha evolucionado este género y cómo acercarnos a él sin prejuicios.

Lo más popular

Las cifran hablan por sí solas: más de 20 millones de ejemplares de la famosa “Trilogía de Grey” vendidos en todo el mundo, casi un 50% de mujeres infieles, dos de cada 100 compra literatura de alto contenido erótico y una de cada personas que consume porno en la red ya es una mujer. Está claro que la actitud de las mujeres respecto al sexo ha cambiado de forma asombrosa en el siglo XXI.

Pero lo que más nos sorprende positivamente, por la cantidad de estereotipos tabúes, prejuicios y escasa calidad que hasta hace poco nos frenaba, es el creciente interés de las mujeres por el porno visual. Hasta hace muy poco un género consumido casi exclusivamente por hombres y despreciado por las mujeres, ahora éstas no sólo lo consumen sino que reclaman un cine X de calidad y dirigido a ellas.

Publicidad

¿Y quién mejor para hablar sobre porno que Erika Lust, la directora de cine X más conocida del mundo y residente en nuestro país? Lust también es autora del libro “Porno para mujeres” y acaba de estrenar su primera novela erótica, “La Canción de Nora”(Espasa).

¿Por qué lo rechazamos?

Si al 20 por ciento de las mujeres les gusta el porno, ¿por qué al otro 80% le produce tanto rechazo? Según Erika Lust, “la mayoría de mujeres lo rechazamos porque una gran parte del porno que se produce es agresivo, machista, fácil, anti erótico, lleno de clichés, aburrido y repetitivo”. “¿Te parecen pocos motivos?”, pregunta. A nosotras, ¡demasiados!

Lo más popular

Sin embargo, como corrobora Erika, parece que internet y su posibilidad de privacidad e inmediatez ha acercado no sólo a los hombres sino a muchas mujeres al porno. Como cuenta Lust, “lo primero fueron las salas x, luego comprar cintas para ver en casa, mas tarde dvd’s y ahora está a un ‘click’ de distancia”. Pero esto también conlleva un riesgo… “Lo malo no es que las mujeres adultas lo tengamos más cerca, porque lo sabemos manejar, el problema son los y las adolescentes, que no saben discernir entre ficción y realidad, y creen que lo que ven es una representación de cómo deben ser sus relaciones sexuales”.

Otro aspecto que comentamos con Erika es por qué nos da tanta vergüenza reconocer que vemos o consumimos porno. Aunque los juguetes X están cada vez más de moda, parece que el cine X sigue siendo algo feo… “Tienes toda la razón, y a mí también me choca”, opina Erika ante nuestra cuestión. “Hay tiendas (cada vez menos, eso sí) que venden productos sexuales bastante agresivos pero que se niegan a poner en sus estanterías mis películas, que como sabes son muy innovadoras y cuidadas”. “Yo achaco este rechazo a que la gran mayoría del porno es feo y malo, y tanto a los comercios como a las consumidoras les cuesta entender que ahora hay nuevas propuestas más avanzadas que son compatibles con sus valores”.

El ‘efecto Grey’
Libros como la famosa "Trilogía de Grey" o el tuyo ¿han ayudado a las mujeres a desmitificar el género X e incluso a consumirlo? “Todo lo que sirva para que la mujer se atreva a disfrutar más de su sexualidad me vale”, afirma. “Pero mi ensayo “Porno para Mujeres” tiene un enfoque feminista que pienso que la trilogía de Grey no tiene”. “Y lo deseable es que aprendamos a ser más sexuales sin renunciar a nuestra libertad y derechos”, añade.
¿Qué encontrarás en “Porno para mujeres”? Como dice la sinopsis del libro, “esta guía está dirigida a todas aquellas mujeres a las que les gusta el porno pero aún no lo saben”. En sus páginas encontrarás una visión clara y divertida de la nueva “factoría X” actual que te ayudará a acercarte sin prejuicios a este género.
Pero no sólo “Porno para mujeres” te animará acercarte a este género, su novela “La Canción de Nora” también contiene interesantes referencias al respecto”. En él Nora Bergman, su protagonista, se pregunta “¿por qué en el porno hetero no se ven escenas de complicidad entre hombre y mujer, sólo de dominación del macho?”. Efectivamente, esta es una de las razones que han hecho que las mujeres rechazasen este género hasta ahora.

Porno para mujeres

Antes el cine clasificado como X estaba dirigido casi exclusivamente para los hombres, era un producto creado para ellos y consumido por ellos que no sólo no interesaba sino que desagradaba a las mujeres.
Pero las cosas cambiaron cuando aparecieron en escena directoras como Erika Lust, una sueca afincada en Barcelona. ¿Qué diferencia al porno para mujeres, como el que tú haces, del destinado a los hombres? “EL cine X hecho por hombres para hombres es porno, y el porno tiende a ser aburrido, feo, ginecológico y repetitivo”, dice. “Yo hago películas con sexo, hechas desde una perspectiva femenina para un público femenino donde todo es diferente: los actores, el guión, el papel de la mujer, la decoración, la música, el sonido directo, la manera de rodar el sexo… “. “Quizá mi éxito, como muchos éxitos empresariales y personales, se debe a proponer una innovación y ser valiente para llevara a cabo”, añade.

Cómo acercarse al cine X

¿Cuáles son los consejos de Erika Lust para cualquier mujer que quiera acercarse al porno? “Que se atreva con películas con “Cinco historias para ellas” o “Cabaret Desire”, que no la ofenderán sino que la invitarán a entrar en una experiencia sensual donde el sexo tiene sentido y no es anti erótico como en el porno, sino sensual y bello”, afirma.

Pero el cine de Erika no es sólo para mujeres. Como ella misma nos cuenta, “tengo muchos fans hombres que me escriben diciéndome que se apuntan a ese cine más femenino e inteligente”.

En septiembre saldrá a la luz la nueva película de Lust. Mientras tanto Erika, directora, guionista, escritora, empresaria y madre intenta compaginar todas esas facetas de su vida como cualquier otra mujer…