Heart Hunting sentimental

Ejecutiva, independiente, exigente y single. Este es el perfil de las clientas de Alcanda Matmaking, la primera empresa española especializada en encontrar pareja estable fuera de Internet. Te costará 3.000 euros, pero te aseguran encontrar a tu media naranja en todos los sentidos. ¿Quieres saber más?

Lo más popular

“Single” (soltera, separada, divorciada, viuda), entre 35 y 55 años, atractiva, sofisticada, independiente y profesionales tiene cita con su head-hunter sentimental. Así son las exclusivas clientas de Alcanda Matchmaking (AMM), la única empresa en España, especializada en head-hunting sentimental, un nuevo servicio para encontrar pareja estable fuera de internet, que aplica la metodología de la búsqueda selectiva de perfiles profesionales (Executive Headhunting) al plano sentimental.

Publicidad

El “Head-hunting sentimental” consiste en un proceso de búsqueda y selección de “candidatos sentimentales idóneos”, muy similar a las técnicas utilizadas por los headhunters (caza talentos), pero con el objetivo de encontrar a la persona ideal con quien construir un proyecto de vida en común.

“Aplicamos nuestro método patentado con una metodología ad-hoc, muy similar a las técnicas comúnmente utilizadas por los “head-hunters” (caza talentos), pero con el toque intuitivo que he adquirido a lo largo de mis más de 25 años seleccionando personal para empresas de servicios” en cuatro continentes”, explica Véronica Alcanda, CEO y fundadora de Alcanda Matchmaking (AMM), por cuyas venas corre sangre azul.

Lo más popular

Descorazonadas

El head-hunting sentimental es recomendable para aquellas mujeres que no han perdido la ilusión por volver a enamorarse y “estén deseando compartir su vida con ese alguien especial a quien nosotros encontramos para ellas”, apunta Alcanda.

El 80% de las exclusivas clientas de AMM acuden a este nuevo método al no obtener resultados positivos a través de otros medios para conocer gente (salidas nocturnas, webs de contacto, agencias matrimoniales, presentaciones a cargo de conocidos y amistades, etc.) pero sobre todo para evitar el desgaste emocional que suponen estos medios alternativos. De hecho, el 65% de las clientas son separadas y/o divorciadas, con hijos frente a un 35% de solteras por lo que no tienen tiempo que perder en citas que no conllevarán a ningún sitio.

“Muchas mujeres de éxito en sus vidas profesionales son a menudo percibidas como inaccesibles o frías, lo que les dificulta mucho la interacción con sus iguales y/o
compañeros desde un punto de vista más personal”, señala Elena Calvo, experta en terapias sentimentales y miembro del equipo de AMM.

Qué buscan…

“El head-hunting sentimental es un negocio difícil porque tratamos la parte emocional y además con las más altas expectativas de todo ser humano: alcanzar el amor y la felicidad” añade Calvo. “A diferencia de los Estados Unidos, donde el hombre es casi siempre “el cazador”, quien paga grandes sumas de dinero (hasta 250.000 dólares) por conocer a chicas, y por tanto las mujeres son la parte “pasiva” del intercambio”; -expone Alcanda- “en España esto es impensable. Aquí se es consciente de la alta capacitación de las mujeres para elegir, y optar también por contratar este servicio, con el fin de conseguir realmente un compañero de vida acorde a sus necesidades”.

“Generalmente, el perfil solicitado por la mayoría de las clientas corresponde a un verdadero “gentleman”, en palabras de la CEO. Hombres entre 35 y 55 años, atractivos, cultivados, educados, y exigentes son sus cualidades principales; y por supuesto siendo su actual estado “single”, es decir, soltero, separado, divorciado o viudo, pero con ganas de tener una relación estable.

Cómo funciona

Funciona como en el caso de las empresas de selección de directivos, a través de varias reuniones con el cliente y después con los candidatos pero con un fin distinto, el encaje de dos personas para formar una pareja estable.

Una vez valorado el perfil e historial del cliente, “le informamos con total franqueza, y de forma confidencial, si están siendo realistas en sus parámetros de pareja ideal y si podemos ayudarles seriamente en su búsqueda”, señala su CEO, Verónica Alcanda. “A continuación, diseñamos un perfil de búsqueda en base a sus necesidades y, una vez que el cliente aprueba dicho perfil, se inicia la búsqueda en nuestra red de contactos.

Después de muchas entrevistas con diferentes perfiles para asegurar el encaje, se presenta al cliente una lista-corta y se realiza la primera presentación”, añade Alcanda.

“El head-hunting sentimental es un negocio difícil porque aborda y trabaja con la parte emocional del ser humano y sus más altas expectativas: el amor y la felicidad”, explica Elena Calvo, psicóloga en la compañía y experta en terapia sentimental.

“Un matchmaker es un profesional experto en el encaje de parejas, por lo tanto va mucho más allá que una simple búsqueda analizando los valores, expectativas y deseos de sus clientes junto con otras características como las socio-económicas y culturales; su estilo de vida, educación, historial afectivo, etc. con el fin de realizar un buen encaje en la búsqueda de pareja”, añade Calvo.

Confianza, confidencialidad y garantía

El head-hunting sentimental está basado en la confianza y total confidencialidad. “Llegamos a conocer a todos los clientes y candidatos a nivel humano para saber quiénes son y qué quieren, nos cuentan su historial afectivo, lo que funcionó o no, sus puntos fuertes y motivaciones pero también sus peculiaridades y exigencias para llevar a cabo una selección adecuada”, explica la matchmaker profesional.

Por todo ello, y desde hace un año cuando se pusieron en marcha, cada uno de los procesos es exclusivo y confidencial, materializándose las condiciones y resultados con la firma de un contrato. Además, AMM ofrece una garantía de 6 meses, prorrogable otros seis; tiempo total durante el cual siguen presentando a personas que se ajustan al perfil definido. Según Alcanda, en las webs de contacto, sólo el 10% de los perfiles on-line recibe el 90% de la atención mientras que las empresas de Head-hunting sentimental la búsqueda es activa con un cien por cien de entrega hasta que se consigue candidatos ideales por lo que el éxito de ser atendida está garantizo.

3.000 euros de honorarios ¿coste o inversión?

El head-hunting sentimental no es un negocio de masas, con unos honorarios de 3.000 euros que incluyen desde el proceso de búsqueda profesionalizado hasta el coaching y asesoramiento personalizado a lo largo de todo el proceso, se dirigen por tanto a un público de nivel adquisitivo medio-alto que ve esto como una inversión más que un coste.

Inspirado en el Matchmaking, el modelo empresarial toma como referencia el Matchmaking Institute. Fundado en 2003 en EE.UU, ha formado “matchmakers” en todo el mundo (Australia, Japón e Inglaterra entre otros). Autorizado por el Departamento de Educación de Nueva York, el Matchmaking Institute es además el
órgano oficial encargado de regular y establecer las normas de calidad y códigos éticos,
que rigen esta actividad profesional.

Las empresas de Matchmaking están ganando cada vez más clientes ante las desilusiones y el desgaste emocional de las webs de contactos y el desuso de las tradicionales agencias matrimoniales. “Creemos que ha llegado el momento de aterrizar en España y cubrir una demanda latente”, dice Alcanda. En EE.UU estos servicios profesionales facturaron 300 millones de dólares; incrementándose un 130% el número de matchmakers certificados, que alcanzaron en 2013 los 3.000 frente a los registrados hace 10 años.