Tienes un wpp

Es una forma rápida, fácil y barata de estar conectada con tu pareja. El problema llega cuando no contesta, se interpretan mal los mensajes o no puedes despegarte de tu teléfono por si aparece el esperado circulito rojo encima del icono verde. Una experta nos habla de cómo puede beneficiarnos o perjudicarnos el WhatsApp.

Lo más popular

No hay aplicación más universal, rápida y barata en términos de comunicación. Pero el wpp puede convertirse en un arma de doble filo cuando hablamos de relaciones. El famoso estudio realizado el año pasado por “CyberPsychology and Behaviour Journal” hablaba ya de 28 millones de rupturas por culpa de WhatsApp o Facebook”.

“Una app como el WhatsApp nos puede permitir mantener un diálogo divertido en el día a día con nuestra pareja”, dice la especialista en sexualidad y relaciones de pareja Sylvia de Béjar. “Crear un grupo de wpp sólo para dos puede ser una buena idea para tener una vía de comunicación diferente a la habitual, en la que sólo esté permitido el juego, desde mensajes picantes escritos o de voz, hasta selfies y fotos hot”, dice Sylvia.

Publicidad

Como hablamos con la sexóloga, las nuevas tecnologías nos permiten estar conectados permanentemente, “algo tremendamente útil cuando no tenemos cerca a nuestra pareja”, señala. “En el caso de las relaciones a distancia Skype y WhatsApp permiten hablar, ver y escuchar a nuestra pareja en cualquier momento, lo que ayuda a mantener vivo el vínculo y la pasión”, señala.

Pero ¿quién no ha malinterpretado alguna vez un wpp? ¿Quién no se ha hecho una “película” porque no nos han contestado a un wpp recibido? ¿Quién no se ha pasado alguna vez el día pegado al móvil esperando un mensaje? Antes de continuar, hay que aclarar, como hicieron los propios responsables de WhatsApp, que una sola rayita en forma de “v” significa que el mensaje se ha enviado, y dos, que ha llegado al terminal de envío, pero no necesariamente que haya sido leído. Este tema incluso dio lugar a un cortometraje muy divertido: “Doble Check”. ¿Padeces tú el “síndrome del doble check”?

Lo más popular

Si vives demasiado pendiente del wpp y no recibir contestación a uno te puede llegar a arruinar el día, Sylvia de Béjar recomienda “pararse a reflexionar acerca de cómo y para qué utilizamos nuestro móvil y cuánto tiempo lo utilizamos al día”. La gran pregunta: “¿Podrías pasarte no ya un día, sino unas horas sin mirar si te ha llegado algún wpp?”

Celos y control

“Si el uso del wpp con nuestra pareja deja de ser lúdico y pasa de ser un medio de comunicación a uno de control, comienzan los problemas", señala la experta. Desde resultar pesadas hasta convertirnos en auténticas detectives cibernéticas, el wpp puede convertirse en el peor enemigo de nuestra relación. “Hay que respetar el espacio del otro, tanto físico como virtual -dice Béjar-, no podemos utilizar esta aplicación para controlar a nuestra pareja ni pretender que esté conectado permanentemente para calmar nuestra inseguridad”.

Esta especialista nos da una pequeña “guía de uso del wpp en pareja”:

- Jamás mires su wpp ni, por supuesto, su teléfono. Uno de los pilares de cualquier relación es la confianza, y tendrá todo el derecho del mundo a enfadarse contigo si lo haces. Además, es muy fácil malinterpretar mensajes sacados de contexto, siempre verás cosas donde no las hay. Sólo te servirá para alimentar tus celos.

- No hagas de “inspector Gadget”, no utilices el wpp para espiarle y pretender saber qué hace en cada momento, puedes asfixiarle. Prohibidas también las preguntas controladoras, que tus wpp sean siempre bien recibidos y no una fuente de agobio.

- No pienses mal a la primera, es fácil malinterpretar mensajes escritos. Ten en cuenta que no estás escuchando el tono y puedes confundir la intención. No contestes de forma inquisidora ni agresiva.

- No te vuelvas loca si ves la “doble uve” y no te contesta. Recuerda que puede no haber visto el mensaje o está ocupado como para escribir, por ejemplo, en el trabajo.

- No seas cargante, un par de wpp divertidos están bien, acribillarle a wpp hará que le resultes pesada y acabe por no contestarte.

- Cuidado con el lenguaje y el contenido, una vez que lo mandes, no podrás dar marcha atrás. Piénsatelo bien antes de enviar un “wpp bomba”, las cosas importantes es mejor hablarlas cara a cara.

- Respeta su tiempo y espacio si está con otras personas, si ha salido con sus amigos, está trabajando o haciendo alguna actividad sólo para él. No tiene que estar siempre demostrándote cuánto te quiere, y menos por wpp.

- Si quedas con alguien, muéstrale educación, atención y respeto dejando el móvil en tu bolso. Pasarte la velada mirando el wpp le dejará claro a tu acompañante lo poco que te interesa.

- Haz el esfuerzo de no estar siempre pendiente de WhatsApp. Por la noche, apágalo y desconecta.

Pero no todo son “contras” respecto a esta aplicación. Como dice Sylvia de Béjar, “si la utilizamos bien, puede ser la herramienta más divertida en la fase de conquista y para mantener la chispa en una relación estable”. “Mandarle una foto insinuante de una parte de tu cuerpo, de una prenda de lencería o un juguete erótico puede ser una forma divertida de mantener la llama, sobre todo si pasas poco tiempo con tu pareja”. “También es una forma estupenda de poder hablar en privado con tu pareja en cualquier lugar y momento sin que nadie escuche vuestra conversación”, apunta.