Flexisexual, coolidge, sexit…

Si estos términos te suenan a chino, estás pez en la cama. Aquí tienes las últimas actualizaciones del diccionario erótico. ¡Inspírate!

Lo más popular

¿A veces te sientes flexisexual? ¿Practicas el footjob? ¿Tienes un precop? Tranquila, si no tienes ni idea de lo que te estamos preguntando, aquí tienes un curso acelerado con lo último en terminología sexual. ¡Que lo disfrutes!

Bangover. ¿Alguna vez has sentido que te dolía todo el cuerpo e incluso tenías agujetas después de una larga noche de sexo? Entonces tuviste una bangover, es decir, una resaca de sexo. Igual que en el deporte, las agujetas se quitan volviendo a practicar…

Publicidad

Efecto coolidge. Es uno de los mayores causantes de la infidelidad, ya que se trata de la reactivación del deseo sexual que produce tener una nueva pareja. Y es que todo lo nuevo resulta inevitablemente excitante. Si te sientes aburrida o desmotivada con tu pareja y a menudo fantaseas con otros hombres, cuidado, estás pisando un terreno peligroso.

Flexisexual. Puedes aplicarte este término si eres una mujer heterosexual pero a veces tonteas con chicas. No tiene nada que ver con ser lesbiana ni bisexual, se trata simplemente de querer probar cosas nuevas y de ser flexible mentalmente. Puede incluso que se trate sólo de una fase de tu vida.

Lo más popular

Footjob. Se trata de estimular sexualmente a tu pareja dándole un masaje sólo con los pies. Puede ser un masaje en toda regla como preámbulo sexual o un juego, por ejemplo, por debajo de la mesa mientras cenáis. Es posible que la idea no te atraiga o, todo lo contrario, que te encuentres con una pareja fetichista de los pies y se convierta en tu mejor arma de seducción.

Pegging. ¿Te gusta dominar en las relaciones? ¿Incluso te gusta jugar a ser tú el hombre con todas las consecuencias? Entonces practicas pegging.

Precop. Es el nuevo término para hablar del “amigo con derecho” a roce de toda la vida. Si él también está de acuerdo y nadie quiere más, adelante. Pero cuidado, hay que dejar las cosas claras desde el principio para que nadie confunda intimidad con amor.

Sexdiet. Seguramente habrás oído más de una vez que practicar sexo puede considerarse una forma suave de hacer ejercicio y quemar calorías. Y efectivamente, durante el sexo, sobre todo si hablamos de sesiones largas, se acelera el corazón y se trabajan los músculos, lo que ayuda a quemar calorías. Nos parece el mejor complemento a tu plan de adelgazamiento.

Sexnology. ¿Eres aficionada a los vibradores y los juguetes sexuales? ¿Cuándo no tienes novio nunca te quedas sin sexo? Entonces dominas la sexnology, es decir, el uso de tecnología para conseguir placer. Psst. Esta opción también incluye el cyber sex o sexo virtual.

Sexetariano. Es una práctica un poco radical, ya que se trata de la determinación de algunos vegetarianos de practicar sexo solamente con personas que también lo sean. Efectivamente, no comer alimentos de origen animal te hará estar más sana y tener más energía en la cama, pero es una opción que te limitará mucho.

Sexit. Se trata de una escapada urgente e imprevista para tener sexo, también rápido, con tu pareja o amante. En el coche, en un hotel, en su casa o donde sea.

Shagbag. Es esa bolsa que preparas cuando te quedas a dormir en su casa. En ella no pueden faltar ropa, ropa interior, cepillo de dientes, crema, chicles, preservativos y todo lo que puedas necesitar. Pero ojo, todo en versión mini, ni te vas de viaje ni a instalarte en su casa.